Partido de los Trabajadores Socialistas

Buenos Aires
Sábado 25 de Marzo de 2017
16:37 hs.

La Verdad Obrera N° 501

CONTACTO laverdadobrera@pts.com.ar

LO CONFIRMÓ SABBATELLA

El 7D capaz que no pasa nada

15 Nov 2012   |   comentarios

El miércoles 14 Martín Sabbatella dio una conferencia de prensa, en la que anunció los pasos que seguirá la AFSCA a partir del 7 de diciembre en el marco de la disputa del gobierno con el Grupo Clarín. Como parte de la estrategia para obligar a Noble y Magnetto a perder su posición dominante en el mercado audiovisual, el funcionario informó cómo se va actuar “de oficio” con aquellos que no hayan presentado su plan de adecuación antes del 7D.

Primero, apertura de un listado de “oferentes” (empresarios que se anotarán para quedarse con los medios que les sobran a otros empresarios). Segundo, tasación de licencias y bienes (colocación de precios de mercado a los inmuebles, los “recursos humanos”, las instalaciones y hasta los vehículos de las empresas a licitar). Tercero, selección por parte del AFSCA de aquellas licencias que van a ser sometidas a licitación. Cuarto, licitación. Quinto, traspaso de esos medios a los nuevos dueños. Sexto, depósito del dinero obtenido de la licitación en la cuenta bancaria del grupo sometido a la “adecuación”.

Todo el proceso, según el ex intendente de Morón, llevará cien días hábiles. Es decir que, si llegara a concretarse el plan oficial, quienes esperaban brindar por el “fin de la cadena del desánimo” el 7D deberán esperar, por lo menos, hasta principios de mayo del año que viene. Eso, claro, si se concreta el plan oficial. Pero… ¿y si no se concreta?

Más dudas que certezas

La única duda despejada por Sabbatella en la conferencia de prensa respecto al 7D es aquella que tenían algunos respecto de posibles intervenciones oficiales, uso de la fuerza pública mediante, sobre las oficinas de Cablevisión y otros medios de Clarín. Durante el tiempo que dure el proceso, dijo Sabbatella, los medios en cuestión seguirán en manos de sus actuales dueños, sin intervención de la AFSCA ni ninguna otra dependencia estatal. Es decir que por varios meses, por lo menos, nada cambiará en el mapa de medios de Argentina.
Respecto a todo lo demás, el gobierno pretende convencer(se) de que tiene todo controlado, pero muchos son los interrogantes abiertos.

Por un lado, Sabbatella respondió con un “confiamos en que eso no va a pasar” cuando se le preguntó qué haría el gobierno en caso de que no se presenten candidatos para licitar las frecuencias. Una de dos: o Sabbatella ya sabe quiénes son los “oferentes” que se van a anotar para un hipotético desguace de Clarín, o se tiene una fe bárbara. Hace algunos meses la AFSCA debió cancelar un concurso de nuevas licencias de TV porque, justamente, no se habían presentado oferentes. Con ese antecedente fresco, la confianza oficial en que “eso no va a pasar” después del 7D es, cuanto menos, sospechosa. Frente a la pregunta insistente de varios periodistas sobre qué “plan B” tiene el gobierno si no llega a haber candidatos, Sabbatella finalmente dejó entrever la posibilidad de alguna “adjudicación directa”…

Por otro lado, lejos de esperar sentado que el gobierno actúe de oficio, Clarín (y quizás otros grupos excedidos de licencias) posiblemente presente nuevas medidas cautelares y recursos de amparo frente a cada uno de los pasos anunciados por Sabbatella. Si con una sola medida cautelar estuvieron tres años, ¿qué se puede esperar si Clarín presenta tantas medidas cautelares como tasaciones se hagan de sus bienes e irregularidades aparezcan en el listado de oferentes y en los procesos de licitación? “Seremos respetuosos de todos los fallos judiciales que se nos presenten”, afirmó Sabbatella, reconociendo que se avecina una nueva lotería judicial con tiempos incalculables.

Y por si todo esto fuera poco, el titular de la AFSCA afirmó que todo el proceso será encarado con el objetivo de lesionar lo menos posible los intereses económicos de los grupos sobre los que se actúe de oficio. La AFSCA optará por ofertar las licencias de menor valor, “para no causarle un perjuicio económico al titular” de ese grupo, dijo Sabbatella. ¿Música para los oídos de Clarín?

Per saltum

El mismo miércoles, mientras Sabbatella presentaba su plan de cara al 7D, en el Congreso el oficialismo lograba convertir en ley la reglamentación del per saltum, un recurso por el cual se puede pedir que la Corte Suprema falle sobre un asunto determinado saltando las dos instancias previas de todo proceso judicial ordinario. El gobierno logró a través de sus legisladores un instrumento legal con el cual presionar a la Corte para que diga de una vez por todas si Clarín tiene razón o no al pedir que se declaren inconstitucionales dos artículos de la Ley de Medios, justamente aquellos que lo obligarían a desprenderse de licencias debilitando su dominio en el esquema mediático. Lo que resta saber es si los jueces de la Corte aceptan esa presión oficial. La misma ley aprobada este miércoles dice que la Corte puede rechazar el pedido de per saltum si así lo considera. A juzgar por las simpatías de “los supremos” con los bandos en disputa (algunos con el gobierno y otros con Clarín), las posibilidades de éxito para el kirchnerismo en este punto también son inciertas.

Con la conferencia de prensa de Sabbatella y la ley del per saltum el gobierno intentó esta semana contrarrestar los efectos del cacerolazo de las clases medias y altas del 8N. Sin embargo, en los hechos, hasta ahora el kirchnerismo tiene poco y nada para ofrecerle a sus simpatizantes en una de sus políticas más “jugadas”.

La tarde del mismo miércoles las huestes de Noble y Magnetto salieron con un comunicado titulado “El Grupo Clarín está a derecho y el Gobierno amenaza con avanzar de hecho”, envalentonadas porque cada vez queda más en evidencia la apuesta del kirchnerismo por fortalecer a una serie de grupos empresarios aliados como Telefónica, Direct TV, Szpolsky, Telecentro, Cristóbal López, Vila Manzano y Moneta, entre otros.

En definitiva, con cada nuevo paso que da, el gobierno deja más en claro que su pelea con Clarín nada tiene de “democratizante” ni persigue en modo alguno una verdadera “libertad de expresión”.

Temas Relacionados: Nacional , En los medios









moderación a priori

Este foro es moderado a priori: su contribución sólo aparecerá una vez validada por un/a administrador/a del sitio.

¿Quién es usted?
Conectarse
Su mensaje

Este formulario acepta atajos SPIP [->url] {{negrita}} {cursiva} <quote> <code> código HTML <q> <del> <ins>. Para separar párrafos, simplemente deje líneas vacías.

  • No hay comentarios a esta nota