logo PTS

Comunicados de prensa

ROSARIO

Por qué no tenemos luz en los barrios

Decenas de miles de personas sin luz en Rosario, miles de ellas en las calles, reclamando, haciendo piquetes, cortando las calles de sus empobrecidos barrios obreros para reclamar ese vital servicio eléctrico, seguramente muchas de ellas son las que padecen la falta del agua potable, son las mismas que se inundaron o se quedaron sin los frágiles techos de sus viviendas por las piedras caídas en el ultimo fenómeno meteorológico aquí en Rosario...

Prensa PTS

21 de junio 2007

Decenas de miles de personas sin luz en Rosario, miles de ellas en las calles, reclamando, haciendo piquetes, cortando las calles de sus empobrecidos barrios obreros para reclamar ese vital servicio eléctrico, seguramente muchas de ellas son las que padecen la falta del agua potable, son las mismas que se inundaron o se quedaron sin los frágiles techos de sus viviendas por las piedras caídas en el ultimo fenómeno meteorológico aquí en Rosario, las mismas personas que tienen que hacer días de cola para ser atendidas en los hospitales, las mismas familias obreras del “trabajo precario” y del 11,3% de desocupación que reclaman por sus derechos a vivir como seres humanos.

Durante los 90¨ se realizaron las privatizaciones y por ende la entrega de los recursos energéticos que pertenecían a todos los trabajadores y el pueblo, ante el tipo de cambio monetario del 1 a 1, se dieron dos situaciones:

Por un lado, las altas ganancias que se llevaban esas empresas, permitieron amortizar las inversiones en acciones por las compras y concesiones en un breve tiempo, en algunos casos en 1 año. Por otro lado convenía invertir en estas compañías para obtener así mayores ganancias. De este modo se favorecieron entre otros, los capitalistas que se quedaron con Y.P.F, Yacimientos Carboníferos Río Turbio S.A. donde en el “consorcio privatista” participo la F.A.T.L.Y.F.(Federación Argentina de los Trabajadores de Luz y Fuerza), debido al accionar cómplice de las burocracias sindicales, Hidronor (hidroeléctrica norpatagónica) convertida en las hidroeléctricas privadas Alicurá S.A., Piedra de ˜águila, El Chocón, Cerros Colorados y Pichi Picún Leufú, Gas Del Estado que fue dividida entre otras en Metrogas S.A., Gas Natural Ban S.A., Litoral Gas S.A., Camuzzi Gas Pampeana y del Sur, Gasnor, Gas NEA, etc., Agua y Energía Eléctrica que fue separada y vendida en centrales térmicas, hidroeléctricas, transportadoras y distribuidoras. Toda la producción de energía del país fue a parar a manos privadas y aún sigue igual bajo este gobierno.

Con la devaluación y el cambio de 3 a 1 algunas de estas sociedades perdieron rentabilidad dentro del mercado nacional, por lo tanto dejaron de invertir y en el caso de la energía eléctrica aumentaron el precio del KW/hora a las distribuidoras. Ante la especulación por obtener un aumento del precio del gas en boca de pozo, el desabastecimiento y la gran demanda, la energía debe generarse utilizando combustibles mas caros como el fuel oil y el carbón.

En el caso de la distribuidora estatal EPE (Empresa Provincial de la Energía), ahora compra energía más cara a esas empresas y vende al mismo precio que antes.

A la vez, el parque energético de la provincia de Santa Fe creció y hasta se duplico por el crecimiento económico. En la provincia record en recaudación y superávit fiscal, que produce alimentos para 3 o 4 argentinas hay un 47 % de los niños pobres y casi el 50% de los trabajadores son precarizados.

En los últimos 10 años en la EPE se disminuyo la cantidad de trabajadores especialmente en Rosario. Somos solo 320 trabajadores en el área de distribución, para 330.000 usuarios. Se tercerizaron varios sectores, concibiendo la precarización laboral y las inversiones en instalaciones son absolutamente insuficientes.

Los trabajadores ante las interrupciones del servicio y el mantenimiento del equipamiento debemos trabajar entre 10 y 12 hs diarias como horas extras, sábados, domingos y nos suspendieron días de vacaciones. Sorprendentemente el directorio emitió una resolución reduciendo a la mitad esa cantidad de horas extras, eso causo mas demoras para reestablecer los servicios. No somos los trabajadores los culpables de que no haya luz o que se produzcan apagones.

En conclusión en 4 años de gobierno se mantienen los privatizadores menemistas de los ’90 que, encima, quieren aprovechar la crisis para descargar un tarifazo de gas y luz sobre las espaldas del pueblo trabajador. En estos 4 años se hizo todo desde el gobierno para mantener el mismo modelo de la explotación y la manutención de los grandes capitalistas.

Trabajadores, la única salida es la de expropiar a los privatizadores. Luchar porque las empresas de gas, petróleo y electricidad sean reestatizadas sin pago y puestas a funcionar bajo gestión de nosotros y los usuarios, los únicos que podremos ponerlas al servicio de las necesidades de las mayorías populares.

G. - Delegado de LyF

Temas relacionados: