logo PTS

JUVENTUD

SECUNDARIOS DE CAPITAL

A pesar del boicot de la UTE y La Cámpora… ¡Siguen las tomas, la lucha no terminó!

El jueves 4 fuimos más de 4.000 los que nos movilizamos, junto a terciarios en toma y el IUNA, del Ministerio de Educación Nacional al de Ciudad. En esta cuarta semana se mantuvieron más de 50 tomas y nuevos colegios se suman.

PTS

11 de octubre 2012

A pesar del boicot de la UTE y La Cámpora… ¡Siguen las tomas, la lucha no terminó!

El jueves 4 fuimos más de 4.000 los que nos movilizamos, junto a terciarios en toma y el IUNA, del Ministerio de Educación Nacional al de Ciudad. En esta cuarta semana se mantuvieron más de 50 tomas y nuevos colegios se suman.
 
El kirchnerismo y la vía judicial (para levantar las tomas)

La semana pasada sumaban más de 15 los mandatos de base que, como en la Técnica 32 o el Normal 10, exigían la suspensión de la reforma inconsulta a Bullrich, Sileoni y el Consejo Federal de Educación (CFE). Es que, como venimos planteando, el desastroso cambio en las currículas armado por el PRO (que empezó por los técnicos, pero seguirá en el resto de los colegios) se da para homologar los planes según un “marco normativo” nacional y es el CFE presidido por Sileoni el que puede prorrogar la exigencia de homologación.

En ese contexto es que la UTE, junto a distintos legisladores kirchneristas, gestionó audiencias con la jueza Liberatori. En esas audiencias la jueza nos “exhortó” a levantar las tomas y solicitó a Bullrich una respuesta. El ministro, gracias a nuestra lucha y no a ninguna audiencia, tuvo que asegurar que en el 2013 no se aplicaría la reforma en el Turno Noche y que no se restarían horas técnicas en el Ciclo Básico. A su vez, firmó la realización de 9 “jornadas” el año que viene para discutir sobre la base de “documentos del Ministerio de Educación” y de los planes “oportunamente acordados” en lo que va del año. Son jornadas truchas porque además no son resolutivas para las bases docentes y estudiantiles.

A pesar que tuvo que retroceder con aspectos de su plan original, no dieron respuesta a nuestro principal reclamo, que es la suspensión integral de la reforma para poder decidir y resolver (no discutir lo que ya está negociado). Tampoco hablaron de las escuelas en las que ya están implementadas las reformas piloto ni de las problemáticas del resto de las especialidades (como la doble titulación en las artísticas).
Sin embargo, el kirchnerismo, preocupado por que no se desarrolle una lucha que involucre a su gobierno, presentó los compromisos como “un triunfo”, embelleciendo y falsificando el acta de Bullrich. De esa manera se encargó de levantar las tomas de 8 colegios (al cierre de esta edición, volvían a tomarse 3 de ellos,incluido el Mariano Acosta).
 
Profundicemos un plan de lucha desde las bases para ganar

 Las maniobras del kirchnerismo desconcertaron a varios. Hasta el miércoles 3 muchos querían levantar la marcha del jueves, mientras que nuestra política de mantenerla se mostró como un acierto al ser la movilización más importante de todo el conflicto. Pero hubo mas. En medio de ataques macartistas contra la izquierda, quisieron desviar el curso de la marcha para que no se cruzara en la Plaza de Mayo con la concentración por la aparición con vida de Severo: nuevamente logramos desbaratar la maniobra.

Los compañeros de la OES, por ejemplo, cayeron una y otra vez en sus trampas, concentrando la atención en la Justicia. Pero cuando el martes 9 se acercaron al juzgado para solicitar una nueva audiencia, les respondieron que no eran “parte actuante”, que debían hablar con la UTE. A su vez, para no confrontar con quienes simpatizan con el Gobierno Nacional, desconocieron los más de 15 mandatos que exigían la suspensión de la reforma a Bullrich y una prórroga a Sileoni, y aprovecharon ser mayoría en una reunión minoritaria de la CEB el miércoles 10 para suspender una movilización que estaba planificada para el jueves 11. Esto debilita la lucha, ya que en una semana clave en la que se cumple un mes de tomas es un importante error levantar una medida que podía masificar la lucha.

Por nuestra parte, vamos a seguir apostando a la pelea en los colegios y en las calles. Lo que conquistamos fue gracias a confiar en nuestros métodos, pero la mayor conquista fue haber puesto en pie un movimiento que sacudió a los funcionarios en sus sillones. Un movimiento que no se puede conformar, y que tiene que ir por la suspensión integral de la reforma. Porque somos los docentes y estudiantes los que podemos resolver un plan de estudios en defensa de una escuela pública laica, gratuita y científica, al servicio de las necesidades del pueblo trabajador y no de las empresas.

Este viernes proponemos realizar una concentración masiva en el Ministerio de Educación de Ciudad que culmine con una asamblea de todos los colegios con mandatos de base y resolutiva, en la que definamos democráticamente cómo continuar el plan de lucha.

Temas relacionados: