logo PTS

Santa Fe

Un llamado a la unidad de toda la izquierda clasista y combativa.

El referente del PTS-Frente de Izquierda Unidad de Santa Fe, Octavio Crivaro, se refirió al llamado que lanzaron Nicolás del Caño y Myriam Bregman, en nombre de la Dirección Nacional de dicho partido, a conformar un gran frente de todas las fuerzas de izquierda clasistas y socialistas, proponiendo esa misma alianza en la provincia de Santa Fe.

PTS Santa Fe

16 de junio 2021

Un llamado a la unidad de toda la izquierda clasista y combativa.

"Como han expresado Nicolás del Caño y Myriam Bregman, el PTS ha hecho un llamado a las fuerzas que ya integramos el Frente de Izquierda y de Trabajadores-Unidad y a las demás organizaciones de izquierda, como el Nuevo MAS y Política Obrera a conformar un frente de todas las organizaciones de izquierda clasistas y socialistas ante las próximas elecciones. Queremos ir juntos a la batalla política por conquistar nuevas bancas parlamentarias a nivel nacional, que han demostrado que en manos de la izquierda son instrumentos de lucha y de denuncia del régimen. Una unidad de toda la izquierda clasista y socialista puede permitirnos pelear por llegar por primera vez a los concejos municipales en Santa Fe, además de ser un salto en la construcción de una referencia política para miles que buscan una salida a la crisis favorable a los intereses populares", comenzó Crivaro.

"Como hemos dicho, proponemos explorar las posibilidades de lograr un acuerdo que exprese la diversidad entre nuestras corrientes. De no arribar a ello, tenemos el recurso de las PASO que hemos utilizado en el FIT en 2015 a nivel nacional para ordenar las listas proporcionalmente a lo que obtenga cada partido (o bloque de partidos) y presentar listas unitarias para diputados nacionales y para concejales en Santa Fe", profundizó el referente.

Crivaro continuó: "Un frente así despertará el entusiasmo de trabajadores, docentes, jóvenes y mujeres que aceleran su desencanto con el peronismo conservador de Perotti, así como en aquellos que ven la crisis histórica del Frente Progresista por gestionar los intereses de los sectores más poderosos en Santa Fe. Las docentes que enfrentan a Perotti-Cantero, las mujeres que pelean por sus derechos frente al oscurantismo del gobierno provincial, la juventud que enfrenta los despidos en calls centers, Falabella, en las empresas de reparto, los estudiantes que pelean para no abandonar sus estudios, los choferes que enfrentan a gobierno municipal y empresarios para cobrar, todos ellos podrían diferenciarse en un frente unitario de la izquierda. Por eso hay que impedir que tanto el oficialismo como la oposición de derecha exploten un inexplicable divisionismo en la izquierda".

Sobre el contenido del acuerdo, Crivaro sostuvo: "Una alianza de toda la izquierda clasista y socialista para las próximas elecciones debe partir de un programa que se delimite de toda variante centroizquierdista o progresista que busca mejorar las condiciones de un capitalismo que en esta pandemia se ha demostrado como incompatible con la propia vida. Un programa de independencia de clase como el que ya tiene el Frente de Izquierda Unidad, que proponemos como base para construir este proceso unitario. Lamentablemente en la provincia hemos visto que variantes que se proponían como alternativa a los partidos tradicionales, como es el caso de Ciudad Futura y el Frente Social y Popular, se han integrado sin ambigüedades al gobierno nacional, al provincial y al municipal, teniendo cargos, votando desde las autoridades en las legislaturas, los presupuestos o directamente el ajuste al sistema de transporte en Rosario. No se trata de ser la rueda de auxilio de los partidos de los poderosos sino de construir una alternativa independiente en este contexto donde la crisis sanitaria, social y económica y las políticas de ajuste golpean a los trabajadores, las mujeres, la juventud, las y los jubilados"

"Hay que romper con el rutinarismo y sectarismo que existe en sectores de la izquierda. Tanto el oficialismo del Frente de Todos como la oposición derechista de Juntos por el Cambio se están preparando para las elecciones de medio término de septiembre y noviembre en un cuadro de catástrofe social y sanitaria sin precedentes. Los salarios siguen cayendo por quinto año consecutivo. La baja de las jubilaciones y la pulverización del salario estatal es parte fundamental de un ajuste a la medida del FMI y los acreedores que incluyó la eliminación del IFE, mientras que el 60 por ciento de las niñas y niños han sido lanzados a la pobreza. No hay grieta entre ellos a la hora de defender el ajuste", planteaban en el comunicado Nicolás del Caño y Miriam Bregman.

“Lejos de prepararse para la inevitable segunda ola, el gobierno bajó el presupuesto de salud y avaló que alrededor de cien millones de dosis de la vacuna de Astrazeneca que se produjeron en la localidad de Garín salieran del país, como parte de su alianza con burgueses como Hugo Sigman. Miles de muertes se podrían haber evitado desde enero si, como planteamos desde el Frente de Izquierda Unidad se declaraba de utilidad pública el laboratorio de Sigman y se ponían todos los recursos nacionales al servicio de terminar el proceso de envasado de las vacunas en el país”, agregaron los referentes nacionales como Del Caño y Bregman.

“La izquierda es parte indivisible de las luchas obreras y populares como la histórica huelga de la salud de Neuquén, la de los vitivinícolas de Mendoza y Salta, los aceiteros en Santa Fe, los docentes. Frente al creciente accionar de los trabajadores, desocupados y sectores populares, la clase dominante busca a través de estas elecciones de medio término revalidar una orientación social al servicio del gran capital, ya sea optando por el oficialismo –que intenta arribar a un quórum propio en la cámara de diputados para que el Congreso se convierta en una nueva escribanía del Ejecutivo- o por la oposición derechista que busca posicionarse para ‘aggiornarse’ y regresar al poder en 2023. Ambas coaliciones buscan acordar con el FMI y los acreedores de una deuda ilegítima y fraudulenta, lo que implicará más miseria, hambre y desocupación”, explicaron.

Y para finalizar expresaron que: “No es tiempo de mezquindades. La lucha y los sufrimientos del pueblo trabajador, la crisis a la que nos llevaron los capitalistas y sus expresiones políticas ameritan hacer todos los esfuerzos para tener listas comunes de la izquierda clasista y socialista en todas las provincias del país”.

Prensa

Virginia Rom 113103-4422

Elizabeth Lallana 113674-7357

Marcela Soler115470-9292

Paola Balma116693-2837

Temas relacionados: