logo PTS

LIBERTADES DEMOCRÁTICAS

Continúa el juicio por la Masacre de Once

Empresarios y funcionarios, responsables de una masacre contra el pueblo trabajador

Augusto Dorado

24 de abril 2014

Continúa el juicio por la Masacre de Once

El juicio oral por la masacre de 2012 en muestra la prepotencia de los responsables de esta hecho evitable que costó 52 vidas obreras y 700 heridos. Empresarios y funcionarios se desligan de responsabilidades y acusan juntos al maquinista, así como estuvieron asociados durante toda esta déKada, en la cual lo único ganado en materia de transporte es el viajar –precisamente- como ganado. Los Cirigliano (dueños de TBA), funcionarios de la CNRT (organismo estatal de control) y los impresentables ex secretarios de Transporte Jaime y Schiavi, todos aseguraron que los frenos del tren “chapa 16” funcionaban bien y que hubo una falla del maquinista.
Jaime y Schiavi defendieron su gestión asegurando haber trabajado “sin descansar un minuto” (¡cuando Jaime viajaba a Brasil con aviones pagados por Cirigliano!) y Jaime declaró no tener “cargo de conciencia por el accidente (sic) en Once”. Ambos confesaron haber trabajado en comunicación directa con “Néstor y Cristina”, lo que evidencia la responsabilid desde las más altas esferas del gobierno nacional. Mientras estos ex funcionarios declaraban como burlándose de las víctimas, los familiares y sobrevivientes realizaron un acto fuera de los tribunales, sindicándolos como dos de los principales responsables.

Los testimonios de sobrevivientes y familiares fueron contundentes: señalaron que el tren no frenó y pasó de largo en Morón, que tuvo problemas para frenar en Floresta, que antes de salir de Moreno anunciaban por altoparlantes que saldría con demoras y podía ser cancelado. Norma Barrientos, quien viajaba cerca de la cabina del motorman, entre lágrimas declaró haber escuchado “¡los frenos no me responden!” y pedidos de auxilio del maquinista.

Relatos sobre la angustiante espera del rescate, con el daño psicológico y en muchos casos físico que les queda como secuela de por vida y que no mereció prácticamente ningún tipo de asistencia por parte del Estado, ni mucho menos de la empresa, muestran el cinismo de los “pedidos de disculpas” de Schiavi o los Cirigliano.

Este miércoles 23 Randazzo y CFK anunciaron la renovación de los trenes de la línea San Martín, responsabilizando en primer lugar a los trabajadores ferroviarios (“ahora brinden el servicio, no hagan paros”) mientras a los empresarios apenas les piden que “cumplan” porque “están subsidiados”.

La reconstrucción de la red ferroviaria debe partir de expulsar a todas las empresas responsables del vaciamiento ferroviario, confiscarles los subsidios que recibieron durante años y poner todas las líneas ferroviarias bajo administración de los trabajadores y control de comités de usuarios populares, única solución de fondo al problema del transporte, a la que se niega tanto el gobierno como el conjunto de la oposición patronal.

Prensa

Virginia Rom 113103-4422

Elizabeth Lallana 113674-7357

Marcela Soler115470-9292

Paola Balma116693-2837

Temas relacionados: