logo PTS

Comunicados de prensa

ROSARIO

Basta de muertes obreras

La sed de ganancia empresaria no tiene lí­mites. Por eso, la vida de un trabajador vale menos que un ladrillo. Dos jóvenes obreros más se suman a la lista de miles de muertos y accidentados por "accidentes de trabajo".

CeProDH

16 de mayo 2008

La sed de ganancia empresaria no tiene lí­mites. Por eso, la vida de un trabajador vale menos que un ladrillo. Dos jóvenes obreros más se suman a la lista de miles de muertos y accidentados por "accidentes de trabajo".

Ismael Ortigoza de 20 años y Hector Jara, de 27, paraguayo, son las nuevas victimas de la voracidad patronal. Otros 5 trabajadores resultaron heridos y se encuentran internados, todos ellos paraguayos, por el derrumbe de la obra de Urquiza y Santiago. Se suman Mariano Almaraz, de 26 años que el día martes murió aplastado por un alud de tierra. El día miércoles se derrumbó una casa en Montevideo al 1800 en otra obra, que de casualidad no produjo nuevas muertes o lesionados.

Estos son los últimos hechos de una situación gravísima que sufren millones de trabajadores a lo largo y ancho de la argentina. La sed de ganancia empresaria no tiene miramientos con la vida de los trabajadores. La precariedad laboral y los bají­simos salarios -el de la UOCRA es uno de los peores convenios colectivos de trabajo- son parte del un nefasto cóctel, que también cuenta con el aval de los dirigentes sindicales burocráticos, y por supuesto, con la mirada cómplice de las autoridades del gobierno y su justicia que, ante terribles condiciones de explotación laboral, justifica y avala con fallos fascistas como acaba de hacerlo el Juez Oyarbide contra los obreros textiles de origen boliviano justificando a los patrones esclavistas.

Lo mismo da si se trata de una pequeña obra o de un gran grupo empresario. Recordemos sino, la reciente explosión que en Acindar se cobró la vida de otros dos jóvenes trabajadores. La lista es interminable.

Ante esta situación el gobierno provincial viene impulsando la Ley de Comités de Seguridad laboral, que deja en mano de estas patronales asesinas los criterios de seguridad y que no va a significar otra cosa que darle "legalidad" a esta terrible situación.

Organizarse contra la inseguridad y la precarización laboral

La lucha por condiciones de trabajo dignas y seguras, va de la mano con la lucha por unir a los trabajadores efectivos, los contratados y en negro y por un salario equivalente a la canasta familiar.Porque los trabajadores precarizados son más vulnerables al apriete patronal para realizar tareas riesgosas. Y la inflación también aprieta y obliga a millones de trabajadores a jornadas laborales extenuantes (una de las principales causas de accidentes laborales) para llegar a fin de mes. Es necesario organizarse desde abajo. Para imponer que en cada obra y en cada fábrica se voten delegados para conformar comités de seguridad e higiene independientes de las patronales. Delegados votados democráticamente por todos los trabajadores, que puedan hacer asambleas para que sean los trabajadores los que discutan sus reclamos y cuál es la salida. Delegados revocables que representen a todos los trabajadores y puedan parar la obra o la producción ante cualquier falla o problema que ponga en riesgo su salud.

¡Basta de muertes obreras!

¡Castigo a los empresarios asesinos!

Temas relacionados: