logo PTS

NOTAS RELACIONADAS

El mito K de la recuperación salarial

Para el gobierno su “modelo” se basa en el “crecimiento con equidad”.

Pablo Anino

25 de octubre 2012

El mito K de la recuperación salarial

Para el gobierno su “modelo” se basa en el “crecimiento con equidad”. Axel Kicillof, el viceministro de Economía, acaba de colocar otro ladrillo al mundo de fantasía K: contra toda evidencia de la vida diaria dice que la inflación favorece a los trabajadores. El gran secreto del “modelo” fueron los salarios bajos que están siendo corroídos por los aumentos de precios. Por eso, están volviendo los reclamos para reabrir las paritarias.

Fragmentación salarial, ganancias para los capitalistas

La inflación, la no extensión de las asignaciones familiares y el impuesto al salario, junto a la persistencia del trabajo en negro, la precarización y la flexibilización, son el cóctel que afecta el poder de compra del salario. Los K promueven la división de los trabajadores mediante el discurso de que hay que “redistribuir” dentro de los asalariados. Es para evitar hablar del retroceso de la participación de los salarios en el ingreso nacional que cayó del 40,4% en 2009 a 37,6% en 2011. Los ganadores son los capitalistas. Hasta 2010, las 500 grandes empresas seguían ganando un 140% por cada peso pagado en salario: mucho más que en los ’90. Incluso, el costo salarial por unidad fabricada, producto de mayores ritmos de trabajo, cayó 21,8% desde 20011.

Inflación más condiciones laborales neoliberales, matan al salario

A las conquistas de los patrones en los ‘90 (precarización y flexibilización laboral) se le sumó la devaluación de 2002, un mazazo sobre los trabajadores. Ese fue el punto de partida con que el kirchnerismo construyó su mito de “distribución del ingreso”. En los primeros años del “modelo” los trabajadores recuperaron algo de lo perdido pero nunca traspasaron el umbral del 2001.

Para enfrentar la política pro empresaria del kirchnerismo hay que unir las filas obreras y atacar la ganancia capitalista. Es urgente exigir la reapertura de paritarias porque la inflación se está comiendo los aumentos logrados. La escala móvil de salarios en función de la inflación real es un requisito mínimo para defender el poder de compra. Hay que eliminar el impuesto al salario y extender las asignaciones familiares a todos los asalariados. Para acabar con la fragmentación de la clase obrera luchamos por el pase a planta de todos los trabajadores y el fin del trabajo en negro.

Temas relacionados: