Partido de los Trabajadores Socialistas

Buenos Aires
22 de mayo de 2019

NACIONAL

Se abre una crisis política nacional

17 Jul 2009   |   comentarios

Entrevista a Christian Castillo.

¿Qué análisis se puede hacer de la realidad luego de las elecciones?

El dato sobresaliente obviamente es la derrota de Kirchner en la provincia de Buenos Aires, lo cual deja un escenario político enormemente fragmentado y de hecho abre una crisis política a nivel nacional, en un momento que lo podríamos definir como un “ya no más” del kirchnerismo y el “todavía no” de su reemplazo por parte de la burguesía y una alternativa de poder clara que le permita a la clase dominante establecer su gobernabilidad. Esto tiene que ver con el hecho de que aún quienes ganaron las elecciones, lo hicieron por poco margen o triunfaron en un lugar y perdieron en otro, lo cual hace que esta crisis del bloque político que vino gobernando en el último período no tiene todavía un reemplazo claro.

Vos fijate que aún De Narváez que gana en provincia de Buenos Aires y la Unión Pro que tiene una victoria resonante en ese terreno, en el caso de capital Michetti pierde siete puntos respecto de la elección que había hecho Mauricio Macri en la primera vuelta como candidato a Jefe de Gobierno, ni hablar de la segunda vuelta que sacó 60%. Y además que Unión Pro no tiene envergadura nacional. Y la fuerza burguesa que tiene peso nacional, la alianza del Acuerdo Cívico y Social entre los radicales y la Coalición Cívica, hizo una elección muy pobre en la Ciudad de Buenos Aires y bastante mediocre en la provincia de Buenos Aires.
En Córdoba gana Juez por poco, y sólo existe localmente. En Santa Fe gana Reutemann, que podría pensarse como el recambio dentro del peronismo en un bloque de lo que podríamos llamar el peronismo sojero, pero su aliado Schiaretti en Córdoba sale tercero siendo el gobernador, y en Entre Ríos Busti, la tercera pata del llamado Peronismo Federal, pierde sorpresivamente con los radicales.

Tenemos una situación en donde nadie perdió lo suficiente como para tener que ceder frente a las imposiciones de los otros y nadie está lo suficientemente fortalecido para imponer sus aspiraciones de poder o su punto de vista de hacia dónde tiene que ir la economía, la política. Hay una situación de incertidumbre política que creo que es el gran resultado de esta elección.

¿Cómo queda parada la burocracia sindical, teniendo en cuenta que jugaron un fuerte rol a favor de Kirchner?

Evidentemente Moyano queda debilitado y va a tener el costo de haberse jugado tan fuertemente por el kirchnerismo. Lo que pasa es que quienes lo empiezan a atacar a Moyano, los otros sectores de la burocracia, son sectores también que están muy quemados, que son los gordos, Barrionuevo, o sea no hay tampoco claramente un recambio a Moyano que tenga algún prestigio de masas. Esa gente son todos lo que hicieron lo de los ’90, las políticas neoliberales y no es que el voto general, si uno lo piensa, fue un voto reaccionario en toda la línea a nivel nacional. Es cierto, se fortaleció una opción de derecha como fue el Pro en provincia de Buenos Aires, pero en capital surge como fenómeno político Pino Solanas que aparece como una crítica por izquierda al gobierno.

Entonces a los sectores que largan la ofensiva sobre Moyano, los Cavalieri, los Barrionuevo como decíamos, no es que les va a ser tan fácil decir “ahora a nosotros todos los trabajadores nos aclaman y quieren que volvamos a dirigir la CGT”. Hay una relación de fuerzas muy compleja, no definida y que lo que es importante para decir es que esto abre la posibilidad de que si los trabajadores salen a luchar haya menos mediaciones o que la burocracia esté en menos condiciones para frenar las luchas de los trabajadores. Esto es lo relevante que abre la crisis de la burocracia mas allá de los realineamientos que se están dando y también los realineamientos en el peronismo. Esto va a decir mucho de las circunstancias con las cuales se van a tener que enfrentar los trabajadores porque no podemos olvidar que esta situación de incertidumbre política se da en el medio de una crisis capitalista internacional de gran envergadura en donde la clase gobernante quiere gobernabilidad para descargar la crisis sobre los hombros de la clase trabajadora y la ausencia de esto implica que cada uno se corta planteando su propio interés o su lectura de la situación.

Vos mencionaste a Pino Solanas, ¿Qué expresa esta importante elección que llevó adelante Pino Solanas en Capital?

Bueno, Pino Solanas fue la vedette de la elección de capital, tuvo una presencia abrumadora en los medios de comunicación a partir de las invitaciones permanentes de los programas políticos y logró expresar un espacio político ni kirchnerista ni macrista, o mejor dicho no kirchnerista y antimacrista que tenía que ver con el estado de ánimo de un sector de los votantes de la capital, donde aglutinó casi todo el voto de la centro izquierda, la izquierda y también gente que venía del mismo macrismo que terminó votando a Pino Solanas. Ahora lo que hay que tener en cuenta es que el voto de Pino Solanas es un voto como en su momento tuvo el Frente Grande y en cierto sentido también cuando fue el fenómeno de Zamora, o sea un voto que no expresa un crecimiento, un proyecto de militancia orgánica sino fundamentalmente la influencia que ha tenido una figura que se transformó en un enorme referente mediático. Lo que los medios han mencionado mucho menos e incluso lo han subestimado, la propia conferencia de Cristina Fernández cuando dio todos los números nacionales de la elección ni hizo referencia, fue que la izquierda sumada, lo que Clarín ha llamado la izquierda dura, obtiene mas de 500 mil votos. Para ser mas precisos 520 mil votos si sumamos los 220 mil obtenidos por el PO, los 180 mil por el Frente de Izquierda y las listas del PTS a nivel nacional y los 120 mil que tuvo el MST, que fue la única corriente que retrocede debido a su apoyo a las patronales agrarias y a la centroizquierda. Esto es muy relevante porque en todos los medios se ha tratado de minimizar la elección que ha hecho la izquierda y yo creo que es una elección bastante meritoria teniendo en cuenta que prácticamente ninguno de los principales referentes de las listas de izquierda fue invitado a los programas políticos más importantes, que estuvimos frente a campañas millonarias y pese a eso se obtuvieron resultados relativamente importantes que muestran la existencia de una franja de la clase trabajadora y de la juventud que está dispuesta a apoyar candidatos que hemos planteado con claridad que la crisis la paguen los capitalistas y no los trabajadores, habiendo enormes alternativas de centroizquierda.

Hubo una elección muy importante en provincia de Buenos Aires, donde el Frente de Izquierda obtuvo aproximadamente 110 mil votos, en Córdoba hizo una gran elección el Frente, siendo la quinta fuerza con casi 40 mil votos, igual que en Buenos Aires.

¿Cómo queda el escenario en el país luego de estas elecciones?

Creo que es muy importante este apoyo que mencionaba antes que obtuvieron las listas de izquierda a nivel nacional, y bueno ahí en Neuquén también entre las listas del PTS y el PO, si uno lo suma, es una elección bastante importante porque es un porcentaje que muestra una franja que está por votar candidatos anticapitalistas. Yo creo que el peso de esos votos hay que ponerlos al servicio de una construcción orgánica en la clase trabajadora. Desde el PTS vamos a llamar a los compañeros que formaron parte con nosotros del Frente de Izquierda, al MAS y a Izquierda Socialista y también a los compañeros del Partido Obrero, a redoblar la lucha por poner en pie un gran partido de la clase obrera. Creemos que esa es la tarea que tenemos planteada por delante. Tenemos que aprovechar esta crisis del kirchnerismo para dar un salto en la construcción de un partido de la clase trabajadora. No sólo desde la izquierda actual, sino también planteando a los compañeros antiburocráticos de los sindicatos que den un paso adelante y se pongan en el centro de la lucha política.

Acá nadie puede mirar para otro lado cuando se está reconstituyendo el sistema político, y un compañero antiburocrático que no se plantee el problema político está mirando para otro lado y eso no puede ser.
Hay una necesidad imperiosa para los trabajadores de construir su propia herramienta política, su propio partido y del PTS vamos a poner todo nuestro empeño y nuestras fuerzas al servicio de esta tarea, para tener un instrumento político a la altura de los desafíos que nos plantea la lucha de clases.

Temas Relacionados: Neuquén









moderación a priori

Este foro es moderado a priori: su contribución sólo aparecerá una vez validada por un/a administrador/a del sitio.

¿Quién es usted?
Conectarse
Su mensaje

Este formulario acepta atajos SPIP [->url] {{negrita}} {cursiva} <quote> <code> código HTML <q> <del> <ins>. Para separar párrafos, simplemente deje líneas vacías.

  • No hay comentarios a esta nota