logo PTS

Mendoza

(MDZ Online) El error de quemarle el "trapo rojo" a Del Caño

¿En Mendoza hay más votantes trotskistas? ¿O con el voto a Del Caño estamos castigando a alguien? La pelea de fondo es por la quinta banca, a tiro del joven candidato de la izquierda. Entre el voto a Clemente de 2001 y la desilusión del progresismo kirchnerista. Cómo sigue la pelea de los partidos tradicionales contra Del Caño, y cómo se va a defender el postulante que conquista el voto joven de clase media. La opinión de los consultores.

PTS

25 de septiembre 2013

(MDZ Online) El error de quemarle el "trapo rojo" a Del Caño

por Ricardo [email protected]

Cuando se dieron cuenta, ya era tarde. De repente los partidos tradicionales descubrieron que el “voto sorpresa” de las PASO podría arrebatarles la quinta banca en disputa en la Cámara de Diputados de la Nación, asumiendo que de las cinco plazas que se renuevan por Mendoza el 27 de octubre se llevará tres Julio Cobos con la UCR, una más el peronismo, y la última podría quedársela el sorprendente candidato del Frente de Izquierda y de los Trabajadores, Nicolás del Caño. La disputa por esa banca está apretada en menos de 1.000 votos entre la cuarta postulante de la UCR Graciela Cousinet, el diputado nacional justicialista Omar Félix, y el propio del Caño. Así las cosas, ha empezado la guerra, aunque curiosamente las acciones no las han comenzado quienes pueden ingresar al Congreso, sino otros dirigentes que por ahora no están en esa foto. La estrategia de la mayoría será la de “limar” a Del Caño todo lo posible mostrando los costados de su pensamiento más trotskista, correteándolo por derecha. El joven les va a responder con un misil poderoso: saldrá a pedir “1.000 fiscales para los jóvenes y los trabajadores” ante el temor de que les escamoteen las boletas. Ello puede generar una corriente de simpatía para con el joven “David” que sin dinero, casi sin campaña, sin medios a disposición, les estará peleando la banca a las “corporaciones políticas”.

El primero en advertir el “peligro” que representa Del Caño para la política tradicional fue el diputado provincial Daniel Cassia, postulante de Compromiso Federal. Cada vez que puede confronta a su adversario de la izquierda en los asuntos de seguridad, uno de los que más domina y a la vez el costado flojo de Del Caño. Luego apareció el insólito video de los jóvenes demócratas contra el candidato trotskista mendocino, cargados de prejuicios pero con algunos datos ciertos, en una proporción de 3 a 1 en favor de lo primero. Graciela Cousinet, en una columna escrita especialmente para este diario, situó al trotskismo actual como un voto de clase media universitaria de ideas conservadoras. Cousinet pelea la banca con Del Caño mano a mano. El peronismo hizo silencio de radio porque saca sus cuentas, y la UCR “orgánica” lo ve con simpatía porque de acuerdo a sus encuestadores, el joven de izquierda atrae votos del kirchnerismo desencantado. El resultado de todo esto es que ahora Del Caño es noticia. Con seguridad, quienes lo critican se están transformando en sus mejores jefes de campaña, como cuando el PJ y el iglesismo enceguecidos atacaron a Cobos y lo pagaron con votos.

Nicolás del Caño (33) es empleado en una bodega, y estudia sociología en la UNCuyo. Milita desde que tenía 16 años y fue candidato a concejal en Capital y a gobernador en 2011. Ahora está a un puñado de votos de afianzarse en la lucha por la quinta banca. En las PASO hizo una campaña breve montado en aquello de que “los diputados ganen igual que un maestro” y en ser la voz de “los jóvenes y de los trabajadores”. No le ha ido mal. El 23 % de los votantes de 18 a 30 años en las primarias de agosto lo hicieron por Del Caño, según un estudio de Martha Reale, directora de proyectos de Reale Dalla Torre. Ese universo, además, es instruido. Una gran mayoría tiene estudios universitarios aunque sea incompletos. Mirando las PASO, el joven de la Izquierda consiguió 74.038 votos, el 7,61 %. En donde mejor le fue cosechó más del 9 % de los sufragios: Las Heras, Capital, Guaymallén, Godoy Cruz y Luján. En el departamento peronista comandado por Rubén Miranda y donde son caciques fuertes el propio Miranda y Guillermo Amstutz, con la poderosa influencia territorial además del vicegobernador Carlos Ciurca, Del Caño estuvo a sólo 100 votos de llegar al diez por ciento de los sufragios. Le fue muy bien en los centros urbanos y su efectividad disminuyó a medida que se alejó el voto del Gran Mendoza. En algunos departamentos, como en General Alvear, el voto por el FIT entró en la categoría “otros”.

Ver encuesta online: Del centro a la izquierda... ¿Quién te cae mejor?

http://www.mdzol.com/nota/490974-el-error-de-quemarle-el-trapo-rojo-a-del-cano/

Temas relacionados: