logo PTS

MOVIMIENTO OBRERO

Basta de patotas y persecución contra los trabajadores

El miércoles 29/10 una patota del SEP (Sindicato de Empleados Públicos) atacó brutalmente a trabajadores del Hospital Misericordia que rechazaban el miserable bono acordado por la conducción y el gobierno.

6 de noviembre 2014

El miércoles 29/10 una patota del SEP (Sindicato de Empleados Públicos) atacó brutalmente a trabajadores del Hospital Misericordia que rechazaban el miserable bono acordado por la conducción y el gobierno.

Hubo una importante cantidad de heridos, luego agredidos por la policía provincial, con un saldo de 4 detenidos durante casi una semana. La policía liberó la zona para que la patota actúe impunemente. No sorprende: el burócrata del SEP, Pihen, es socio político de De la Sota, y viene dejando pasar despidos, suspensiones y la caída del nivel de vida sin hacer más que caravanas que no le hacen ni cosquillas al gobierno.

El doble discurso de la patota

Por eso, fue repulsivo escuchar a Pihen comparar la protesta de los trabajadores de ATE con “un hecho similar al que en los `70 hacía la Triple A”. Esas palabras fueron refrendadas por distintos sectores de la burocracia provincial. La declaración cuenta con las firmas de Omar “patota y fraude” Dragún, Eduardo Brandolín (Sindicato Regional de Luz y Fuerza, acusado de intento de homicidio contra un opositor), Pablo Chacón (Comercio, garante de miles de trabajadores sin derechos sindicales) y Héctor Morcillo (Alimentación, recordado por permitir el despido de sectores opositores). Toda la burocracia sindical salió a atacar a quienes los denuncian y unió fuerzas para avalar el accionar de sus patotas.

ATE y una actitud completamente repudiable

La conducción de ATE, en lugar de defender a los trabajadores del Misericordia corrió a despegarse de los “violentos”, dejando correr el discurso del SEP. Una actitud repudiada ampliamente en la asamblea de delegados y de hospitales.

En esas mismas asambleas suena fuerte la exigencia de un paro provincial para repudiar el ataque, exigir que no le queden causas a los compañeros detenidos, pedir una recomposición salarial y terminar con las condiciones edilicias y de presupuesto precarias en muchos hospitales públicos.

Hay que ponerle un freno este ataque

Los trabajadores del Misericordia fueron liberados pero pueden ser imputados. El gobierno provincial decidió suspenderlos y amenaza pedir el fin de los fueros sindicales.

Es necesario ponerle un freno a este ataque. Desde la Agrupación Marrón de ATE impulsamos una campaña de solidaridad en todos los hospitales, exigiendo el desprocesamiento, el fin de la persecución, y el repudio a las patotas.

Libertad a María Inés Palacios

Como lo venimos haciendo hace meses, seguimos exigiendo la libertad de nuestra compañera María Inés Palacios, presa y acusada por un crimen sin ninguna prueba seria. La justicia acaba de confirmar la acusación y la prisión de María Inés hasta que se inicie el juicio. Ella es víctima de un sistema de salud completamente degradado por la política del gobierno provincial.

Temas relacionados: