Partido de los Trabajadores Socialistas

Buenos Aires
21 de agosto de 2019

La Verdad Obrera N° 518

CONTACTO laverdadobrera@pts.com.ar

No a la resolución 982 de recorte y censura al cine documental

18 Apr 2013   |   comentarios

La resolución 982 impuesta por la Presidenta del Incaa, Liliana Mazure, deja al desnudo la política oficial de censura y control ideológico de los contenidos audiovisuales. Por eso este miércoles a las 13hs, convocados por DOCA, los documentalistas manifestamos nuestro rechazo. Los realizadores de Contraimagen y TVPTS convocamos y denunciamos que la gestión "nacional y popular" del INCAA ataca la producción de documental independiente, mientras avala que el 70% de las pantallas del país estén dominadas por el cine norteamericano. De conjunto el actual Instituto de Cine es un espejo de la política oficial, donde los funcionarios kirchneristas digitan las resoluciones y manejan los fondos de forma antidemocrática, para garantizar que los subsidios millonarios sean para las empresas productoras y los amigos de siempre. Con la imposición de la resolución 982 para el cine documental se destruye el único espacio que funciona de una manera diferente.

La nueva reglamentación:

> RECORTA: porque limita la cantidad de proyectos documentales digitales a ser evaluados.

> CONTROLA: porque dictamina que los integrantes de los comités de selección, antes elegidos en forma democrática por cada asociación de documentalistas, serán ahora elegidos “desde arriba” por la gestión del Instituto.

> CENSURA: ya que establece requisitos de admisibilidad y crea el "Comité de Visualización", con facultades de revisión y censura de los filmes realizados. Si la película no conforma al "Comité" se debe devolver el subsidio.

Por eso las seis asociaciones de directores de todo el país expresaron su rechazo, y por eso también es importante no retroceder ante este atropello. Llamamos a que toda la comunidad apoye nuestro NO. ¡Que se derogue la resolución 982 YA!

La producción de Documental Digital por la “5ta. vía” de financiamiento cuyos mecanismos de funcionamiento están siendo disueltos y transformados con la Res.982, representa menos del 5% del presupuesto y es reivindicada en el sector por su funcionamiento transparente y democrático. Ya es una vía de “bajo presupuesto” y se venía reclamando justamente su actualización. Por lo tanto esto demuestra que “el tope” a los proyectos presentados (y aprobados) no es un problema presupuestario. Los realizadores de Contraimagen y TVPTS consideramos que el objetivo más importante detrás de esta medida impuesta por la presidencia del INCAA, es el control de contenidos y la censura ideológica.

En muchas de las temáticas que abordan estas producciones se puede encontrar las razones de esta censura. Problemáticas sobre la megaminería, los pueblos originarios, experiencias de lucha de trabajadores, miradas de la historia desde un ángulo distinto del oficial, nuevas búsquedas artísticas y culturales.

Los miembros del colectivo Contraimagen y TVPTS, realizamos películas con una importante difusión como "Memoria para Reincidentes” sobre la lucha y la militancia obrera en los 70, "Esma, memorias de la resistencia" sobre la resistencia en los campos de concentración, y nos encontramos en rodaje de otras producciones, una de ellas sobre “los medios y la dictadura”. Pero desde hace 15 años realizamos producciones independientes para aportar a la lucha, la organización y la conciencia de clase de los trabajadores y el pueblo. La historia del cine documental da cuenta de que las películas se producen ahí donde son necesarias, con leyes a favor o leyes en contra, a pulmón y hasta clandestinas, el INCAA no va a frenar las películas necesarias.

Denunciamos que toda la estructura del INCAA es antidemocrática y organizada en función del interés del gobierno de turno que nombra a su presidente como un rey con todo el poder, una estructura puesta al servicio de considerar al cine un producto comercial y no un bien cultural.

Esta pelea recién empieza, es necesario lograr la completa democratización del INCAA y todas sus decisiones, que el mismo esté bajo control de los realizadores, sus asociaciones y los sindicatos de técnicos de la industria del cine y la TV; sólo de esa manera podemos lograr que la producción y la realización tengan mecanismos realmente democráticos y transparentes.

Temas Relacionados: Cultura









moderación a priori

Este foro es moderado a priori: su contribución sólo aparecerá una vez validada por un/a administrador/a del sitio.

¿Quién es usted?
Conectarse
Su mensaje

Este formulario acepta atajos SPIP [->url] {{negrita}} {cursiva} <quote> <code> código HTML <q> <del> <ins>. Para separar párrafos, simplemente deje líneas vacías.

  • No hay comentarios a esta nota