logo PTS

DEBATE

UN DEBATE CON LA MELLA-COMPA

¿Con el paro camionero no, pero con el acto moyanista sí?

La Juventud Sindical de Facundo Moyano realizó un acto en el Luna Park donde procuró ubicarse como el ingrediente combativo del moyanismo. Entre legisladores de La Juan Domingo y burócratas sindicales, estaban Itaí Hagman, Ignacio Kostzer y Martín Ogando, referentes de La Mella-Juventud Rebelde y miembros de la COMPA.

Octavio Crivaro

6 de septiembre 2012

La Juventud Sindical de Facundo Moyano realizó un acto en el Luna Park donde procuró ubicarse como el ingrediente combativo del moyanismo. El evento fue parte del “plan de guerra” de Hugo Moyano, el orador principal. La simbología peronista fue la prueba de que el acto (y Moyano) se propone disputar las huestes pejotistas, habida cuenta del alineamiento de Moyano con Scioli. El discurso de Facundo, reivindicó la figura del primer desaparecido peronista, el obrero metalúrgico de la JP Felipe Vallese, secuestrado en 1962, como forma de oponerla a la vaga reivindicación de la militancia de los 70 de los K y evitar mencionar una década cara al pasado de su padre, que militó en la derechista CNU en Mar de Plata. Facundo también ensayó un discurso que une la “resistencia peronista” a la “resistencia noventista” de Hugo, diciendo que “a mi izquierda está la pared”. Sin embargo, para Facundo no se trata de formar una juventud sindical antiburocrática, combativa, que enfrente a las patronales organizando desde abajo a los más explotados, a los precarios, a las “víctimas” de la tercerización, sino de ser parte de un sindicalismo burocrático y al servicio de una fracción de la interna peronista.
Hasta aquí nada nuevo. Pero en el acto, entre legisladores de La Juan Domingo y burócratas sindicales, estaban Itaí Hagman, Ignacio Kostzer y Martín Ogando, referentes de La Mella-Juventud Rebelde y miembros de la COMPA. Es curioso: ni la Juventud Rebelde, ni la FUBA (de la que son co-conducción), tuvieron una política de ligarse al movimiento obrero, de ayudar a la organización de la juventud trabajadora, ni de apoyar las luchas de trabajadores de la Capital. El reciente paro del Subte no contó con acciones de las organizaciones estudiantiles en apoyo. Sin embargo, sí van a este acto con sectores de la burocracia sindical. Incluso la COMPA se negó a impulsar una columna clasista en la movilización que convocó Moyano el 27 de junio, por causas justas (asignaciones e impuesto a las ganancias). El PTS, junto a las comisiones internas de Kraft y Pepsico, sectores clasistas del Subte y ferroviarios, etc., además del PO, hicimos una columna del sindicalismo de base y clasista, para disputar en esa jornada.
El acto del Luna, lejos de ser una instancia para lanzar acciones progresivas contra la precarización laboral entre los jóvenes, fue parte de la interna peronista. Al día posterior al acto donde los dirigentes de La Mella-COMPA escucharon a Hugo Moyano, el dirigente camionero hizo un acto con el intendente macrista de Malvinas Argentinas, Jesús Cariglino, Claudia Rucci y Aldo Rico. ¿Por qué la izquierda debería participar del acto moyanista y ser funcionales a este peronismo de derecha? ¿No es lícito participar de una jornada de lucha convocada por una conducción sindical, aunque sea burocrática, cuando levanta demandas correctas, pero sí lo es participar de un acto eminentemente político del moyanismo?
Es público que la COMPA abrió la discusión sobre qué herramienta política construir. Este debate enfrenta una disyuntiva: ¿apostar al desarrollo del sindicalismo de base y antiburocrático, y a una salida socialista, buscando a la izquierda clasista como interlocutora? ¿O ser furgón de cola de dirigentes sindicales burocráticos como el moyanismo o el michelismo, que apoyan salidas pro patronales? Ante esta pregunta, la presencia en el acto moyanista es un paso en falso importante.

Prensa

Virginia Rom 113103-4422

Elizabeth Lallana 113674-7357

Marcela Soler115470-9292

Paola Balma116693-2837

Temas relacionados: