logo PTS

CULTURA

FINALIZÓ EL TALLER DE TVPTS Y CONTRAIMAGEN

Medios audiovisuales y lucha revolucionaria

Con la convocatoria al Taller sobre medios audiovisuales que realizamos en Comunicación de la UBA junto a la Juventud del PTS, nos propusimos abordar un debate que no está en nuestro “campo cultural”

Javier Gabino

29 de noviembre 2012

Medios audiovisuales y lucha revolucionaria

Con la convocatoria al Taller sobre medios audiovisuales que realizamos en Comunicación de la UBA junto a la Juventud del PTS, nos propusimos abordar un debate que no está en nuestro “campo cultural”: analizar la industria cultural audiovisual en la actualidad hegemonizada por el imperialismo norteamericano; retomar la historia revolucionaria que la enfrentó; conocer los procesos más avanzados que en la actualidad la cuestionan; y pensar desde ahí los debates sobre “los medios”. En resumen: nos propusimos abrir una discusión que puede parecer “extraña” en Argentina, donde la “politización de las prácticas culturales” existe, pero está moldeada por años de kirchnerismo y “cooptación” institucional. Donde la discusión de los medios se reduce a la pantalla del “7D”, que disimula el ataque a un monopolio en beneficio de la formación de otros monopolios. O donde las “políticas cinematográficas” son para mantener un pequeño sector del “mercado nacional”, subordinado, mientras el 70% de las pantallas de Cine y TV son directamente parte del mercado del entretenimiento norteamericano.

La convocatoria fue muy buena, participaron decenas de estudiantes, realizadores, trabajadores de medios y artistas. En el primer encuentro reflexionamos sobre el poder de la industria cultural audiovisual, desde una perspectiva muy concreta actual e histórica, analizamos el poder real que tienen los principales conglomerados de producción cinematográfica y televisiva de EE.UU., sus colosales ganancias, y la conciencia que tiene la burguesía imperialista de su utilización para difundir a gran escala “el modo de vida americano”. Pudimos ver cómo la penetración imperialista en los medios audiovisuales de Argentina hoy es tan grande que tira por tierra toda pose “nacional y popular”. Ante esta situación indagamos también en la historia de las revoluciones del Siglo XX, rescatando las experiencias que enfrentaron este poder con nacionalizaciones, expropiaciones, colectivización, socialización. El punto más interesante para todos fue que rescatamos “programas revolucionarios” para la cultura, basándonos en la Revolución Rusa, la Revolución Española, los debates en el Mayo Francés, y el “descubrimiento” del programa del Sindicato Ingles del Cine y TV de los 70, que proponía la expropiación sin pago y bajo control obrero de toda la industria del Cine y la TV (luego de un proceso de 8 meses de reflexión entre sus miembros). Pudimos ver como en las distintas situaciones históricas, los programas que se propusieron realmente tomar para los trabajadores y el pueblo los medios de producción cultural, debieron avanzar a una orientación anticapitalista, enfrentando la propiedad privada y el Estado.

En el segundo encuentro debatimos sobre el rol de internet en la actualidad, separándonos de las ideologías celebratorias que la consideran sin más un medio “democrático y plural”, como si no tuviera dueños, censura, dirigismo y vigilancia. Pero vimos al mismo tiempo el surgimiento de un sentido común de masas que ataca la idea de “propiedad intelectual”, mientras que desde el punto de vista político, el enfrentamiento a la crisis capitalista hace surgir nuevas intenciones de uso de esta tecnología en la lucha de clases. Así pudimos conocer ejemplos concretos, proyectamos imágenes de las nuevas producciones que surgen en Egipto, Grecia, España, el movimiento Ocuppy, desconocidas en nuestro país. Con una selección de fragmentos de documentales, películas de ficción, videoinformes, producciones colectivas y canales de TV por internet que impactaron a todos los presentes, al mostrar cómo la crisis capitalista trajo crisis también en las ideas, en las formas de producción, en los temas a tratar, y por lo tanto constituyen un terreno propicio para el surgimiento de ideas marxistas revolucionarias.

Se generaron mil debates, imposibles de transmitir en su conjunto, pero entre ellos hubo uno que es importante destacar: hay que plantearse que hay algo nuevo en Argentina, porque el 20N la clase obrera mostró su fuerza social y el poder que tiene, y eso abre la posibilidad de generar también otras discusiones en nuestro “campo cultural”. Si no es la farsa de “estás con Clarín o con el gobierno”, y si lo que está planteado es enfrentar el falso relato “nacional y popular”, desde TVPTS y Contraimagen aspiramos a que estos programas revolucionarios que discutimos y que enfrentaron la industria cultural desde una perspectiva anticapitalista, sean tomados por esta nueva fuerza social que se pone en marcha, junto a los estudiantes, los trabajadores de la cultura, comunicadores y realizadores audiovisuales. Esa es la “batalla cultural” que se viene.

Prensa

Virginia Rom 113103-4422

Elizabeth Lallana 113674-7357

Marcela Soler115470-9292

Paola Balma116693-2837

Temas relacionados: