logo PTS

NOTAS RELACIONADAS

"Pobres" gendarmes

Los que apoyaron, sea por derecha o por “izquierda”, a gendarmes y prefectos en su “lucha salarial” buscaron equiparar su situación con la de los trabajadores con bajos salarios.

Miguel Raider

25 de octubre 2012

Los que apoyaron, sea por derecha o por “izquierda”, a gendarmes y prefectos en su “lucha salarial” buscaron equiparar su situación con la de los trabajadores con bajos salarios. Desde 1993 el salario básico fue congelado y se implementaron módulos salariales en negro, lo que alentó que las cúpulas y los estudios jurídicos vinculados a oficiales de esas fuerzas promovieran la “industria del juicio”. Los K mantuvieron el sistema. El decreto 1307, cuya mala liquidación abrió el conflicto, garantiza $7.000 de mínima, sumas en negro incluidas. El suboficial Masa hizo trampa cuando dijo que el aumento llevaba los sueldos a $2.697, suma que forma sólo el salario básico. Izquierda Socialista y el MST, junto al resto del centroizquierda, compraron. Del Presupuesto Nacional surge que entre 2003 y 2012 las remuneraciones netas crecieron 670% para los gendarmes y 619% para los prefectos, muy por encima de la inflación. En 2012, las remuneraciones netas promedio fueron de $11.151 para gendarmes y $9.399 para prefectos. Incluso, si se considera como hipótesis que un 5% del personal es de alto rango y cobra en promedio $50.000, el resultado es una remuneración neta promedio para el resto de $9.106 en el caso de Gendarmería y $7.352 en Prefectura. En 2011, los trabajadores registrados cobraron en promedio $3.904 y los 3,5 millones de trabajadores en negro, unos $1.800. El contraste sólo se le puede pasar por alto a quienes se conmovieron con las “cacerolas” de los barrios acomodados.

Temas relacionados: