logo PTS

LIBERTADES DEMOCRÁTICAS

NEUQUÉN

Juicio Escuelita III: condenaron a los cinco represores

En miércoles 14/5 en una sala colmada, con las Madres de Plaza de Mayo, sobrevivientes, testigos, dirigentes sociales, políticos, sindicales y de Derechos Humanos, el Tribunal Oral Federal dictó el veredicto en el juicio Escuelita III, condenando a los cinco imputados en esta causa.

PTS

15 de mayo 2014

En miércoles 14/5 en una sala colmada, con las Madres de Plaza de Mayo, sobrevivientes, testigos, dirigentes sociales, políticos, sindicales y de Derechos Humanos, el Tribunal Oral Federal dictó el veredicto en el juicio Escuelita III, condenando a los cinco imputados en esta causa.

Desde el Centro de Profesionales por los Derechos Humanos (CeProDH) que fuimos parte querellante en este juicio, entendemos que las condenas que se dictaron son producto de la pelea que se ha dado desde las querellas, los organismos de Derechos Humanos, los testigos, sobrevivientes, familiares de los compañeros y de todos los que luchamos contra la impunidad de ayer y de hoy.

Esta justicia, demuestra de todas formas su carácter de clase, porque mientras a los genocidas como Jorge Alberto Soza, segundo Jefe de la Policía Federal, es decir, segundo jefe de un centro de tortura en el que fueron secuestrados y torturados decenas de compañeros, se lo condena a la pena ínfima de seis años y seis meses de prisión, la misma justicia federal, condenó a prisión perpetua a los petroleros de Las Heras por luchar por sus derechos. No obstante los jueces han debido reconocer que la sede de la Policía Federal funcionó como un verdadero centro clandestino de detención y tortura, y de esta forma, el rol que jugó en el circuito de represión en la región. ¡Queremos perpetua para los genocidas y no para los luchadores!

Si Jorge Alberto Soza fue juzgado, y condenado en este juicio, fue producto de la pelea que ha dado nuestra querella consiguiendo que Casación Penal revoque el sobreseimiento dictado por los jueces de la Cámara de General Roca, y hoy, mas allá de la pena simbólica, fue condenado.

Seguiremos reclamando que se reconozca la verdad histórica de lo que ocurrió en el país, y se condene a los genocidas por lo que son: por genocidio.

Por eso debemos seguir luchando y movilizados por cárcel común, perpetua y efectiva para todos los genocidas y sus cómplices.

Prensa

Virginia Rom 113103-4422

Elizabeth Lallana 113674-7357

Marcela Soler115470-9292

Paola Balma116693-2837

Temas relacionados: