logo PTS

Notas de tapa

CAUSA SOBRERO

Myriam Bregman: “Debemos combinar una política de denuncia e investigación paralela”

La detención de Rubén Sobrero vuelve a sacar a la luz una constante que viene desde los años ’90 y que se ha incrementado en este último tiempo notablemente, que son la cantidad de procesos penales contra los delegados y activistas que se mueven por fuera de las viejas estructuras de la burocracia sindical.

PTS

13 de octubre 2011

¿Qué evidencia el ataque al “Pollo” Sobrero?

La detención de Rubén Sobrero vuelve a sacar a la luz una constante que viene desde los años ’90 y que se ha incrementado en este último tiempo notablemente, que son la cantidad de procesos penales contra los delegados y activistas que se mueven por fuera de las viejas estructuras de la burocracia sindical.

Estos ataques, en los últimos años, son de dos maneras: uno, directamente a través de las empresas, iniciando causas de desafuero y/o despidos discriminatorios. Y la otra, mediante la intervención directa del Estado con represión y/o abriendo causas penales.

¿Cuáles son las conexiones con las empresas?

Todas estas causas penales tienen algún tipo de conexión directa con la actividad gremial que realizan los delegados. En el caso del Pollo Sobrero es evidente que detrás está la empresa. Todavía no sabemos hasta dónde, pero está claro que TBA pretende ligar al Cuerpo de Delegados del Sarmiento con los hechos ocurridos en el 2009.

Una metodología que se repite en varias causas y lugares. Por ejemplo, hoy (11/10) participamos con el Dr. Bonomi en una audiencia de la Cámara Penal por la defensa de dos delegados de los trabajadores de Disco. En este caso la empresa, para resolver discusiones de convenio y derechos laborales, comenzó a hacerles denuncias penales que van desde hurto hasta turbación de la propiedad. Y fue llamativo ver la cara de los jueces cuando se lo contábamos.

¿Qué se puede hacer en el apartado de la lucha político judicial…?

La única manera de frenarlos, algo que también se demostró en lo de Sobrero, es con la acción de los trabajadores en sus lugares de trabajo y la movilización en las calles. Esto es lo que ha logrado meter preso a Pedraza y liberar a Sobrero. Pero, evidentemente, hay que dar una respuesta de conjunto de las organizaciones combativas y de izquierda, junto con los organismos de Derechos Humanos independientes, para frenar este avance represivo del Estado.

Desde el punto de vista específico -y hablo desde la experiencia concreta de la causa por Julio López- debemos combinar una política de denuncia e investigación paralela sobre quienes investigan como hicimos desde Justicia Ya.
Es decir: investigar a los investigadores. En el caso de Sobrero hay que volver a hacerlo y llegar a quiénes son los que armaron la causa, y ver de demostrar los negociados entre TBA y el Estado, que implica la destrucción de los ferrocarriles, como bien a denunciado Sobrero.

Prensa

Virginia Rom 113103-4422

Elizabeth Lallana 113674-7357

Marcela Soler115470-9292

Paola Balma116693-2837

Temas relacionados: