logo PTS

DEBATES

Camino Popular, “mareado” desde el debut

El miércoles 9 de diciembre no sólo fue la histórica jura de los 3 diputados trotskistas del FIT. También fue el “debut” de Camino Popular, la alianza compuesta por La Mella-Marea Popular con Claudio Lozano, en el Congreso. Los muchachos de Marea, que aburrieron durante toda la campaña con slogans y frases vacías como “caminá distinto” y “dale fuerza a lo nuevo”, más bien tropezaron de entrada y reforzaron lo viejo y repodrido del kirchnerismo. Claudio Lozano no tuvo mejor idea que votar para Presidente de la Cámara Baja al ultra-católico, anti abortista y diputado por el FPV Julián Domínguez, elogiando su “correcta labor y gestión” durante los años que desempeñó esta función.

PTS

12 de diciembre 2013

El miércoles 9 de diciembre no sólo fue la histórica jura de los 3 diputados trotskistas del FIT. También fue el “debut” de Camino Popular, la alianza compuesta por La Mella-Marea Popular con Claudio Lozano, en el Congreso. Los muchachos de Marea, que aburrieron durante toda la campaña con slogans y frases vacías como “caminá distinto” y “dale fuerza a lo nuevo”, más bien tropezaron de entrada y reforzaron lo viejo y repodrido del kirchnerismo. Claudio Lozano no tuvo mejor idea que votar para Presidente de la Cámara Baja al ultra-católico, anti abortista y diputado por el FPV Julián Domínguez, elogiando su “correcta labor y gestión” durante los años que desempeñó esta función.

Lindo comienzo para Camino Popular y Lozano, que muestra la deriva de la centroizquierda, cerrando filas con todos los partidos patronales y saludando a un representante de un régimen que dio continuidad a la precarización laboral para millones de trabajadores, mientras se aumenta hasta el 100% el ingreso de las policías represoras.

Nada de esto sorprende. Por más frases bonitas y remeras del “Che” con las que se adorne Camino Popular, la trayectoria de lozano es coherente con su histórico papel de centroizquierdista amigo del régimen político (recordemos sin ir más lejos que votó junto a los patrones rurales en “la 125”).

Pero, por si faltaba más, el derrotero “centroizquierdista” siguió en la legislatura porteña con el pacto entre el PRO y los K al que se sumó la legisladora lozanista María América González. A cambio de ser confirmada como adjunta en la Defensoría de la Ciudad, puso a disposición su voto para aprobar la condonación de una deuda de más de 2.000 millones en impuestos no cobrados al multimillonario empresario K Cristóbal López y la exención en impuestos en sus salas de juego del Casino Flotante. Un aval directo hacia los que gobiernan para los patrones.
Lejos de “caminar distinto” Camino Popular, en solo dos pasos, ya mostró a dónde apunta su rumbo.

Temas relacionados: