logo PTS

PARTIDO

Los desafíos de la Juventud del PTS luego de la Conferencia de Ferro

La Juventud del PTS comenzó a tomar con todo en sus manos la campaña de agitación política que votó la Conferencia Nacional de Trabajadores, junto con la preparación de la movilización del 6 de agosto para exigir el castigo a los responsables del asesinato de Mariano Ferreyra.

Los desafíos de la Juventud del PTS luego de la Conferencia de Ferro
26 de julio 2012

En el número anterior de La Verdad Obrera explicamos la campaña de agitación política que votó la Conferencia Nacional de Trabajadores que reunió a 4.000 personas en Ferro el pasado 8 de julio. Es una campaña para que miles de trabajadores y jóvenes se propongan llegar con las ideas de “sindicatos sin burócratas, por un partido de trabajadores sin patrones, para que la crisis la paguen los explotadores” a decenas de miles en todo el país, no sólo con los que simpatizan con el Frente de Izquierda (y lo votaron en las últimas elecciones), sino también con los que confiaron en el kirchnerismo y ven que mediante ajustes, inflación, techos a las paritarias, aumentos de tarifas y otros mecanismos, comienza a descargar sobre los trabajadores y el pueblo pobre los costos de la crisis de un mundo que, según Cristina, “se nos cae encima”. Esta campaña de agitación está en marcha con miles de afiches y stickers en todo el país, y la Juventud del PTS comenzó a tomarla con todo en sus manos, junto con la preparación de la movilización del 6 de agosto para exigir el castigo a los responsables del asesinato de Mariano Ferreyra (Ver entrevista M. C. Verdú y nota F. Bustillo).

Una nueva etapa en la construcción del PTS y su juventud

Por su contenido y composición, la Conferencia de Ferro prefiguró aspectos del partido que queremos construir, unificando política y socialmente a distintos sectores explotados y oprimidos que los capitalistas dividen para dominar.

La consigna de partido de trabajadores sin patrones que resolvimos impulsar no es para defender los intereses de tal o cual sector particular, sino los del conjunto de todos los sectores explotados y oprimidos, ya que sólo con esta unidad podremos vencer a los capitalistas.

Los patrones, sus gobiernos, sus medios de comunicación, no sólo nos quieren llevar detrás de distintos proyectos capitalistas, sino que también fomentan la división entre ocupados y desocupados, efectivos y contratados, nativos y extranjeros, hombres y mujeres, jóvenes y adultos, distintas orientaciones sexuales, religiones, etnias. Nosotros buscamos superar todos los prejuicios impulsados por las clases dominantes para dividirnos y nos damos una organización común, independiente de los capitalistas, con una estrategia y un programa para acabar con todas las formas de explotación y opresión de este sistema miserable.

Profundizar esta fuerza, golpeando con unidad de propósitos en las principales peleas que damos, como se mostró en Ferro, y buscando todas las formas posibles de militancia en común entre trabajadores con responsabilidad sindical en sus lugares de trabajo, obreros precarios relegados por los sindicatos en manos de la burocracia, jóvenes, mujeres trabajadoras y estudiantes, todos con unidad de propósitos, es una de las principales tareas del PTS en el próximo período. Esta sola idea, por la fuerza y la potencialidad que demuestra, atraerá a miles de nuevos luchadores a nuestras filas.

La Juventud del PTS debe dar un paso al frente: hacia la juventud trabajadora, hacia la mujer trabajadora

Como decía León Trotsky, “un partido revolucionario necesariamente debe basarse en la juventud. Incluso puede decirse que el carácter revolucionario de un partido se puede juzgar, ante todo, por su capacidad para atraer hacia sus banderas a la juventud de la clase obrera”. La Juventud del PTS, junto con las batallas que da desde hace años en el movimiento estudiantil viene jugando un rol importante apoyando todas las luchas obreras y llevando las ideas de la izquierda y del clasismo a decenas de fábricas y empresas en todo el país. Como en la reciente campaña del Sindicato de la Alimentación llevando a todo el gremio la pelea de “La Bordó”, así como en Gráficos y Jaboneros, entre otros ejemplos.

Junto con estos trabajos, que debemos profundizar, en esta nueva etapa la organización de la juventud y de la mujer trabajadora pasa a ser una de nuestras tareas fundamentales. Llegar a todos esos sectores para los cuales el verso kirchnerista de las virtudes del “modelo” no entra por ningún lado: los que tienen los peores trabajos, los más precarios, los que no están sindicalizados, las mujeres que cobran salarios más bajos o tienen categorías inferiores que los hombres.

Pero estos sectores más explotados y con mayor odio de clase sólo encontrarán la fuerza para luchar en la confluencia con los trabajadores de las grandes empresas estratégicas de la gran industria y los servicios donde se concentra el mayor poder social de la clase obrera, y con los estudiantes combativos, bajo un mismo proyecto político. Por eso, junto con la lucha y la organización por las demandas de la juventud trabajadora y la mujer trabajadora, seguirá siendo clave pelear por fracciones clasistas en los sindicatos, que busquen unirse a estos sectores y a la vez encuentren apoyo en ellos, y por fracciones de izquierda y pro obreras dentro del estudiantado universitario, secundario y terciario, que son millones de personas. Todos bajo un mismo proyecto común, con unidad de propósitos, para llegar a decenas de miles con las ideas de sindicatos sin burócratas y un partido de trabajadores sin patrones.

Una experiencia pionera en Capital, ganando también a miles de estudiantes para esta pelea

En cada sector, provincia o región nuestra campaña general de agitación por las consignas votadas en la Conferencia de Ferro se combinará con las batallas precisas que nos presenten la lucha de clases y la lucha de tendencias políticas. Como un ejemplo de los objetivos que nos propondremos, mientras que en otras regionales serán otros, el PTS y su Juventud en Capital lanzarán una gran campaña contra el trabajo en negro, precario e incluso esclavo, centrado en la industria textil. Para ello abriremos un nuevo local en la zona Sur de la ciudad, que será un ámbito de organización y discusión común entre obreros y estudiantes del PTS de la Capital, llevando la unidad que se vio en Ferro a una militancia conjunta. El desafío más novedoso es poner en pie una gran zona en el Sur de la Capital, la más proletaria y donde se concentran los sectores más explotados, articulando el peso que tenemos en importantes fábricas y establecimientos con un fuerte trabajo docente que actúe como una verdadera bisagra con los sectores de trabajadores inmigrantes y las franjas más explotadas de la Ciudad, con la juventud trabajadora. Y a la vez que organizamos a mujeres y jóvenes trabajadores por sus demandas, ellos y ellas serán nuevas fuerzas de apoyo también para luchar contra el gobierno, las patronales y la burocracia en el subte, telefónicos, docentes, estatales y otros lugares como los tercerizados de HAS que están en lucha y en el día de ayer cortaron la Costanera y enfrentaron a la policía.

Como mencionamos arriba, nuestra juventud estudiantil, que es reconocida por estar en la primera línea de todas las luchas obreras, hoy tiene una nueva tarea por delante y un gran desafío en este proyecto: abrirse paso hacia la juventud trabajadora y la mujer trabajadora. Pero esta misma pelea, con las mismas banderas contra el trabajo en negro, precario y esclavo (a la par que damos la lucha por una educación al servicio de los trabajadores y el pueblo contra las camarillas, y por las ideas del marxismo contra las ideologías de la clase dominante), la llevaremos también a las facultades, colegios y terciarios, luchando para que miles de estudiantes se sumen a esta batalla, contra los gobiernos de Macri, Cristina y sus agrupaciones y burócratas que, al revés que nosotros, quieren la educación al servicio de los intereses capitalistas.
Para esto será fundamental también sacar a los centros y federaciones de la parálisis burocrática en la que están bajo la conducción de organizaciones como el PO, La Mella, el FPDS o la CEPA-PCR. A convencer a miles de estudiantes de construir un movimiento estudiantil combativo que -además de luchar por sus propias reivindicaciones-, tome como una de sus principales causas la unidad con la clase obrera, irán también los jóvenes trabajadores del PTS, ya que es también una causa común de nuestra organización que pelea hermanada en el movimiento obrero y en el movimiento estudiantil, por sindicatos sin burócratas y por un partido de trabajadores sin patrones, para que la crisis la paguen los explotadores.

Temas relacionados:

Juventud

/   

Partido

/   

En Clave Roja