logo PTS

Neuquén

A 32 años de La Noche de los Lápices

En la década del ´70 se desarrolló uno de los ascensos revolucionarios mas importantes de nuestra historia, en donde los trabajadores, estudiantes y el pueblo pobre, cansados de los padecimientos que caían sobre sus espaldas, ponían en jaque a un sistema donde los ricos son cada vez más ricos y los pobres son cada vez más pobres. Con sus ideales y su combatividad llevaron adelante importantes acciones, como lo fue el Cordobazo en el ´69 donde se vio la fuerza que pueden alcanzar obreros y estudiantes cuando se unen para llevar adelante la pelea por transformar esta sociedad.

PTS Neuquén

15 de septiembre 2008

En la década del ´70 se desarrolló uno de los ascensos revolucionarios mas importantes de nuestra historia, en donde los trabajadores, estudiantes y el pueblo pobre, cansados de los padecimientos que caían sobre sus espaldas, ponían en jaque a un sistema donde los ricos son cada vez más ricos y los pobres son cada vez más pobres. Con sus ideales y su combatividad llevaron adelante importantes acciones, como lo fue el Cordobazo en el ´69 donde se vio la fuerza que pueden alcanzar obreros y estudiantes cuando se unen para llevar adelante la pelea por transformar esta sociedad.

Las escuelas secundarias y las universidades no estuvieron ajenas a los procesos que se desarrollaban, desde muy jóvenes los estudiantes participaban activamente realizando diferentes acciones, como asambleas, pintadas, tomas, volanteadas en las fábricas, movilizaciones, etc.

Un gran ejemplo de lucha estudiantil fue la pelea que se dio en diciembre del ’75 en La Plata y otras ciudades, donde a partir del reclamo y la movilización de una gran cantidad de jóvenes se logró la rebaja de la tarifa del boleto estudiantil.

No fue solo un boleto…

En la noche del 16 de septiembre de 1976 en La Plata, las fuerzas armadas irrumpieron en las casas de varios estudiantes secundarios, llevándoselos secuestrados. Esto fue parte de un plan sistemático donde el objetivo era reprimir, desaparecer y matar a toda una generación que se planteaba un cambio revolucionario de la sociedad.

Aquella noche del 16 de septiembre hoy está transformada en una historia “infantil” con final trágico. Un ejemplo es la película “La noche de los lápices”, que una y otra vez pasan en gran parte de los colegios, que da la imagen de unos pibes “inocentes” que luchaban sólo por un boleto, que son secuestrados, torturados y asesinados, haciéndonos creer que fue un hecho aislado y que no estaba relacionado con la situación real de ese momento.
Nosotros queremos sacar a la luz que no fue solo un boleto y un día, sino que cuestionaban la realidad de conjunto y peleaban por cambiarla.

La impunidad de ayer, la impunidad de hoy

La vuelta a la “democracia” fue recibida por las leyes de obediencia debida y punto final del gobierno de Alfonsin, y sostenida en los gobiernos de Menen, De la Rua y Duhalde.

Esto dio paso a una nueva etapa de impunidad que termina de encubrir el genocidio de clase que se dio en Argentina. Después de la crisis del 19 y 20 de diciembre del 2001, en donde entre tantas cosas había un gran desprestigio de las instituciones, llega el gobierno de K con un discurso “Setentista” y de los “Derechos Humanos” haciendo unas pocas acciones como abrir las causas a unos pocos genocidas de la dictadura, logrando así la confianza de algunos organismos de derechos humanos.

Estos juicios son producto de la lucha contra con la impunidad de más de 32 años, pero sabemos que esto solo no alcanza. El aparato represivo sigue impune y son hechos concretos lo que lo demuestran. Jorge Julio López, testigo clave en la causa de Miguel Etchecolatz por genocidio, sigue aún, después de 2 años, desaparecido. La represión que sufren los trabajadores cuando intentan organizarse o salen a pelear por sus derechos como lo fue la lucha del Casino, Mafissa y Fate son un ejemplo de esto.

Desde el No Pasaran consideramos que aquella generación, con sus aciertos y sus errores, con sus distintos debates de estrategias, estaba convencida de las ideas que defendía y estaba dispuesta a dar la vida por ello. Por eso queremos sacar conclusiones de aquella generación que nos sirvan para el presente, y el futuro y no quedarnos en simples homenajes.
Consideramos que los jóvenes junto a los trabadores/as debemos organizarnos y tomar en nuestras manos la lucha revolucionaria por transformar esta sociedad que solo puede ofrecernos hambre y miseria. Y queremos que los asesinos de aquella generación “setentista” vayan a la cárcel.
Por eso este 16 de septiembre te invitamos a marchar junto al No Pasaran, para decir ¡Juicio y castigo a todos los genocidas! ¡Basta de impunidad!


Aquel hecho que se conoce como la Noche de los Lápices, fue una serie de secuestros ocurridos la noche del 16 de septiembre de 1976 y días posteriores y anteriores. Los secuestrados que todavía siguen desaparecidos son Claudio de Acha, Horacio Úngaro, María Claudia Falcone, Francisco López Muntaner, María Clara Ciocchini y Daniel Alberto Racero. Los secuestrados que sobrevivieron son Gustavo Calotti (secuestrado el 8 de septiembre del ’76), Pablo Díaz (secuestrado el 21 de septiembre del ’76), Patricia Miranda (secuestrada el 17 de septiembre de ’76) y Emilce Moler (secuestrada el 17 de septiembre del ’76).

Claudio de Acha, 17 años

Desaparecido la noche del 16 septiembre

Nació el 21 de Septiembre de 1958 en el barrio Los Plátanos, cerca de la ciudad de La Plata. Hijo de una familia de trabajadores combativos, y estudiante del Colegio Nacional, con 17 años al momento de su secuestro, Claudio militaba en la UES desde el ’74, tras la muerte del Gral. Perón.


Horacio Úngaro, 17 años

Desaparecido la noche del 16 de septiembre

Proveniente de Gonnet, y nacido en Mayo de 1959, también Horacio era un militante orgánico de la UES desde el año ’74. Decidido organizador político de su colegio, la escuela Normal N°3, junto con Daniel, Horacio fue desaparecido esa madrugada.

María Claudia Falcone, 16 años

Desaparecida la noche del 16 de septiembre

A sus 16 años recién cumplidos, Hija de un ex intendente peronista de la Plata, se sumó a la UES a poco de ingresar a Bellas Artes. Después del ’73 participo en tareas de apoyo escolar y de sanidad en barrios pobres de la Plata. En el ’75 participó activamente en la campaña en la campaña por el boleto estudiantil secundario (BES). Secuestrada 16.09.76 en la casa de su abuela paterna, fue vista en Arana y Pozo de Banfield.

Francisco López Muntaner, 16 años

Desaparecido la noche del 16 de septiembre de 1976

Hijo de un trabajador petrolero peronista preso durante el Plan Conintes, “Panchito” milito junto a Claudia en el Bellas Artes y también el UES. Ambos realizaban tareas voluntarias en los barrios más carenciados de La Plata.

María Clara Ciocchini, 18 años

Desaparecida la noche del 16 de septiembre

Nació en Bahía Blanca a comienzos del ’58. Allí colaboraba con un grupo de monjas tercermundistas en los barrios carenciados. Militante de la UES de Bahía Blanca, se mudó a La Plata a fines del ’75, debido a los crímenes de la triple A en la ciudad en esa ciudad. Adherentes del peronismo de izquierda, la estudiante de Bellas Artes fue secuestrada junto a Claudia aquella noche.

Daniel Alberto Racero, 18 años

Desaparecido la noche del 16 de septiembre

Estudiante de la escuela Normal N°3, fue secuestrado junto con su compañero y amigo Horacio durante la madrugada del 16.

Temas relacionados:

Juventud

/   

Neuquén

/   

Secundarios