logo PTS

MOVIMIENTO OBRERO

En Mondelez (ex Stani) de Victoria la burocracia es minoría

El viernes 29 se realizaron en la planta de Mondelez (ex Stani) las elecciones de comisión interna. La lista apadrinada por Daer salió primera, la opositora Lista Bordó en segundo lugar, seguida de otra lista opositora. La Verde obtuvo el 44% de los votos mientras las listas opositoras sumaron el 56%. La mayoría de los trabajadores se opone a Daer. Entrevistamos a Tomás Suárez y Juan Carlos Cabana, referentes de la oposición combativa en esa fábrica de la Alimentación.

En Mondelez (ex Stani) de Victoria la burocracia es minoría
4 de septiembre 2014

El viernes 29 se realizaron en la planta de Mondelez (ex Stani) las elecciones de comisión interna. La lista apadrinada por Daer salió primera, la opositora Lista Bordó en segundo lugar, seguida de otra lista opositora. La Verde obtuvo el 44% de los votos mientras las listas opositoras sumaron el 56%. La mayoría de los trabajadores se opone a Daer. Entrevistamos a Tomás Suárez y Juan Carlos Cabana, referentes de la oposición combativa en esa fábrica de la Alimentación.

¿Cómo resultaron las elecciones en la Planta Victoria?

JC: Se presentaron tres listas, la Lista 1 de la comisión interna que renovó mandato y que fue apoyada por La Verde de Daer, obteniendo 307 votos. La Lista 3 que conformamos desde la Agrupación Bordó junto a compañeros independientes, logrando consolidarnos como principal oposición en la fábrica, con 216 votos. Y una tercera lista, la número 2 que tuvo 167 votos, que se presentaron como una lista opositora a la burocracia pero "sin color, ni agrupación, ni partidos políticos", es decir, contra la organización.

¿Qué balance hacen como parte de la Lista Bordó?

TS: Creemos que hicimos una buena elección, manteniéndonos como principal oposición dentro de la fábrica. Contamos con nuevos compañeros que en estas elecciones han decidido dar un paso adelante presentándose junto a nosotros y convirtiéndose en nuevos referentes de la fábrica y con siete congresales de la oposición. Si tomamos los votos opositores, la mayoría de los trabajadores demostraron su disconformidad con la actual comisión interna y La Verde que viene entregando conquistas sin ofrecer la más mínima resistencia. Previo a las elecciones, desde La Bordó hicimos un llamado a conformar una lista de unidad a la Lista 2, para presentar una alternativa fuerte y unitaria a La Verde, que se base en las asambleas como principal instancia de organización y decisión y para pelear en común por recuperar todas nuestras conquistas. Les propusimos que participen de una gran asamblea obrera con decenas de compañeros/as donde se eligieron los candidatos más representativos. Sin embargo primo su sectarismo y divisionismo, rechazaron la unidad poniendo por encima sus ambiciones personales a los intereses de los trabajadores. Dividieron los votos opositores allanándole el camino para el triunfo de La Verde, cuando no plantearon diferencias sustanciales con nuestra plataforma electoral, sólo se diferenciaban con un discurso parecido al de la patronal y la burocracia, atacándonos por nuestra militancia en la izquierda y en La Bordó y por nuestro apoyo a otras luchas de trabajadores como Gestamp, Lear y Donnelley.

¿Cuáles fueron los planteos que levantaron en las elecciones?

JC: Una de nuestras principales propuestas fue recuperar las asambleas, ya que La Verde prácticamente nunca las impulsa y si las hace es para imponer las órdenes que baja Daer o porque se ven presionados por la base. Creemos que en ellas esta la única forma de lograr la unidad de la mayoría de la fábrica respetando las decisiones de la mayoría y recuperando el derecho que tenemos los trabajadores a poder estar informados y decidir sobre nuestro propio destino. Junto a esto planteamos delegados que estén en los sectores junto a los compañeros en las líneas de producción.

Levantamos un pliego de reclamos que incluía puntos inmediatos que se perdieron en estos años, la reforma del servicio médico tomando como ejemplo la gran lucha de Kraft Pacheco, para que haya médicos y ambulancia en planta las 24 horas y que se reconozcan nuestros certificados médicos.

Los reclamos de las compañeras mujeres tuvieron un peso importante en nuestra campaña, expresados en la postulación de una compañera de La Bordó en la lista desde donde propusimos recuperar el día pago por hijo enfermo, guardería en planta o que la patronal pague el costo real de la misma y la conformación de una comisión de mujeres. También planteamos la lucha por las categorías para las compañeras especialmente, ya que son las que menos acceso tienen.

La lucha por la anulación del discriminatorio y flexibilizado "Convenio Mantecol" no podía estar ausente. En el mismo esta encuadrado la mayoría de los trabajadores de la fábrica teniendo que soportar un régimen laboral obligatorio de 48 horas semanales prácticamente sin descanso y con menor salario, cuando los compañeros de más antigüedad trabajan de lunes a viernes y los sábados son optativos cobrando al 200%. Esta es una bandera histórica que venimos levantando desde La Bordo, a igual trabajo, igual salario e igual convenio.

Desde nuestra lista planteamos que íbamos a enfrentar todo ataque de la patronal a las condiciones de trabajo y a la organización gremial de los trabajadores defendiendo nuestros derechos y los puestos de trabajo.

¿Quieren agregar algo más?

TS: Que a pesar de que luchamos contra una multinacional yanqui, contra una burocracia sindical que va a cumplir próximamente 30 años de que están atornillados al sillón y con el escollo de adicional de una lista que les fue funcional. Un sector muy significativo de la fábrica siguió apostando a La Bordó con su voto, porque sabe que somos la única oposición real a La Verde de Daer y porque además de dar la pelea por recuperar la comisión interna somos parte de un proyecto más grande que se propone recuperar el sindicato para los trabajadores.

Porque saben que somos los que vamos a luchar hasta el final por nuestros reclamos, porque somos los que están junto a los obreros, como los de Lear y Donnelley que luchan defendiendo los puestos de trabajo para que la crisis no la descarguen sobre los trabajadores y queden en la calle las familias obreras.

Tenemos por delante el desafío de sumar a decenas de nuevos compañeros a La Bordo de los que nos votaron y de los que apostaron a la Lista 2 como alternativa y sacaron la conclusión de que sin organización, unidad y lucha no se llega a ningún lado.