logo PTS

MOVIMIENTO OBRERO

La reapertura de paritarias en FOETRA muestra la necesidad de la lucha salarial

La conducción del gremio debió reconocer el mal acuerdo firmado, luego del claro pronunciamiento de los trabajadores.

20 de noviembre 2014

En un claro reconocimiento de que el salario telefónico está muy lejos de las necesidades de los trabajadores, durante la Asamblea de Memoria y Balance del 12/11 la dirección de FOETRA -lista Azul y Blanca- anunció la convocatoria a la reapertura de paritarias. Esto deja claro el descontento existente en la base de la gran mayoría de los edificios de Telecom y Telefónica con el desconocimiento por parte de la conducción del gremio hacia la decisión del 70% de la asamblea (de la cual participaron 1.500 telefónicos). La dirección terminó firmando un acuerdo salarial que en este año sólo es del 18%; recién en enero del 2015 se cobrará el 12 % restante.

La reapertura de la paritaria es un triunfo de las asambleas y de la lucha que dimos este año todos los telefónicos; es un reconocimiento del mal acuerdo firmado por la dirección del gremio. Recordemos que luego de la asamblea se presentaron 1.500 firmas en el Ministerio de Trabajo denunciando el fraude y planteando que se realice un plebiscito.

Por otro lado muestra la contradicción del discurso del oficialismo en FOETRA, que planteaba el beneficio del acuerdo. Si ya en julio no alcanzaba, hoy es paupérrimo. Esto demuestra también el descontento de la base con los delegados oficialistas, que sienten la presión cotidiana del conjunto de los telefónicos y cuyas decisiones son tomadas en forma verticalista; solo algunos realizan asambleas para llevar mandato al plenario, o en todo caso lo hacen solo cuando su posición se sabe ganadora. Podemos decir, un disfraz democrático. Es de esta manera como la gran mayoría de las veces se vota en los plenarios.

Esto se da en un marco nacional donde decenas de gremios están pidiendo la reapertura de paritarias y donde el gobierno, para evitar la rediscusión salarial, estaría dispuesto a discutir algún bono para que no se “desborde” el reclamo y sea contenido hasta el año que viene dentro de los acuerdos ya firmados, que son totalmente al servicio de los empresarios, donde la inflación ya ha superado el 40 por ciento en lo que va del año. El bono de fin de año es un reclamo también de varios gremios, que a su vez está impulsando el diputado Nicolás del Caño (del PTS en el FIT) para que se haga ley y sea para todos los trabajadores (estatales y privados, efectivos y tercerizados) y para los jubilados. Esto debe ir acompañado con la lucha y la movilización de los trabajadores de distintos gremios, y pelear así por la reapertura de las paritarias nacionales.

Por su parte, las empresas telefónicas siguen accediendo a negocios multimillonarios, ahora con Argentina Digital, que si bien aun no están claros los alcances de la ley, lo que sí es seguro es que se abren nuevos negocios para los actores fundamentales, las telefónicas y sus socios como Direct TV. Mientras tanto, los trabajadores que somos los que sostenemos toda la infraestructura de las nuevas tecnologías pagamos con bajos salarios, precarización y tercerización laboral.

Para que decidamos todos los telefónicos en asambleas por edificio

Los telefónicos debemos exigir asambleas por edificios y asamblea general para que de conjunto discutamos qué monto reclamar, en este ajuste de reapertura de paritarias, que comience por el adelantamiento de la cuota de enero del 11%, y qué plan de lucha llevar adelante para conseguir lo propuesto. Mientras tanto, como se mocionó en el edificio Costanera, reclamar un bono de fin de año de $5.000. Este es un reclamo que se discutió en varios de edificios de donde se llevó mandato.

Desde la Violeta creemos que la dirección de nuestro sindicato debe dejar de priorizar los acuerdos gubernamentales con las empresas y levantar bien alto las demandas de los telefónicos, peleando también por las demandas de los compañeros tercerizados y de las móviles, que siempre se los deja de lado en las paritarias y a quienes año tras año se les promete el convenio, pero hasta ahora solo fue para unos pocos mientras miles siguen con salarios y condiciones precarias. Por eso impulsamos asambleas en cada edificio y sector con estas exigencias, para poder llevar adelante esta pelea desde las bases y en unidad entre efectivos, celulares y contratistas.

Temas relacionados: