logo PTS

INTERNACIONAL

CESE INMEDIATO DEL OPERATIVO "MARGEN PROTECTOR"

¡Basta de ataques de Israel contra el pueblo palestino!

El Estado de Israel continúa con su sangrienta ofensiva militar y sus cobardes masacres contra el pueblo palestino de la Franja de Gaza. El 16/7 asesinó salvajemente con un misil a un grupo de niños que jugaban a la pelota en una playa de Gaza. Otro indignante acto de la criminal operación “Margen Protector” que en apenas 9 días se cobró la vida de 213 palestinos, hirió a más de 1500 y destruyó cientos de viviendas, edificios públicos e infraestructura.

PTS

17 de julio 2014

¡Basta de ataques de Israel contra el pueblo palestino!

El Estado de Israel continúa con su sangrienta ofensiva militar y sus cobardes masacres contra el pueblo palestino de la Franja de Gaza. El 16/7 asesinó salvajemente con un misil a un grupo de niños que jugaban a la pelota en una playa de Gaza. Otro indignante acto de la criminal operación “Margen Protector” que en apenas 9 días se cobró la vida de 213 palestinos, hirió a más de 1500 y destruyó cientos de viviendas, edificios públicos e infraestructura.

El lunes 14/7 el gobierno sionista de Benjamín Netanyahu declaró un alto el fuego a partir de la “propuesta de tregua” que propuso la nueva “dictadura plebiscitada” que gobierna Egipto. La “propuesta” era inaceptable para los palestinos ya que en los hechos significaba su rendición incondicional. No solo porque se realizó sin consulta con el movimiento islamista HAMAS que gobierna la Franja, sino porque exigía un cese del fuego sin acceder a una sola de las demandas palestinas, como la liberación de miles de presos y el levantamiento del bloqueo total que impone Israel desde 2007.

Con la excusa de que HAMAS siguió disparando sus cohetes (de muy escasa eficacia), Israel levantó la tregua y se dispuso a un nuevo bombardeo a gran escala. El presidente Obama salió una vez más a reivindicar, con un cinismo escandaloso, “el derecho de Israel a defenderse”. EE.UU. es cómplice directo de la ofensiva militar en curso.

Tras el escándalo de la masacre en la playa de Gaza y un llamado de la ONU (que tras 9 días no ha tomado una sola medida efectiva para detener a Israel), el gobierno asesino de Netanyahu decretó una nueva “tregua”… de seis horas (!) para dejar pasar ayuda humanitaria (¡después de haber arrojado cientos de toneladas de bombas sobre la población indefensa!). La hipocresía de los sionistas no tiene límites, y su salvajismo tampoco. Por eso en todo el mundo reconocidos intelectuales, artistas y catedráticos, como el historiador israelí Ilan Pappe, están repudiando la sangrienta ofensiva de Israel. Por eso en todo el mundo estamos realizando actos y movilizaciones por el fin inmediato de los bombardeos y en solidaridad con las demandas palestinas.

Publicamos extractos de la Declaración de la Fracción Trotskista – Cuarta Internacional, organización internacional de la que forma parte el PTS, redactada el 14/7.


Declaracion de la Fraccion Trotskista Cuarta Internacional (extractos)

El ejército de Israel desató el 7 de Julio una enorme ofensiva contra el pueblo palestino de la Franja de Gaza, que durante los dos primeros días se tradujo en 400 ataques con misiles y en el lanzamiento de 400 toneladas de explosivos.
La amenaza de una incursión por tierra para “atacar infraestructuras terroristas” de Hamas, ha significado el éxodo masivo de decenas de miles de palestinos de las zonas fronterizas del norte de Gaza.

El ataque de Israel contra la población de la Franja de Gaza, donde viven 1.8 millones de personas, ha tenido como pretexto el secuestro y asesinato de 3 jóvenes israelíes atribuido por Israel a integrantes de Hamas, aunque ninguna organización ha reivindicado los hechos, tras el que también un grupo de extremistas israelíes (cuya autoría sí está confirmada) secuestró y asesinó a un adolescente palestino. Ambos acontecimientos son producto de la larga política de ocupación lanzada por Israel contra el pueblo palestino, que hoy argumenta hipócritamente que la ofensiva ha sido una respuesta “defensiva” contra el lanzamiento de misiles desde Gaza.

Las verdaderas motivaciones del ataque contra la Franja de Gaza

Esta escalada militar israelí se produce luego de que fracasara un nuevo intento formal de restablecer el llamado “proceso de paz”, al que Israel, con el aval de Estados Unidos y la Unión Europea, nunca estuvo dispuesto a retornar, alegando que su política no es negociar con “terroristas”.

En lo inmediato, esta ofensiva tiene entre sus objetivos debilitar cualitativamente la capacidad defensiva de Hamas y otras fracciones más radicalizadas de la resistencia palestina, y hacer fracasar el frágil gobierno de unidad nacional entre Al Fatah y Hamas.

Netanyahu sabe que cuenta también con el apoyo incondicional de Estados Unidos, que una vez más ha defendido en el Consejo de Seguridad de la ONU el supuesto “derecho a la defensa de Israel” frente al lanzamiento de cohetes desde Gaza, al mismo tiempo que hipócritamente dice estar “dispuesto a facilitar un cese de las hostilidades”, dándole oportunidad de continuar con sus ataques. Los imperialismos europeos por su parte, se limitaron vagamente a llamar a un alto al fuego, sumándose al coro de condenas “contra la violencia palestina” y legitimando los crímenes del estado sionista.

Un capítulo más de una larga ofensiva colonizadora

Este es un episodio más de una persistente política colonial de Israel, que actúa con métodos de terrorismo de estado, como los castigos colectivos y los bombardeos a la población civil.

Por esto decenas de miles de personas se han movilizado en todo el mundo a las embajadas israelíes para repudiar este nuevo ataque militar contra el pueblo palestino. Es necesario profundizar esta movilización contra la política criminal de Israel contra la Franja de Gaza, por romper el duro bloqueo que asfixia y mata de inanición al pueblo palestino y por rodear de la más amplia y fuerte solidaridad a los trabajadores, mujeres y jóvenes palestinos en su lucha de resistencia contra la opresión.

Una estrategia revolucionaria para la lucha de Palestina

Los revolucionarios defendemos el derecho democrático elemental del pueblo palestino a la autodeterminación nacional y a tener su propio estado, un derecho negado por el imperialismo y el estado de Israel.

Luchamos por el desmantelamiento de las bases del Estado de Israel como enclave pro imperialista y colonial y por un Estado único palestino en todo el territorio histórico, una Palestina obrera y socialista donde puedan convivir en paz árabes y judíos, como un eslabón de la revolución obrera en el Medio Oriente.