logo PTS

NACIONAL

INTELECTUALES CON MAREA POPULAR Y DE GENNARO

Otro camino con los K y con el campo

Un puñado de intelectuales, encabezado por Guillermo Almeyra y Claudio Katz, salió a atacar al FIT actuando como pastores ideológicos del romance entre los semi K de Marea Popular y los amigos de la Federación Agraria y la Mesa de Enlace, Claudio Lozano y Víctor De Gennaro.

Octavio Crivaro

11 de julio 2013

Un puñado de intelectuales, encabezado por Guillermo Almeyra y Claudio Katz, salió a atacar al FIT actuando como pastores ideológicos del romance entre los semi K de Marea Popular y los amigos de la Federación Agraria y la Mesa de Enlace, Claudio Lozano y Víctor De Gennaro.

Este grupo construye toda una confusión política. La declaración “Construir otro camino” es un texto escrito por algunos intelectuales que apostaron al kirchnerismo, otros a la CTA (y a Binner), otros a Pino Solanas y casi todos a gobiernos latinoamericanos “populares” que reprimen movilizaciones por el transporte y las jubilaciones. La búsqueda de una izquierda no tan radical, con un discurso vacío heredado del autonomismo (“construimos desde abajo”), subordinándose al mismo tiempo al Estado burgués con sus generales, parlamentarios y fuerzas represivas, está a la deriva. Ahora echan agua bendita a Camino Popular, de Marea Popular y Claudio Lozano.

Esta confluencia es un milagro de la ciencia. Marea navega por las costas K, compartiendo actos con el Movimiento Evita. Lozano y De Gennaro, en cambio, apoyaron a la Mesa de Enlace sojera y venían militando para Binner. Lozano dijo que no rompería con Binner ni siquiera por elogiar a la derecha venezolana. Sería de “sectas trotskistas”, dijo. Efectivamente no rompieron por principios, sino por los cargos, lo mismo que los unió a Marea Popular.

Defiendo esto, aquello y lo otro

Estos extraños intelectuales de “izquierda independiente” reivindican la política kircherista en DD.HH., la ley de medios y hasta dicen que CFK tiene choques “crecientes” con el imperialismo. Quedan a la derecha de La Nación, que critica el acuerdo con Chevron como una afrenta a la soberanía. Con el clásico “apoyar lo bueno y criticar lo malo”, cuestionan que el kirchnerismo se apoye en el PJ y la burocracia sindical. Pero las medidas que para ellos son “progres” se hicieron para fortalecer el Estado, que mata qom, propicia el saqueo imperialista y niega derechos a los trabajadores. Estos intelectuales quieren el durazno, pero no la pelusa.
Atacan al FIT por “falta de estrategia”. En realidad rechazan a la izquierda clasista y compran microscopios políticos para encontrar gestos del oficialismo o la oposición centroizquierdista. Su “estrategia” pasa por prenderle velas a la unidad de una centroizquierda que, aunque capitule a los radicales (o socialistas) y al peronismo, no deje de ilusionarse con “construir” algo propio. Algo que, siempre, termina subordinado a proyectos burgueses.

Prensa

Virginia Rom 113103-4422

Elizabeth Lallana 113674-7357

Marcela Soler115470-9292

Paola Balma116693-2837

Temas relacionados: