logo PTS

MOVIMIENTO OBRERO

Basta de despidos y atropellos del Servicio Médico

Desde que asumió Randazzo, en las empresas ferroviarias la persecución a trabajadores y trabajadoras está a la orden del día: cámaras, controles de alcoholemia (pipetas), etc. Quieren hacernos responsables del mal servicio y de masacres como la de Once.

9 de octubre 2014

Desde que asumió Randazzo, en las empresas ferroviarias la persecución a trabajadores y trabajadoras está a la orden del día: cámaras, controles de alcoholemia (pipetas), etc. Quieren hacernos responsables del mal servicio y de masacres como la de Once. El servicio médico de las empresas ferroviarias es una fábrica de arbitrariedades: nos dan el alta porque sí, sin respetar certificados de médicos particulares; si tenemos un problema físico que nos obliga a realizar tareas livianas -si lo reconocen- nos bajan de categoría y el sueldo.
En agosto fue despedido Jorge Trejo de la cuadrilla de Vía de Gutiérrez, por una falsa denuncia del “Doctor” Rodríguez (el traumatólogo de la empresa) quien le dio alta médica desconociendo recomendaciones de la ART de evitar trabajo pesado dado que el compañero sufre el desgaste de varios discos de su columna. Por cuestionar el alta, el médico maltrató a Trejo y encima lo acusó de haberlo golpeado, una mentira escandalosa avalada por la empresa y ante la cual los delegados Verdes de la UF se hicieron los distraídos, dejando correr este injusto despido.
No es un caso aislado: decenas de compañeros ya fueron despedidos y/o sancionados. A miembros de nuestra agrupación como Andrés Padellaro se lo intentó sancionar por defender a su compañera de estos abusos del servicio médico (pero la empresa tuvo que retroceder por un fallo judicial); Pablo Villalba, sufre desde hace meses una fisura en el tobillo, pero a pesar de los certificados y estudios clínicos que lo avalan, el “Doctor” Rodríguez se niega a reconocerlos.
Desde la Agrupación ferroviaria Naranja comenzamos una campaña contra estos abusos que ya logró gran repercusión: decenas de ferroviarios nos pasan su teléfono y piden hacer reuniones para discutir cómo frenarles la mano. Los delegados verdes juegan para los médicos de la empresa. Desde la Naranja llamamos a toda la oposición anti burocrática y a cada compañero y compañera que haya sufrido a estos médicos carniceros para organizarnos.

Temas relacionados: