Partido de los Trabajadores Socialistas

Buenos Aires
20 de mayo de 2019

“No les importa la salud de los trabajadores”

17 Jul 2009   |   comentarios

Reproducimos extractos de un reportaje realizado en el Programa radial Pateando el Tablero a Carola Antonietti, Médica del Hospital Bouquet Roldán de Neuquén, delegada de ATE.

Hay sectores que frente a la pandemia de gripe A ven la situación como el caos, otros que la minimizan, ¿cuál es la situación real que estamos viviendo?

Para empezar, decir que estamos en una pandemia fase 6. ¿Qué sería esto? Que la transmisión del virus ya es de persona a persona en más de una región del planeta. Frente a eso tenemos hoy 123 países afectados. Alrededor de 91.633 casos en todo el mundo con 409 fallecidos. En Argentina tenemos según los datos del 5 de julio hay 2.485 casos confi rmados y 60 fallecidos. Aunque los datos ofi ciales que mejamos en nuestro país son tan poco creíbles como los índices del INDEC de Moreno. Se cree que los datos están subvaluados y que los muertos serían más.
Fijate que al mismo tiempo que el Ministro de Salud dice una cifra de casos sospechosos la Presidenta lo desmiente. En Neuquén los datos actualizados al día 6 de julio son los siguientes: se mandaron 284 muestras de casos sospechosos de los cuales 54 están confi rmados y de esos hubo 102 pacientes internados, 24 en unidad de terapia intensiva y un fallecido confi rmado y hay cuatro más en estudio. Igualmente se estima que estos números también están subvaluados, tanto los infectados como los muertos serían muchos mas.

Pero por lo que me preguntabas antes, desde nuestro punto de vista tanto la paranoia como la desestimación de la epidemia están mal. Tenemos que partir de reconocer la existencia de esta pandemia de gripe A, para ver cómo actuar frente a esto.

¿Cómo es la situación frente a la gran afluencia de personas a las distintas guardias de los hospitales públicos, clínicas privadas, salas de salud?

Desde hace 20 días mas o menos lo que se empezó a notar en todos los centros de salud, porque esto no está pasando solo en los hospitales, es que aumentoóla afl uencia de pacientes. Para dar un ejemplo, en un día normal de guardia se ven un total de pacientes de aproximadamente 150 a 200. Actualmente estamos viendo alrededor de 450-470 pacientes por guardia, además de tener todos los sectores de internación llenos sin ninguna cama libre. Al ser esto tan cambiante y a veces la publicidad no llega y se siente que no hay demasiada claridad en lo que está pasando, entonces se genera miedo y frente al miedo la gente viene a la consulta. Además, hay que tener en cuenta que, los mismos trabajadores que hace un par de semanas atrás estábamos denunciando el vaciamiento del sistema público, la falta de insumos, la falta de personal, denunciando la cantidad de compañeros terciarizados que tenemos, esos mismos trabajadores somos los que hoy estamos enfrentando esta epidemia y dando respuesta a esto. Entonces desde ya se genera una sobrecarga laboral. Le estamos haciendo frente a la epidemia con la buena voluntad de todos los trabajadores de los hospitales y centros de salud, en un sistema de salud totalmente deteriorado ya que nunca obtuvimos respuesta a nuestros reclamos en defensa de la salud pública.

¿Qué opinás de las medidas que han tomado el gobierno nacional y los provinciales, como aquí en Neuquén, suspender las clases? ¿Es suficiente?

Que se hayan suspendido las clases a los alumnos, como medida en sí misma esta bien, porque desde el punto de vista infectológico vos evitás que una determinada cantidad de gente comparta un ambiente por cuatro horas, tosa, estornude y anden tocando elementos probablemente contaminados
como mesas, sillas, por lo tanto disminuís la posibilidad de transmisión de la infección .Ahora, la pregunta es por qué esperaron hasta el 29 de junio para tomar esta medida? Por qué se hicieron las elecciones nacionales el día 28 cuando ya la OMS había recomendado que se suspendan? Si nosotros queremos hablar de una emergencia sanitaria, debemos decir que una verdadera emergencia sanitaria, empieza por suspender, por ejemplo, el trabajo en las grandes concentraciones fabriles, pero desde ya que los patrones se hagan cargo de pagarle el salario integro a los trabajadores, que esto no vaya de la mano de posibles despidos, de suspensiones o de rebaja salarial. Así también como suspender el trabajo en las distintas reparticiones estatales. Por ejemplo con el transporte, lo que se podría hacer es mantener una guardia mínima dándole a los choferes todos los elementos de bioseguridad para que trabajen tranquilos, de esta manera la gente se podría movilizar manteniendo todas las precauciones necesarias. Si vamos a hablar de una emergencia sanitaria, si vamos a hablar de no propagar el virus, tenemos que hablar realmente de suspender todo aunque se tengan que tocar los intereses capitalistas.

¿Qué más se puede agregar?

Creo que los trabajadores tenemos cosas para decir en esta situación y tenemos que seguir organizados, aunque sea en ambientes abiertos. Lo que está demostrando esta epidemia es que tanto al Estado como a las clases dominantes la salud de los trabajadores y el pueblo no les interesa. Es más, las primeras infecciones con este virus se conocieron en un pueblo de México llamado La Gloria, donde la sed de ganancias capitalistas hace que por ejemplo la transnacional estadounidense Smithfi eld Foods Inc.- principal proveedora de carne de cerdo a los Mac Donalds- tenga miles y miles de chanchos en condiciones de hacinamiento y de higiene espantosas.

Por otro lado para controlar las infecciones de los cerdos vacunan a las hembras permanentemente generando distintas mutaciones de virus. El pueblo esta inundado de malos olores y los trabajadores en riego permanente de contraer la infección ya que la misma se traslada en sus ropas, sus zapatos, etc. Esta situación ya había sido denunciada por distintas organizaciones no gubernamentales incluso alertando de la posible epidemia por venir. Desde ya el gobierno mexicano hizo oídos sordos a esto en un claro gesto a favor de los empresarios. Qué distinto sería si hubiese en Argentina
y en el mundo fabricación estatal de los medicamentos controlados por los propios trabajadores para que produzca entre otras cosas el oseltamivir. No estaríamos hablando ahora de que el osoltamivir (tamifl u) se vende a 150 o 200 pesos o 48 dólares en el extranjero y que gracias a esta epidemia laboratorios Roche logró aumentar sus acciones un 6% en la bolsa. Esto lo que va a generar es que los ricos puedan tomar el antiviral cuando quieran y los trabajadores y sectores populares deban concurrir al sistema de salud público para que se lo indiquen. Justamente los sectores mas vulnerables de la población, los que más posibilidades tienen de enfermarse ya que la mayoría vive en condiciones de hacinamiento, con estufas a leña, sin agua y sin posibilidades de comprar el “codiciado” alcohol gel.

Hoy más que nunca tenemos que continuar la lucha en defensa de la salud pública, por aumento de presupuesto, exigir los insumos necesarios para esta situación, pelear por el pase a planta de nuestros compañeros que están terciarizados y por más nombramientos para los hospitales tanto de profesionales como de no profesionales. Las clínicas privadas deben atender cualquier paciente tenga o no obra social brindándole la mejor atención.
Y por último quería compartir las cifras de la salud capitalista. Estos números fueron publicados en un boletín de la Agrupación Pan y Rosas. Hoy estamos con la gripe A y hay epidemia, pero tampoco tenemos que olvidarnos que esto existe y que es producto de este sistema. De malaria 250 millones se enferman y 1 millón mueren; de paludismo 1 de cada 5 niños infectados muere; de fiebre amarilla 200 mil casos por año; de tuberculosis 8 millones se enferman por año; 9 millones de personas están enfermos de Chagas; en accidentes o enfermedades de trabajo mueren 2 millones por año y cada día un millón de trabajadores sufre accidentes; por hambre hay 862 millones de personas que sufren hambre y 100 mueren por año; en África el 60% de las infectadas por HIV son mujeres; 14 millones de adolescentes se convierten en madres cada año; 1.600 mujeres y más de 10 mil recién nacidos mueren cada día por complicaciones prevenibles del embarazo y del parto.

Hay que acordarse de la gripe A, tomar todas las medidas necesarias para no contagiarse la gripe y para que no se siga propagando, pero también hay que saber que esto pasa y hay que organizarse para enfrentarlo también.

Temas Relacionados: Neuquén









moderación a priori

Este foro es moderado a priori: su contribución sólo aparecerá una vez validada por un/a administrador/a del sitio.

¿Quién es usted?
Conectarse
Su mensaje

Este formulario acepta atajos SPIP [->url] {{negrita}} {cursiva} <quote> <code> código HTML <q> <del> <ins>. Para separar párrafos, simplemente deje líneas vacías.

  • No hay comentarios a esta nota