logo PTS

LIBERTADES DEMOCRÁTICAS

¡Basta de discriminación a homosexuales, lesbianas y trans!

El 17 de Mayo es el Día Internacional de Lucha contra la Homolesbotransfobia porque, en 1990, la Organización Mundial de la Salud quitó la homosexualidad de la lista de enfermedades mentales. Éste fue el resultado de las denuncias del movimiento de lesbianas, gays, travestis, transexuales, bisexuales e intersex (LGTBI). Aun así, actualmente, son más de setenta los países donde ¡es ilegal no ser heterosexual!

PTS

15 de mayo 2014

¡Basta de discriminación a homosexuales, lesbianas y trans!

El 17 de Mayo es el Día Internacional de Lucha contra la Homolesbotransfobia porque, en 1990, la Organización Mundial de la Salud quitó la homosexualidad de la lista de enfermedades mentales. Éste fue el resultado de las denuncias del movimiento de lesbianas, gays, travestis, transexuales, bisexuales e intersex (LGTBI). Aun así, actualmente, son más de setenta los países donde ¡es ilegal no ser heterosexual!

Y en Argentina... ¿se discrimina?

Después que el movimiento LGTBI conquistara las leyes de matrimonio igualitario y de identidad de género, no acabaron los problemas que siempre padecimos quienes no somos heterosexuales y no encajamos en las “normas” sociales de los géneros masculino y femenino.

La precarización laboral no solo afecta a la juventud sino que es aún mayor para las y los jóvenes LGTBI. Las personas transexuales y travestis tienen un promedio de vida de 35 años, dado que en su mayoría han sido expulsadas de su familia, del mundo laboral, del sistema de salud y la prostitución termina siendo la única salida para su subsistencia, vulnerables al acoso sistemático de las fuerzas represivas del Estado.

Está muy en claro que la igualdad ante la ley no es la igualdad ante la vida. Mientras la Iglesia y el gobierno tensan su relación alrededor del documento de la Conferencia Episcopal, hacen la “vista gorda” sobre la verdadera situación que atravesamos. Juntos se muestran preocupados por la seguridad: el gobernador Scioli, bajo la complaciente vista de la oposición de derecha, acaba de incorporar cinco mil nuevos efectivos a la fuerza policial que hostiga y persigue a las personas LGTBI.

Los de arriba nos quieren divididos: ¡Acabemos con los prejuicios y la discriminación!

Las históricas luchas de la comunidad LGTBI, las leyes obtenidas y los medios de comunicación hicieron que la homosexualidad ya no sea un tabú como antes. En los hogares de las familias trabajadoras se ven telenovelas que narran amores homosexuales o se admira la belleza de mujeres trans.

Sin embargo, en las fábricas y las empresas, no sólo los patrones o la burocracia sindical nos discriminan. Muchas veces nos vemos obligados a ocultar nuestra verdadera identidad, y soportar los insultos de nuestros compañeros y compañeras de trabajo.

Los trabajadores y las trabajadoras que son concientes de que hay que luchar contra la explotación, también deben tomar en sus manos nuestra lucha contra el machismo y la homolesbotransfobia. Para reinar, la clase dominante nos quiere divididos. La Juventud del PTS, en cambio, sostiene que para conquistar nuestras reivindicaciones y la plena libertad sexual tenemos que impulsar un movimiento LGTBI independiente del gobierno y los partidos patronales. Esta lucha debe ser también de todo el pueblo trabajador, de los movimientos de mujeres y de todos aquellos sectores socialmente oprimidos, porque no puede liberarse de sus propias cadenas quien oprime a otros.

Prensa

Virginia Rom 113103-4422

Elizabeth Lallana 113674-7357

Marcela Soler115470-9292

Paola Balma116693-2837

Temas relacionados: