Partido de los Trabajadores Socialistas

Buenos Aires
22 de mayo de 2019

La Verdad Obrera N° 461

CONTACTO laverdadobrera@pts.com.ar

LOS CASOS DE REPRESIÓN, TORTURA Y VIOLACIÓN

Trelew-Chubut: no es un policía, es toda la institución

02 Feb 2012 | por Ivan – Juventud PTS - Chubut   |   comentarios

Trelew es noticia por dos hechos que tiene como principales responsables al gobierno y sus fuerzas represivas. El primero fue la represión al Sindicato de Camioneros en la mañana del jueves 19 de enero, mientras estos se encontraban en la puerta de Camuzzi Gas del Sur, reclamando por el despido de 200 trabajadores. El motivo de los despidos es que la prestadora del servicio de gas no renovó el contrato que tenía con Correo Sur. Sin embargo, el día anterior la policía de la provincia protagonizó otro hecho espeluznante contra un pibe de 16 años al torturarlo y violarlo en plena comisaría. Lo que aparece por todo el stablishment político y gran parte de los medios de comunicación como una acción que se fue de los carriles, para el común de la población sin embargo se presenta, lamentablemente, como habitual. De ahí la indignación que se puede observar y las medidas que se vio obligado a tomar el gobierno primero echando al comisario Juan Carlos Contreras, (jefe de la unidad regional de Trelew y a cargo de la Comisaría Segunda, la misma que está implicada en ambos hechos), y luego al Jefe de la Policía Provincial Néstor Siri. Este hecho logró movilizar a más de medio millar de personas el pasado lunes 20 de enero por las calles de la ciudad, pidiendo justicia por este y otros hechos de violencia policial. Desde la Juventud del PTS hemos llevado desde el comienzo la solidaridad a esta familia y nos hemos puesto a disposición para acompañarla en la lucha por justicia, convocando por redes sociales a la marcha y siendo parte de de la misma, entre otras cosas.
Intentaremos en este informe, mediante declaraciones de las víctimas del accionar policial, recordando otros hechos y analizando el papel de esta fuerza en la provincia, demostrar que no existen casos aislados, si no más bien lo contrario: que “nuestra” policía no es distinta a la del resto del país y de las demás fuerzas represivas del estado, que su función primordial es velar por los intereses de los poderosos y que para ello se vale de toda metodología que esté a su alcance. En fin, quedará en claro que es la mayor mafia organizada del país.
Todo ello en plena “democracia”.

Hablan las víctimas

El caso del pibe torturado y vejado por la policía no sólo está conmoviendo a nuestra provincia, sino al país en general. Este chico de apenas 16 años obviamente vive en una barriada popular, en el barrio Presidente Perón, para ser más exactos. La madrugada del miércoles 17 de enero, mientras volvía de jugar al pool con su novia y un amigo, fue interceptado por policías que quisieron detenerlo sin motivo. Asustado, luego de escapar corriendo hacia su casa, que se encontraba en las proximidades del lugar, fue alcanzado en la misma por un policía, nos comenta Estela, su madre. Quien nos relata cómo sucedieron los hechos: “El chico abrió el portón, se metió adentro de casa, un policía lo persiguió, llegó hasta las rejas de la casa y ahí se quedó agarrado y el policía empezó a golpearlo para que se soltara. Eran 4 en total los del patrullero, más los refuerzos que llegaron. Ahí me lo llevaron detenido en el patrullero mientra lo golpeaban, porque nunca dejaron de golpearlo dentro del patrullero. Después ingresó a la comisaría sin que le pregunten los datos ni el nombre ni nada. Eso fue a las 7 de la mañana.” A los pocos minutos Estela se entera de lo sucedido y se dirige a la Comisaría Segunda, que se encuentra a pocas cuadras de su casa. Al llegar al lugar, nos dice que “la hicieron esperar un ratito en el hall de la comisaría que viniera el oficial, que supuestamente estaba ocupado. Nosotros mientras estuvimos ahí aproximadamente 20 minutos esperando podíamos ver que policías que estaban en el fondo de la comisaría venían a mirar. En eso aparece una persona que es cabo primero, que la identifico porque él se congregaba a la iglesia donde vamos nosotros. Y él se arrima y me dice hola, qué andás haciendo. Vengo a buscar a mi pibe, respondo. Y él fue, agarró el libro de la guardia a ver si estaba el nombre del pibe y se fue, y empezó a pasearse y se puso nervioso, como a transpirar.” Después nos cuenta que llegó la novia de su hijo a ver cómo estaba y que la policía la detuvo ni bien ingresó acusándola de estar ebria y drogada. Cuando se llevaron a la chica, nos dice que ““ahí ella –la novia del detenido- pudo divisar que los policías traían a mi hijo y lo tiraron al suelo, le empezaron a echar agua y lo seguían golpeando. La chica se puso nerviosa y les dijo dejen de pegarles porque yo a ustedes ya los tengo identificado a todos y los voy a denunciar. Dice que vino un policía que ella identifica como Castillo, que le dijo que se callara la boca porque sino la iban a llevar para el fondo y le iba a pasar lo mismo. Ahí la chica siguió insultando y ahí fue que dejaron de golpear a mi hijo. Pero se ve que todo el tiempo que yo estuve adentro de la comisaría el chico estaba golpeado y sufriendo las peores achurías y torturas que le hicieron.” Nos agrega que el pibe estuvo más de dos horas detenido y que cuando se lo entregaron “lo ví y me quise morir, estaba todo mojado, toda su ropa llena de sangre”. En la actualidad hay 11 policías acusados por torturas, 5 de ellos detenidos y acusados de vejación y demás causas. Como si esto fuera poco, a escasos días de sufrido este hecho un policía intentó atropellar con su moto a un testigo de la causa, al que se tuvo que llevar fuera de la provincia para preservar su integridad.
El día de la movilización por justicia se pudo conocer muchos casos que estaban tapados. Uno de ellos es el que involucra a un policía de la Comisaría Tercera, quien vestido de civil, pero con arma reglamentaria, disparó varias veces a dos hermanos que se encontraban en reunión familiar en el barrio Don Bosco, de Trelew. El motivo de tanta cizaña aparentemente fueron celos, a partir de que quien sería ex pareja del policía se encontraba en dicha reunión. Miriam, hermana de César y Marcelo, víctimas en este hecho, nos comenta que “fueron baleados por el oficial Mauro Andrés Aguilar. Nosotros el 9 de diciembre estábamos en una reunión familiar cuando se baja de un auto una persona armada y empieza a dispararle a mis dos hermanos. El llega y le apunta enseguida en la cabeza a mi hermano César, donde mi hermano Marcelo se mete a defenderlo y también lo hiere en los intestinos. Después forcejeamos donde le dispara en el estómago a mi hermano César. César estuvo 10 días en terapia intensiva, con respirador en estado muy grave. Y al otro lo operaron y estuvo en una habitación común. El milico estuvo internado hasta el 17 de diciembre porque se pegó un balazo en la mano, y cuando le dieron el alta lo detuvieron. Ahora se encuentra detenido, pero con posibilidad de cumplir el arresto en su domicilio. Está acusado de tentativa de homicidio. Nos gustaría que se tome en cuenta que él es efectivo de la policía, pero el juez dice que no lo tiene en cuenta cuando él entró a mi casa con el arma reglamentaria.” Obviamente si recibe arresto domiciliario recibirá custodia de la policía, sus compañeros de trabajo. Toda una “garantía” para las víctimas de este asesino en potencia y sus familiares.
Para demostrar que “nuestra” policía provincial no se toma descanso en cuanto a su accionar represivo, tenemos otro caso. Esta vez el de Carlos Adam Manquillán, quien fuera baleado el 8 de diciembre pasado, sí un día antes del caso anteriormente citado, por efectivos de la policía de Puerto Madryn cuando se disponía a ingresar a dicha localidad. Rosa, su pareja, nos cuenta que “fue baleado en la ciudad de Puerto Madryn y desde entonces está en terapia intermedia en estado vegetativo profundo. El estaba yendo a Madryn en un auto que no era de él y la policía lo intercepta a la entrada de la ciudad y ahí empieza la persecución que termina de esta manera en el hospital. La fiscal nunca me tomó la denuncia porque para ella yo no represento nada porque no estoy casada legalmente con él, pero tenemos 8 hijos, todos con el apellido de él y 30 años de concubinato. Yo lo que pido es que se investigue este caso y no quede impune”.
Además, en los últimos días también se dio a conocer otro caso de gatillo fácil, esta vez en Comodoro Rivadavia, cuya víctima se encontraría en coma.
Y no nos podemos olvidar el caso emblemático de Julián Antillanca, asesinado por la policía en Trelew en 2010.

La política burguesa y la policía: un combo de corrupción al servicio de los poderosos

Desde que se dieron a publicidad estos hechos mucho se ha machacado desde diferentes lugares, incluido el propio gobierno provincial, sobre la herencia maldita de la policía que dejaron los 8 años de Mario Das Neves en el poder. Si bien es imposible negar que durante estos años la represión, corrupción y chanchullos policiales se incrementaran exponencialmente, no menos cierto es que esta institución, como cualquiera que pertenezca al aparato represivo del estado, está viciada desde sus orígenes. Cómo pueden representantes de la UCR salir a vociferar contra esta policía, cuando en el último gobierno radical, al mando de José Luis Lizurume, desapareció en Comodoro el joven Iván Torres. Caso por el cual el estado provincial ya tiene una condena de la Corte Interamericana de Derechos Humanos. Durante el gobierno de Das Neves la represión a docentes, pueblos originarios y asentamientos de viviendas fue moneda corriente. Sin embargo, lo que no se dice es que tanto “nuestro” gobernador y vice gobernador, Martín Buzzi y Gustavo Mac Karthy respectivamente, fueron funcionarios en el primer gobierno e intendentes en el segundo. Ambos ejercieron responsabilidad en diversos actos de represión. Incluso el actual Ministro de Gobierno y Justicia Javier Touriñán fue durante más de 6 años jefe de la bancada justicialista en la Legislatura provincial y, por ende, el principal defensor de todos los actos de gobierno de Das Neves, incluidas las distintas represiones. Como vemos, entre la clase política provincial y las fuerzas policiales hay intereses en común. Lo cual nos lleva a la necesaria conclusión de la impotencia de las medidas que está llevando el actual gobierno en su intento de “limpiar” la herencia dasnevista de esta fuerza.
Al mejor estilo K el gobierno provincial salió a plantear públicamente la necesidad de democratizar y profesionalizar las fuerzas provinciales con cursitos de derechos humanos y mejor capacitación, incluso elevar salarios. Todas medidas con las que intentan represtigiar este podrido aparato represivo que además de torturar y asesinar, está involucrado en los casos más rimbombantes de crimen organizado, como asaltos a cajeros automáticos a lo largo y ancho de la provincia por efectivos de elite de la fuerza. Nuestra provincia cuenta con una costa de cientos de kilómetros y puertos importantes, lugares propicios para el narcotráfico y la trata de personas, en especial de mujeres para la prostitución. Todo ello no se puede llevar a cabo sin la complicidad de policías, jueces y funcionarios políticos. A ello agreguemos el millonario negocio clandestino del tráfico de pescado, negocio que necesariamente debe contar con la complicidad de altos funcionarios y obviamente de la policía provincial y fuerzas policiales nacionales. Como vemos no sólo es la policía provincial, sino todo el aparato represivo, el que está involucrado en todos estos hechos.
Por eso, desde la el PTS y su Juventud apoyamos todo reclamo legítimo de las víctimas del accionar policial, a la vez que luchamos contra este sistema capitalista, donde los represores juegan su gran papel contra los trabajadores y el pueblo, mientras llenan sus bolsillos corruptos en aras de defender los intereses de los poderosos. De ahí que planteamos que al aparato represivo del estado no se lo puede limpiar por dentro, que eso es una gran utopía, y que de lo que se trata es de la disolución del mismo.

Temas Relacionados: Libertades Democráticas









moderación a priori

Este foro es moderado a priori: su contribución sólo aparecerá una vez validada por un/a administrador/a del sitio.

¿Quién es usted?
Conectarse
Su mensaje

Este formulario acepta atajos SPIP [->url] {{negrita}} {cursiva} <quote> <code> código HTML <q> <del> <ins>. Para separar párrafos, simplemente deje líneas vacías.

  • No hay comentarios a esta nota