Partido de los Trabajadores Socialistas

Buenos Aires
17 de febrero de 2019

La Verdad Obrera N° 589

CONTACTO laverdadobrera@pts.com.ar

Somos miles de Lucianos

23 Oct 2014   |   comentarios

Después de 5 años, el viernes 17 se conoció la aparición del cuerpo de Luciano Arruga.

La realidad que vivió Luciano de hostigamiento permanente de la policía, “apretándolo” para que robe para ellos y ante su negativa asesinándolo, es la de miles de pibes en el municipio más grande del país, bastión del peronismo, cuna de Fernando Espinoza, posible gobernador de la provincia de Buenos Aires y uno de los grandes epicentros de la precarización laboral entre los jóvenes, los más afectados durante la década ganada que tanto glorificó el gobierno y que tan poco significó para quienes trabajan en condiciones insalubres y de inestabilidad laboral, convirtiéndose en autómatas con la finalidad de cumplir la producción del día, terminando con lumbalgias, hernias de disco y distintas dolencias que los convierten en personas de mediana edad antes de haber cumplido los 30 años.
Espinoza, mientras se regodea hablando de la UNLaM, la universidad en donde la mayoría de los egresados son la primera generación de profesionales en su familia, omite deliberadamente hablar de los malabares que debemos realizar la mayoría de los alumnos para sostener nuestros estudios mediante el trabajo, sin contar a los que se quedan en el camino ante la imposibilidad de costearse el boleto de colectivo y sobre todo para aquellos cuyo título universitario es una gran utopía que se desvanece en el restrictivo curso de ingreso, que garantiza que solamente un ínfimo grupo de jóvenes pueda acceder a una educación universitaria.
Los jóvenes padecemos el trabajo en negro con sueldos que no llegan ni a la mitad de lo que cuesta hoy en día la canasta básica, mientras vemos como estudian en las escuelas nuestros hermanos, en las condiciones infraestructurales más precarias que ni siquiera garantizan las condiciones más básicas ante la falta de luz, gas, agua y caminos que resultan intransitables para llegar a los colegios.
Somos los jóvenes que vivimos asediados por las distintas policías estrellas del municipio: la Bonaerense, la Bonaerense 2, la Gendarmería nacional y el comando de patrullas comunitarias. Para no hablar de los futuros egresados de la escuelita de policías de la UNLaM, que violan toda autonomía universitaria mediante los negociados del rector Martínez con el municipio. Somos aquellos a los que la cana nos detiene solamente por portación de cara, por nuestra manera de vestirnos, por nuestra forma de divertirnos con nuestros amigos.
En La Matanza, hoy somos todo eso. Pero depende únicamente de nosotros mismos, de nuestra organización, de plantarnos junto a los trabajadores, como los de Lear y Donnelley y gritar que los jóvenes somos mucho más que eso.
Se necesita miles de jóvenes en las calles para enfrentar la criminalización de la juventud. Tenemos que comenzar por organizarnos para exigir juicio y castigo para los asesinos de Luciano.

Temas Relacionados: Libertades Democráticas , Luciano Arruga









moderación a priori

Este foro es moderado a priori: su contribución sólo aparecerá una vez validada por un/a administrador/a del sitio.

¿Quién es usted?
Conectarse
Su mensaje

Este formulario acepta atajos SPIP [->url] {{negrita}} {cursiva} <quote> <code> código HTML <q> <del> <ins>. Para separar párrafos, simplemente deje líneas vacías.

  • No hay comentarios a esta nota