logo PTS

Mundo Obrero

ALIMENTACION - BUENOS AIRES

En Bagley la bronca viene de abajo

Desde hace varias semanas, los trabajadores de Bagley- Arcor de la ciudad de Salto han comenzado a realizar asambleas. Están cansados.

PTS

15 de mayo 2008

Desde hace varias semanas, los trabajadores de Bagley- Arcor de la ciudad de Salto han comenzado a realizar asambleas. Están cansados. Mientras paga un básico de 1200 pesos, el Grupo Arcor ganó durante el año 2007 casi 350 millones de pesos, y aumentó sus precios hasta un 40 % en lo que va del año.

Por eso los trabajadores se han autoconvocado para exigir aumento de salario, y cuestionar la actitud de Rodolfo Daer, el sindicato y la actual comisión interna.

La Verdad Obrera dialogó con dos obreros de la planta Bagley de Salto (Prov. De Buenos Aires)

¿Nos pueden contar como empezó el conflicto, y que es lo que están reclamando?

Pedro (División Galletitas): Con varios compañeros decidimos reunirnos ya que tenemos un básico de 1.200 y que los delegados no hacen mucho por ayudarnos. Entonces decidimos auto-convocarnos. Ahí empezó la primera medida de fuerza que era un quite de colaboración. Así logramos en la segunda asamblea que por medio de un petitorio firmado por todos los compañeros baje la comisión directiva del gremio para hacerles saber la problemática que teníamos. Eran 4 puntos principales. Primero, la falta de representación gremial. El mandato de los trabajadores está virtualmente ausente, o por lo menos no se ejercita en defensa de los intereses de los trabajadores.

Segundo, las remuneraciones son insuficientes y no alcanzan para cubrir las necesidades básicas de la canasta familiar. Esto nos obliga a realizar horas extras que nos perjudican tanto en lo físico, como en lo familiar. Por eso requerimos que el gremio exija a la patronal una justa recomposición salarial. Tercero, la existencia en la empresa de contratados de trabajo precario. La empresa terceriza actividades y las empresas Saevent S.R.L. y Adeco despiden o suspenden a los compañeros en forma indiscriminada y arbitraria. Por último, una carencia total de información gremial.

Después de este reclamo, se vino la tercera asamblea que fue un éxito. Más de 500 compañeros convocados, donde se hicieron presente los secretarios generales. Esta asamblea fue muy debatida, y a la vez muy dura contra los secretarios y delegados. Se propuso ordenar las problemáticas que teníamos, fuimos a votación y se aprobó que primero vamos por el salario, por $1.900 de básico.

¿Y cual ha sido la posición de la Comisión Interna ante estos reclamos?

La Comisión Interna que tenemos deja mucho que desear, ya que en vez de estar con los empleados parece que están del lado del empleador. Empezaron junto con los directivos de la empresa a apretar a los empleados para que estos no asistieran a las reuniones auto-convocadas y así perdiéramos fuerza. Pero lo único que lograron fue que la gente se enfureciera más.
Nosotros realizamos asambleas autoconvocadas, y la verdad que el apoyo de los compañeros fue algo extraordinario, que le dio una confianza y una fuerza a esta lucha.

¿Como sigue la lucha ahora?

La lucha recién está empezando. Luego del petitorio y que bajaran los directivos del sindicato llegamos a un acuerdo que el sindicato mandara una carta a documento con lo que estábamos pidiendo y dando un plazo de cinco días hábiles. Si no hay respuesta, vamos a la medida de fuerza. Este plazo se define el día viernes 16 de mayo y el sábado 17 se define en asamblea la propuesta de la patronal. También se define la continuidad de los delegados, y el tema de los contratados. Esta lucha es muy dura pero la unión de los trabajadores la va a hacer mas fácil. ¡Por un trabajo digno y sueldo digno!

Temas relacionados: