logo PTS

DEBATES

SE REALIZÓ EL FORO NACIONAL DE EDUCACIÓN POR UN CAMBIO SOCIAL

¿A dónde va la Izquierda Independiente?

El fin de semana pasado se realizó en Rosario el Foro Nacional de Educación por el Cambio Social, impulsado por los compañeros de la COMPA (FPDS, La Mella y SL). Participaron cientos de jóvenes, entre ellos compañeros de la Juventud del PTS.

Octavio Crivaro

14 de junio 2012

El fin de semana pasado se realizó en Rosario el Foro Nacional de Educación por el Cambio Social, impulsado por los compañeros de la COMPA (FPDS, La Mella y SL). Participaron cientos de jóvenes, entre ellos compañeros de la Juventud del PTS, y hubo interesantes paneles en los que, lamentablemente, ningún dirigente de la “izquierda partidaria” fue invitado. Referentes del FIT como Christian Castillo, Raúl Godoy o “Poke” Hermosilla (PTS), Altamira y Pitrola (PO), Pollo Sobrero (IS) o Alejandro López (diputado del FIT, dirigente de Zanon), podrían haber sido parte de la reflexión y tener “derecho a réplica” ante las acusaciones de sectarios o dogmáticos. En las jornadas de Marxismo que hace el PTS, discutimos nuestras posiciones, para enriquecerlas o superarlas, con dirigentes e intelectuales como Aldo Casas, Atilio Borón, Pablo Rieznik, Eduardo Grüner, Claudio Katz, Guillermo Almeyra, Horacio González, y muchos más. No pasó lo mismo en este foro.

“Ni calco ni copia” de gobiernos revolucionarios

El Foro tuvo como slogan “Ni calco ni copia”, frase con la que Mariátegui explicaba que los marxistas latinoamericanos debían pensar “con su propia cabeza” los problemas de la revolución. Esta, según Mariátegui, “creación heroica”, es fundamental, aunque a veces es reivindicada para cubrir con la idea vaga de “revolución” una práctica reformista lejana al horizonte del Amauta.

En el panel sobre “recursos naturales” José Seoane de la COMPA atacó a las multinacionales “extractivas”, pero omitió mencionar a petroleras como Repsol (y otras) que, parafraseando a Trotsky, “succionan la savia vital” de nuestro suelo. Denunciarlas implicaba repudiar a gobiernos como Evo Morales y Chávez, apoyados por la COMPA. Sólo Hugo Blanco, dirigente campesino del Perú y ex dirigente trotskista, criticó a Evo por reprimir en Tipnis, a pedido de estas multinacionales. Pero Blanco, por otro lado, sintetizó uno de los problemas “estratégicos” del foro: afirmó que la unidad revolucionaria de trabajadores, campesinos y originarios, contra el imperialismo y la burguesía, como la que propugnaba Mariátegui, había caducado, y defendió una suma de luchas sin coordinación ni objetivo revolucionario. Lejos de esto, justamente creemos que los socialistas debemos pelear por unir lo que el capitalismo separa, consolidando un bloque de la clase trabajadora y las clases subalternas para enfrentar al imperialismo, luchando por un gobierno obrero y popular. Los gobiernos de una burguesía nacional cipaya no pueden reemplazar esta poderosa alianza revolucionaria ya que, como decía Mella: “en su lucha contra el imperialismo –el ladrón extranjero- las burguesías -los ladrones nacionales- se unen al proletariado (...) Pero acaban por comprender que es mejor hacer alianza con el imperialismo que al fin y al cabo persigue un interés semejante”.

¿Qué marxismo para qué estrategia?

Ezequiel Adamovsky, como suele hacer, criticó el supuesto dogmatismo y eurocentrismo del marxismo, usando la maniobra de sectores académicos que igualan marxismo a estalinismo asumiendo, como sostuvo el neoliberalismo, que éste es inevitable. Estos ataques a un marxismo “cerrado”, va de la mano con defender la izquierda “realista” de gobiernos que sostienen la propiedad privada y reprimen a los trabajadores. El propio Adamovsky pasó del “asambleísmo” en 2001 a embellecer al kirchnerismo. Ante una crisis internacional que amenaza ser devastadora, con la emergencia de luchas de clases enormes y de una ultraderecha dura, es necesario un marxismo que busque renovarse y ponerse a prueba, pero afirmando la actualidad del pensamiento estratégico. Esta reflexión, clave para los valiosos militantes presentes en el foro, no existió en los debates.

Dos discusiones necesarias y dos primeras respuestas erradas

En el cierre, Ogando de La Mella clarificó hacia dónde orientar a la COMPA. Buena parte de su discurso fue un ataque burlón al “cuco” de la izquierda partidaria, mucho más enfático que las críticas a un gobierno nacional que tiene un cuantioso número de muertos, y recicló a los responsables políticos de los fusilamientos de Maxi y Darío. Como la mayoría de los militantes de la COMPA ven al PTS y el FIT como compañeros y no como enemigos, no es útil responder a estos ataques…

Una de las novedades del discurso, fue sugerir la idea de avanzar hacia un partido político, presentándose en las elecciones (en esto apoyado por Aldo Casas del FPDS). Esta decisión no es buena ni mala en sí misma: depende de qué se propone defender. Ogando dijo que en las elecciones hay que ser abiertos para hacer alianzas con “los que nos gustan bastante, los que nos gustan poco y los que no nos gusta casi nada”. Preguntamos: ¿se proponen ser una pata del progresismo sojero de Pino, como ya hacen sin mucho éxito el MST y el PCR? ¿Apoyar la candidatura de Binner y el PS, que atacan a los docentes y mantienen una policía asesina y encubridora de los asesinos de Patóm, Jere y el Mono del FPDS, como ya hace la Verde de ATE? ¿Militar un kirchnerismo crítico? Si en lugar de esto se propusieran avanzar hacia una política de independencia de clase como hace el FIT, defendiendo esta línea en las elecciones y en la lucha de clases, proponemos abrir este importante debate fraternalmente.
Ogando además reconoció la debilidad (real) de su espacio de no tener un trabajo serio y sistemático entre los trabajadores. Pero luego, haciendo gala del desconocimiento y el sectarismo, sostuvo que los fenómenos más dinámicos del movimiento obrero son la Juventud Sindical moyanista y el sector del SUTNA que ellos apoyan junto a Pablo Micheli, con los que debatimos en otra nota de este periódico. Olvidó mencionar, no por desmemoria, a las internas de la Alimentación y la Lista Bordó, a Zanon, a los compañeros del Subte, a los ferroviarios del Roca y el Sarmiento, a la oposición en Jaboneros, Gráficos, a los compañeros de VW Córdoba, y a la lista unitaria en ATE que impulsamos el PTS, el FPDS, el PO, IS y otros a nivel nacional. La debilidad reconocida por Ogando no puede ser revertida yendo como furgón de cola del michelismo en CTA y del moyanismo.

El PTS se prepara para realizar una Conferencia Obrera en Ferro, con importantes sectores del sindicalismo de base, quizá pequeños en relación a los millones de asalariados, pero combativos, antiburocráticos y representativos. Sabemos que muchos compañeros de la COMPA respetan a los sectores que se reunirán ahí, por lo que los invitamos a discutir su participación. Más en general, los llamamos a construir juntos fracciones clasistas, anticapitalistas y contra todas las alas de la burocracia

Prensa

Virginia Rom 113103-4422

Elizabeth Lallana 113674-7357

Marcela Soler115470-9292

Paola Balma116693-2837

Temas relacionados: