logo PTS

Juventud

Continuamos la lucha por un boleto universal y gratuito

15 de septiembre 2011

por Juventud del PTS La Plata

A dos días de cumplirse un nuevo aniversario de la Noche de los Lápices, el Consejo Deliberante de La Plata aprobó el boleto estudiantil a $1 para los estudiantes de la UNLP. El Boleto Estudiantil ha sido históricamente una de las reivindicaciones más sentidas por la cual hemos luchado durante años y que tiene como emblema la lucha de los jóvenes en 1976 que terminó con el secuestro de nuestros diez compañeros el 16 de septiembre. 

Por eso que nuestro reclamo se haya aprobado es un logro de la lucha que dimos durante años, una demanda más que necesaria para que los hijos de los trabajadores puedan continuar con sus estudios. Sin embargo el proyecto de Boleto Universitario que se aprobó en acuerdo entre el intendente Bruera, Rectorado y las empresas de transporte, es apenas diez centavos menos que el boleto mínimo que es de $1,10. Además no contiene a todos los miembros de la UNLP , no están amparados docentes y no-docentes, ni estudiantes de otras unidades académicas y sólo vale para algunas líneas de la cuidad. Con muchas condiciones para que los estudiantes accedan, teniendo que ser alumnos regulares y pudiendo solicitarlo por sólo seis meses. 

No podía ser de otra manera, tratándose de Tauber, que viene de triplicar el precio del comedor, y de un gobierno que se ha apropiado de los reclamos históricos de los sectores populares para transformarlos en tibias concesiones. Mientras el boleto a $1 significaría un gasto mensual de $480.000 con Bruera las empresas de trasporte reciben 34 millones de pesos de subsidios, cuando es uno de los transportes públicos más caros del país. Nada se les exige a estas empresas que hacen ganancias millonarias con un transporte en decadencia que pagan los trabajadores, como vimos en el accidente de Flores.

Conquistar el Boleto Universitario es un avance para el conjunto del movimiento estudiantil pero este boleto a $1 todavía esta por detrás de la reivindicación que siempre levantamos. Para conseguir un boleto universal y gratuito debíamos discutir un proyecto en asambleas para imponerlo en las calles. Pero esa no fue la política de la Conducción de la FULP conformada por la COPA (FPDS) y CEPA (PCR), quienes se limitaron a hacer unas pocas marchas en esta última semana con un casi nulo debate en las facultades para que los estudiantes participen.

Partiendo del paso de haber puesto en la agenda nuestro derecho a un boleto universitario debemos retomar la perspectiva del boleto universal y gratuito para estudiantes secundarios, terciarios y universitarios, docentes y no docentes que se costee con el dinero que el gobierno destina a subsidiar la educación privada y a las empresas del transporte. Los estudiantes chilenos están dando un gran ejemplo de cómo se pelea por la educación pública y gratuita, realizando enormes asambleas y movilizaciones, uniéndose a los trabajadores. Este es el camino que la FULP y el movimiento estudiantil tiene que seguir.

Temas relacionados: