logo PTS

MUJER

¡Nos organizamos porque estamos hartas de tanta violencia!

Hacia xxix° encuentro nacional de mujeres

“Tan linda que enamora”, dice la publicidad del gobierno salteño sobre la provincia donde se realizará el Encuentro de Mujeres el 11, 12 y 13 de octubre. Pero Salta no enamora a las mujeres. Porque detrás de sus hermosos edificios y atractivos paisajes, está la realidad de atraso y brutal opresión que la hace merecedora del título de “la Ciudad Juárez de Argentina” –la ciudad fronteriza mexicana donde centenares de mujeres han desaparecido o fueron asesinadas.

25 de septiembre 2014

Hacia xxix° encuentro nacional de mujeres

Pan y Rosas - Salta

“Tan linda que enamora”, dice la publicidad del gobierno salteño sobre la provincia donde se realizará el Encuentro de Mujeres el 11, 12 y 13 de octubre. Pero Salta no enamora a las mujeres. Porque detrás de sus hermosos edificios y atractivos paisajes, está la realidad de atraso y brutal opresión que la hace merecedora del título de “la Ciudad Juárez de Argentina” –la ciudad fronteriza mexicana donde centenares de mujeres han desaparecido o fueron asesinadas.
Es que Salta encabeza el triste ránking de violencia de género en el país: 36 denuncias diarias. Lo mismo ocurre con la trata para la explotación sexual y con la “informalidad laboral”: la gran mayoría de las mujeres se dedica al trabajo doméstico y el 94% no están registradas. Pero además, las jóvenes son víctimas de la discriminación hasta en los boliches y bares donde hay lugar para los turistas, pero no para las salteñas cuyos rasgos develen sus ancestros “coyas”.
La Iglesia es el pilar fundamental de esta cultura patriarcal que condena al infierno a toda aquella mujer que no siga los mandatos de sumisión al varón, al hogar y a la maternidad. Financiada con miles de millones de pesos por el gobierno de Cristina a nivel nacional, la Iglesia tiene una gran injerencia en todos los ámbitos de nuestras vidas, especialmente en el noroeste argentino. Pero en Salta, llega al extremo de haber conseguido que el gobierno de Urtubey estableciera el dictado de religión en las escuelas públicas, mientras sigue sin implementarse la educación sexual integral que es obligatoria en todo el país. Para el Encuentro de octubre, la Iglesia ya lanzó una gran campaña, con afiches callejeros, contra las mujeres que vendrán desde todas las ciudades del país para debatir sobre nuestras condiciones de vida y nuestros derechos.
Pero mientras el gobierno kirchnerista desnuda descarnadamente su verdadera política antiobrera, reprimiendo a quienes salen a enfrentar despidos y suspensiones, se abraza con el Papa y se declara “pagador serial”; nosotras nos organizamos para luchar por nuestros derechos, como lo hacen las mujeres trabajadoras de LEAR, la Comisión de Mujeres de Donnelley, las docentes salteñas y de los sindicatos de la provincia de Buenos Aires que fueron arrancados a la burocracia, las estudiantes tucumanas y las jóvenes amigas de Melina...
Porque, como lo reflejan estas páginas de La Verdad Obrera, la violencia contra las mujeres se cobra cada vez más víctimas. Y estamos hartas. Queremos justicia para todas las Paolas y todas las Melinas que han sido asesinadas en el país. Exigimos alto a la impunidad con la que funcionarios, policías y jueces participan o encubren a las redes de trata y prostitución. Decimos “basta” a la violencia laboral, la de los acosos y abusos, pero también la que nos mantiene en la precarización. No vamos a permitir que nuestras hermanas sigan muriendo, por las consecuencias de los abortos clandestinos, en los barrios más pobres de los suburbios. Peleamos porque la Iglesia se separa del Estado.
En nuestros lugares de trabajo y en los sindicatos, Pan y Rosas pone en pie comisiones de mujeres; en las escuelas y universidades abrimos las Secretarías de Género de los centros estudiantiles, para que las jóvenes podamos organizarnos. Es necesario construir un movimiento de miles de mujeres luchadoras, en las calles, para conquistar todos nuestros derechos. Pan y Rosas pelea por esta perspectiva.

Prensa

Virginia Rom 113103-4422

Elizabeth Lallana 113674-7357

Marcela Soler115470-9292

Paola Balma116693-2837

Temas relacionados:

Mujer

/   

Salta