logo PTS

Internacional

REVISTA Ñ DE CLARIN

Derecho a réplica

El día 19 de septiembre del corriente salió publicado un artículo en la Revista Ñ, firmado por Rolando Astarita, al que respondemos en esta página. Hemos solicitado ante la mencionada revista, el correspondiente derecho a réplica que en principio nos habría sido otorgado. Tras el envío del artículo a Ñ (una versión reducida de la publicada en esta página), su director, el Sr. Jorge Aulicino nos agradeció avisándonos que creía que el artículo no iba a poder ser publicado en el pasado número de Ñ y que esperaba fuera publicado en el próximo.

Paula Bach

8 de octubre 2009

El día 19 de septiembre del corriente salió publicado un artículo en la Revista Ñ, firmado por Rolando Astarita, al que respondemos en esta página. Hemos solicitado ante la mencionada revista, el correspondiente derecho a réplica que en principio nos habría sido otorgado. Tras el envío del artículo a Ñ (una versión reducida de la publicada en esta página), su director, el Sr. Jorge Aulicino nos agradeció avisándonos que creía que el artículo no iba a poder ser publicado en el pasado número de Ñ y que esperaba fuera publicado en el próximo. Sin embargo, para nuestra sorpresa, la nota fue publicada en correo de lectores del último número de Ñ, con fecha 3 de octubre del corriente, recortada de forma inconsulta y arbitraria y con el título cambiado en su totalidad. De este modo, el mismo error se comete dos veces, cortando arbitrariamente los textos en aspectos que modifican de manera central su contenido. En el “derecho a réplica” no se nos permite replicar sustrayendo del texto casualmente la parte en la que se pone de manifiesto la actualidad del pensamiento de Trotsky y se critica tanto una operación de deshistorización del marxismo como a la teoría económica oficial. El derecho a réplica no nos fue otorgado resultando nuestra opinión doblemente tergiversada. Solicitamos a la mencionada revista, la publicación del artículo completo, tal como les fue enviado. El director de Ñ denegó este pedido elemental mediante una carta en la que reconoce haber cortado la nota en forma inconsulta aunque defendiendo esa metodología. En un próximo número de La Verdad Obrera polemizaremos con este condenable criterio de la revista del Grupo Clarín.

P. B.

Temas relacionados: