logo PTS

MOVIMIENTO OBRERO

Acindar y el paro

El paro nacional en Acindar despertó la bronca acumulada de los trabajadores que vienen de 10 días de suspensiones. En la semana hubo algunas asambleas que votaban adherir y exigían hacer asambleas el mismo jueves a las 6 de la mañana para discutir la modalidad.

29 de agosto 2014

El paro nacional en Acindar despertó la bronca acumulada de los trabajadores que vienen de 10 días de suspensiones. En la semana hubo algunas asambleas que votaban adherir y exigían hacer asambleas el mismo jueves a las 6 de la mañana para discutir la modalidad. La UOM, sin escuchar a las bases, resolvió en un Congreso de Delegados no adherir.

La comisión interna -donde hay dos miembros del grupo El Martinete; uno de ellos del PO- nuevamente se supeditó a la UOM y no impulsó asambleas para que las bases resuelvan qué hacer el día del paro. Frente a la bronca, el día del paro, un sector de la interna realizó una asamblea de acería a la salida de las 14 y sin afectar la producción, de la que participaron 50 compañeros y votaron la exigencia de una asamblea general con parada de planta para votar un plan de lucha. El otro sector impulsó un acto al mediodía en las inmediaciones de la fábrica y lejos de los trabajadores, que estuvo encabezado por la CTA michellista y parte de la anterior conducción de la UOM, corresponsables de la derrota de Paraná Metal.

El PTS fue parte del impulso de las asambleas, defendiendo el mandato de parar y organizó junto a Centros de Estudiantes un piquete en el acceso a la fábrica a las 5 AM, llamando a pelear contra los despidos y las suspensiones, y difundiendo la lucha de Lear y Donneley. Quedó claro, los metalúrgicos querían parar.

Corresponsal

Temas relacionados: