logo PTS

MOVIMIENTO OBRERO

¿Son o se hacen?

En RR Donnelley la patronal se fugó. Previamente presentó una quiebra fraudulenta. Dejó a sus obreros ante una disyuntiva de fierro: defender la fuente de trabajo sí o sí. Es necesario entonces que todas las fuerzas que se reclaman clasistas dejen sus mezquindades de lado y los apoyen incondicionalmente.

29 de agosto 2014

En RR Donnelley la patronal se fugó. Previamente presentó una quiebra fraudulenta. Dejó a sus obreros ante una disyuntiva de fierro: defender la fuente de trabajo sí o sí. Es necesario entonces que todas las fuerzas que se reclaman clasistas dejen sus mezquindades de lado y los apoyen incondicionalmente.

Sin embargo, la actitud del PO ha dejado mucho que desear. En el Encuentro convocado el 16/8 en Donnelley, el PO se negó a que se votara la exigencia a la CTA de que Lear y Donnelley fueran oradores centrales en el acto que convocaba la CTA, amenazando con retirarse si se ponía a votación esa moción. Esta actitud se repitió en distintos lugares donde se discutía la participación conjunta en el paro de la CGT y el acto de la CTA, como centros de estudiantes de la UBA, en varias reuniones de coordinación, etc. En todas, en forma enfática, se negaron a reclamarle eso a Micheli y la CTA. Finalmente la CTA con el aval del PO (y del MST y el PCR) dejó afuera de la lista de oradores a Donnelley y los quiso separar de Lear. Mal.

En el corte de Panamericana del día del paro nacional, los obreros de Donnelley fueron de lejos la delegación obrera más numerosa y bullanguera. E invitaron a un acto en la puerta de la gráfica, cuando finalizara el corte. Insólitamente el PO le dio la espalda a esta invitación y se borraron. Ni siquiera un orador. Mal.

Los compañeros se movilizaron el 26/8 para reclamar al juez, entre otras cosas, que se les abone el salario de este mes. Ni un miembro de la Naranja Gráfica que orienta el PO se hizo presente, y habían sido convocados. Mal.

Cuando la patronal buitre gerenciaba Donnelley los gráficos de Morvillo (cuya comisión interna responde al PO) tuvieron una actitud reivindicable. Se negaron a imprimir trabajos que los vaciadores querían desviar a otras imprentas. Pero la semana pasada, con Donnelley bajo gestión obrera, Morvillo realizó un trabajo que correspondía a Donnelley, sin que sus delegados se negaran. Inclusive han intentado justificar este accionar que no tiene justificación alguna. Re mal.

¿Son meras coincidencias estas actitudes hostiles del PO a los obreros de Donnelley? No sabemos, pero los exhortamos firmemente a que abandonen esa política.

En momentos que necesitan apoyo efectivo, más que antes, porque si les vacían de trabajo no conseguirán su sustento mientras luchan por que el Estado se haga cargo, poner palos en la rueda es criminal.

Temas relacionados: