logo PTS

MOVIMIENTO OBRERO

Se endurece el conflicto en Kraft

Luego de más de dos meses de persistentes reclamos, la patronal de Kraft sigue sin dar a los trabajadores una respuesta.

PTS

2 de agosto 2012

Luego de más de dos meses de persistentes reclamos, la patronal de Kraft sigue sin dar a los trabajadores una respuesta. Se presentó el pedido de aumento de los premios, categorías y el pago por guardería porque la burocracia de Daer firmó, a fines de junio y sin consultar a la base, un acuerdo paritario que los trabajadores consideran insuficiente. El trabajo a reglamento (no recupero de masa y no realización del estibado, lo que representa una importante pérdida para la empresa) y el quite de colaboración (no realización de horas extras) se mantuvo durante meses porque la misma burocracia acordó con la empresa un aumento de premios por debajo de lo que se reclamaba. Ahora la patronal dijo informalmente que les descontarían dinero de los premios a los trabajadores como represalia por el reclamo. La medida que se realiza consiste en no realizar las tareas que no están estipuladas en el convenio, lo que es un derecho de los trabajadores. Si una empresa, por este motivo, no pagara los premios al presentismo, sería una acción ilegal y una provocación porque nadie tiene derecho a quitar, por reclamar, un premio de asistencia a obreros que religiosamente ingresan antes de las 6 AM. Sería un ataque a los obreros y obreras que reclaman frente a un monopolio norteamericano multimillonario. No se trata de descontar las horas de paro, lo que ya es un ataque que vulnera el derecho de huelga, sino de tomar represalias económicas contra compañeros que ganan en mano $4000 por parte de una empresa que factura 600 millones de dólares al año.

Kraft perdió en estos meses de lucha más dinero tirando masa y productos terminados que lo que los trabajadores reclaman como aumento. Lo que pasa es que la empresa quiso negociar con la burocracia de Daer y no quiere verse sometida a la presión de la base obrera que se organiza y debate todo en Asamblea. No dar respuesta a un reclamo que se vota en Asamblea es un ataque a la democracia de los trabajadores y su forma de organización en Asambleas. Es por eso que la pelea que se viene es dura. Kraft se hizo conocida en el país en 2009 por su práctica antisindical y su política antiobrera y se ganó el repudio de millones y de millones de trabajadores, estudiantes y de la mayoría del pueblo y hoy amenaza con mostrar su cara nuevamente. Por esto hay que repudiar toda pretensión de atacar a los trabajadores y a su Comisión Interna, apoyar sus reclamos y medidas de lucha para ganar esta pelea.

Temas relacionados: