logo PTS

Mundo Obrero

Tucumán: viva la lucha de los trabajadores de la salud

La ultima marcha fue la más numerosa, con más de 5 mil participantes, en respuesta a la persecución a la lucha por parte del gobierno, que ha enviado escribanos, inspectores y abogados que recorrieron los hospitales intentando amedrentarnos. El gobernador Alperovich planteó lisa y llanamente la judicialización de la legítima protesta mediante una denuncia presentada en la justicia por “abandono de persona”.

PTS

24 de septiembre 2009

La ultima marcha fue la más numerosa, con más de 5 mil participantes, en respuesta a la persecución a la lucha por parte del gobierno, que ha enviado escribanos, inspectores y abogados que recorrieron los hospitales intentando amedrentarnos. El gobernador Alperovich planteó lisa y llanamente la judicialización de la legítima protesta mediante una denuncia presentada en la justicia por “abandono de persona”. Con esta medida intenta también aislar la lucha de los Autoconvocados, tratando de poner a la opinión pública en su contra. Todos sabemos que el verdadero responsable de la deplorable situación de la salud tucumana es el gobierno: mantiene un presupuesto que no alcanza ni para proveer insumos, nos tiene con salarios miserables, con falta de infraestructura y es responsable también de la siniestra cifra de desnutridos en la provincia (más de 10.000, según los diarios nacionales). Este gobierno, cuya campaña fue financiada por la mafia de los medicamentos, quiere ahora ponerse de abogado de la gente que “no tiene recursos, ni obra social” cuando precisamente esto es a causa de que durante toda su gestión mantuvo al 40% de los tucumanos bajo la línea de pobreza y a más de la mitad de los trabajadores en negro.

Luego de la mediación del Obispo Villalba a favor del gobierno, incitando a levantar nuestra medida de fuerza para “escuchar” las mismas propuestas que son un insulto a nuestra lucha, el gobierno sigue insistiendo en que “no hay plata” para los trabajadores, amenazando incluso con la quita del aguinaldo y ahora la judicialización de nuestra legítima lucha.

¿Realmente no hay plata?

Hace unos días salió Rocchia Ferro, el máximo empresario cañero de la provincia, agradeciendo la colaboración del gobierno. Hace mención en realidad a los giros millonarios hacia los grandes empresarios que ha realizado el gobierno, a costa de tarifazos y altos impuestos, y también garantizando salarios bajos y precarización laboral. Ahí está la plata que nos niegan a nosotros. El gobierno argumenta que dar aumento para los Autoconvocados desataría exigencias de otros trabajadores estatales, argumento al que se suma la burocracia sindical. A esta lógica mezquina debemos oponerle la forma con la que los Autoconvocados nos organizamos y que es un ejemplo enorme para el resto de los trabajadores: organización democrática desde las bases, funcionando mediante asambleas, lo que nos permitió superar nuestras direcciones traidoras y luchar por nuestros derechos.

Propuestas

Semana a semana nuestras marchas van creciendo, ganando el apoyo de nuevos sectores de la sociedad. Debemos profundizar este camino impulsando los Comités de Apoyo y Solidaridad al Paro en todos los sectores de trabajadores y estudiantes, como estamos impulsando en las facultades de Filosofía, Derecho, Psicología y Artes, realizando actos, juntadas de firmas y aportes solidarios al Fondo de Lucha, dando cuenta que la lucha de los Autoconvocados es la causa de todos los trabajadores y el pueblo tucumano. Llamamos a todas las organizaciones solidarias a impulsar activamente un frente único por el triunfo del conflicto.

Como salió en varios mandatos de las asambleas, consideramos un punto clave para torcer esta pelea a nuestro favor, la exigencia a la CGT y la CTA a llamar a un paro activo provincial.

Proponemos a los Autoconvocados de la salud a convocar un Plenario provincial de trabajadores y estudiantes, con delegaciones nacionales de la salud, para enfrentar al gobierno y las burocracias; en defensa de la salud, el trabajo y por aumento salarial.


Por una Comisión de Mujeres Inter Hospitalaria

Hace poco tiempo, el gobierno de Tucumán propuso una “solución” al problema de la mortalidad infantil en la provincia: la adulteración de los índices para que “no se vea” la situación de pobreza que vivimos las mujeres tucumanas, en manos del gobernador Alperovich y el nuevo Ministro de Salud Manzur.

Las mujeres, nos llevamos la peor parte, las que somos madres no contamos con derechos mínimos, como jardines maternales en los lugares de trabajo, tenemos jornadas extenuantes en detrimento de nuestra propia salud que ya en sanidad tucumana se cobró la vida de 2 enfermeras del Hospital de Niños. Y cuando peleamos por nuestros derechos nos despiden, persiguen y amenazan como lo hace el gobierno dejando en claro que pretende amedrentarnos para impedir que participemos de las asambleas y movilizaciones.

Por esto - para fortalecer la lucha - es clave que un amplio sector de trabajadoras comiencen a organizarse impulsando Comisiones de Mujeres, siguiendo el ejemplo de la Comision de Mujeres del Hospital Garrahan y del Hospital Durand.

Pan y Rosas junto a trabajadoras de la sanidad llamamos a poner en pie una Comisión de Mujeres Inter hospitalaria encabezada principalmente por sus trabajadoras y que nuclee a todas las compañeras , esposas, hijas y familiares de los trabajadores porque creemos que en esta instancia del conflicto la existencia de una Comisión de Mujeres permitirá generar un ámbito fundamental de discusión y organización de las mujeres, comenzando así a dar pasos concretos en la lucha por nuestros derechos de cara al próximo Encuentro Nacional de Mujeres a realizarse el 10,11 y 12 de octubre en nuestra provincia.

Temas relacionados: