logo PTS

NACIONAL

Convención Nacional del PTS analizará debates en el FIT

A poco del cierre del plazo legal para inscribir alianzas para participar en lasd elecciones, el FIT aún no ha definido quiénes encabezarán las principales candidaturas ni tampoco la necesaria actualización del programa sobre los acuerdos alcanzados en el 2011.

Guillo Pistonesi

30 de mayo 2013

Convención Nacional del PTS analizará debates en el FIT

A poco menos de dos semanas para el cierre del plazo legal para inscribir alianzas para participar en las próximas elecciones, el FIT aún no ha definido qué compañeros o compañeras encabezarán las principales listas de cargos legislativos en Capital, en la estratégica Provincia de Buenos Aires y demás distritos del país, ni tampoco la necesaria actualización programática sobre la base de los acuerdos ya alcanzados en el 2011.
El próximo fin de semana el PTS celebrará una Convención Nacional (con delegados elegidos por la militancia) para definir los pasos a seguir.
El FIT sigue siendo la única propuesta política nacional que lucha por la independencia política de los trabajadores y sostiene un programa para que la crisis la paguen los capitalistas, aunque por supuesto este programa requiere ser actualizado a la luz de los principales acontecimientos políticos desde que fue redactado en el 2011 (tenemos una base que son las declaraciones comunes que elaboramos en estos años).
Del otro lado, frente a un gobierno que pierde su hegemonía y que más temprano que tarde deberá descargar nuevos golpes económicos contra las mayorías populares (tarifazos, una inflación que socava el poder de compra de los trabajadores, etc.), se encuentran las distintas variantes peronistas de derecha, el PRO, la UCR y una centroizquierda que expresa a través de sus múltiples divisiones la bancarrota de un proyecto reformista alternativo al gobierno K. El FIT tiene por delante una gran lucha política para conquistar el voto de los trabajadores y la juventud e intentar ganar bancas parlamentarias que nos permitan tener tribunas para denunciar al régimen y las condiciones a las que lleva a sobrevivir a millones mientras un puñado se apropia de lo que producen los trabajadores, e impulsar la movilización extraparlamentaria de los explotados y oprimidos. Experiencias como la banca del FIT de Neuquén, hoy a cargo del compañero ceramista del PTS Raúl Godoy, son un ejemplo que aspiramos a multiplicar en los niveles provinciales y nacionales.

Sobre las candidaturas
Como habrán podido ver los compañeros en las cartas entre las direcciones de los partidos del FIT (publicadas en parte por el PO y luego en su totalidad por Izquierda Socialista), la posición de los compañeros del PO es encabezar las principales candidaturas de Capital y la Provincia de Buenos Aires. Desde nuestro punto de vista, y así lo dijimos en numerosas reuniones que hubo entre las tres fuerzas, esta posición equivale en los hechos a la desaparición de uno de los logros del FIT en la campaña 2011: la unidad expresada en las principales figuras del Frente, Jorge Altamira y Christian Castillo.
Como Altamira es postulado para diputado por la Capital -algo que el PTS nunca rechazó-, Izquierda Socialista sostuvo que hubiera sido una muy buena “fórmula” para la Ciudad que Castillo encabezara la lista de Legisladores, algo que consideramos razonable. Pero fuimos más allá y en el afán de lograr un acuerdo sostuvimos que el PO decidiera a cuál de las tres candidaturas (diputados nacionales por Capital o la provincia o legislador porteño) debía postularse Castillo, mientras que las dos restantes serían encabezadas por el PO. Al no tener acuerdo el PO en ésto -insistiendo en encabezar estas tres candidaturas- propusimos apelar como recurso de última instancia a las PASO para dirimir quién encabeza cada lista. Como en la categoría de legisladores porteños no rige la ley de las PASO, hicimos la propuesta de realizar una primaria a principios de septiembre, organizada por todos los partidos del FIT, con un padrón de independientes y afiliados a nuestros partidos, en un colegio público por comuna. Un mecanismo que utilizan comúnmente los partidos en todo el país para elegir sus autoridades. El PO rechazó de plano esta propuesta y planteó que Christian Castillo debía ocupar una candidatura “simbólica”, la de Senador Nacional por la Capital Federal, mientras Myriam Bregman y Claudio Dellecarbonara (por nombrar a algunos de los referentes más conocidos del PTS en Capital y Provincia) quedarían para secundar a compañeros del PO en las distintas listas.

La estratégica Provincia de Buenos Aires
El planteo de los compañeros del PO dejaría a la Provincia de Buenos Aires sin ninguno de los principales candidatos del FIT, el distrito más importante del país, que concentra casi 11 millones de electores (cerca del 40% del padrón nacional, mientras que la Capital equivale al 8%) y es el centro neurálgico de la clase obrera a nivel nacional, cuestión que debe ser tomada muy en cuenta para salir a dar la batalla electoral con los mejores compañeras y compañeros con los que cuenta el FIT.
El PO pretende, acá también, encabezar a través del compañero Néstor Pitrola.
Nosotros creemos que Christian Castillo sería un muy buen candidato en la Provincia, pudiendo el FIT hacer una campaña común entre Capital y Provincia, con las principales candidaturas a cargo de Altamira y Castillo, repitiendo el exitoso esquema del 2011.

Las PASO, un mecanismo que podemos utilizar para dirimir la cuestión
Como ya mencionamos, ante la notable intransigencia del PO pretendiendo encabezar en las principales candidaturas (señalada tanto por nuestro partido como por Izquierda Socialista en sus cartas), el PTS propuso que una salida posible sería la utilización de las PASO para dirimir las cabezas de lista en aquellos distritos en donde no tuviéramos acuerdo. Ante la imposibilidad de hacer esto en la Ciudad de Buenos Aires por la cerrada negativa del PO de hacer las primarias para legislador (y estando de acuerdo todos con que Altamira encabece la lista de diputados nacionales), el planteo se reduce a la Provincia de Buenos Aires y a todo distrito donde no logremos acordar el orden de los candidatos.
Los compañeros de Izquierda Socialista rechazaron esta posible salida señalando que las PASO son “proscriptivas”, lo que denunciamos en la campaña del 2011 y volveremos a denunciar en esta, sobre todo por el piso antidemocrático que establece para “pasar” a las elecciones de octubre. Pero enfrentar esta proscripción no es contradictorio con la utilización de este mecanismo. Incluso, por el contrario, podría sumar aún más electores que quieran influir en el orden de las candidaturas y así ayudar a superar el 1,5% requerido por la proscriptiva ley. Además, si llegamos a ese extremo para salvar la unidad del FIT, debemos contemplar en la reglamentación de la distribución de las candidaturas, que las tres fuerzas integrantes del FIT estén expresadas en las tres primeras candidaturas de cada categoría, condición para mantener otra conquista de nuestro Frente que es la rotación de los cargos parlamentarios entre todas las fuerzas (algo que permite la ley y que ya establecimos en los acuerdos del 2011 que están rigiendo exitosamente en las bancas obtenidas en Neuquén y Córdoba), amén de pensar spots publicitarios comunes que convoquen a votar en la interna, preparándonos para una campaña unitaria para conquistar bancas en las Generales de octubre.
El PTS seguirá haciendo todos los intentos para llegar a un acuerdo, sin mezquindades y con el único propósito constructivo de que el Frente de Izquierda y de los Trabajadores ponga a los mejores compañeros y compañeras a dar la batalla política electoral frente a las distintas opciones del gobierno y de la oposición patronal. La Convención Nacional que se reunirá el próximo fin de semana evaluará las propuestas más adecuadas para arribar a este objetivo.

Temas relacionados:

Nacional

/   

Partido