logo PTS

MOVIMIENTO OBRERO

En Fate, el PO apoya la lista de Micheli

Sin tener participación en el gremio, el Partido Obrero tomó la insólita decisión de apoyar a la Lista Negra, alineada con la CTA de Pablo Micheli.

15 de marzo 2012

Sin tener participación en el gremio, el Partido Obrero tomó la insólita decisión de apoyar a la Lista Negra -alineada con la CTA de Pablo Micheli que acaba de financiarla con $100.000 para la campaña- para las elecciones del próximo 20/3 en el SUTNA San Fernando (Fate). No conforme con esto, nos llama a retirar nuestra lista Marrón de Fate, en la pelea por la única seccional que en este tiempo mantuvo alguna independencia de la burocracia, y a apoyar la Negra, encabezada por los principales dirigentes de la Seccional San Fernando, que ahora inconsultamente se alinearon con Micheli. 

Los argumentos que dan (Prensa Obrera 1.213), muestran una total falta de conocimiento del gremio. Dicen que la lista Negra es “donde se encuentra la mayoría de los delegados y activistas de la vieja Marrón”. Esto no es así: de la totalidad de los delegados de sector de la “vieja Marrón” (2007-2008) cuatro seguimos en la actual Marrón y tres se fueron con la Negra. En relación a los luchadores, la afirmación es de mínima muy discutible, ya que en la lucha del 2008 quedó afuera una parte muy importante de los mejores compañeros. De los que continúan de esa lucha, la mayoría apoya a la Marrón.

En la lista Marrón nacional, va como Secretario Gremial el “Coco” Santillán, compañero despedido en el 2008 y reinstalado en el 2011, que fue parte de la histórica huelga del ‘91. 

Según la desinformada visión del PO, “La decisión de escindir la vieja Marrón se dio de último momento, empujados producto de haber quedado en minoría frente a la elección de los candidatos de las listas y la negativa de la ahora Lista Negra-Verde de integrar a la izquierda en sus listas”. En realidad, la lista Negra nace como agrupación separada de hecho al violar los mandatos de Asamblea en medio de la lucha. Impusieron el plebiscito de Wasiejko, cuando había sido rechazado en asamblea. Abandonaron a los compañeros al apoyarse en el sector carnero de la planta para cerrar la lucha e impedir que los que nos oponíamos pudiéramos hablar en la asamblea. Por si faltaba más, se encargaron de liquidar en una reunión de agrupación, con maniobras de todo tipo, la posibilidad que las minorías pudieran expresarse públicamente. Se llegó incluso, por fuera de todo principio mínimo de clase, a afirmar que pondrán un candidato a delegado en el sector de Mantenimiento para desplazar al delegado Ottoboni, que tiene dos juicios de desafuero encima, colaborando así con la patronal en su intento de despido.
 
El PO debería conocer los hechos, aunque no haya participado de ellos. Lo que señalamos demuestra que es falsa su afirmación de que “con los compañeros de la Lista Negra de San Fernando sigue abierta la lucha política contra la cooptación”. No es así. La violación del mandato de asamblea, la imposición del plebiscito de Wasiejko, la censura a las minorías, son pruebas contundentes de que el proceso de cooptación ya se consumó (para nosotros hace bastante más tiempo que cuando se dio la expulsión del MAS). ¿Al PO no le llama la atención que los “aún no cooptados” hayan decidido que nadie de izquierda que se reivindica clasista pueda estar en la lista? ¿Y la financiación por parte de Micheli de la campaña de la Lista Negra, con 100.000 pesos? Si todo esto no es cooptación, ¿qué es cooptación para el PO?
 
Pero esto no es todo. Mientras justifica su apoyo a Micheli falseando los hechos, el PO critica desde afuera: “Hace muchos meses los delegados del sector radial camión vienen proponiendo estructurar un bloque de delegados y activistas en delimitación con la comisión ejecutiva del Sutna San Fernando. El MAS rechazó esta propuesta con el fin de negociar hasta último momento un lugar en la lista”. Por fin el PO conoce un hecho. Pero oculta que esa política de bloque de independencia de clase fue impulsada por el PTS, con el acuerdo de dos delegados independientes. Es cierto que el MAS terminó rompiendo con la Negra a último momento y que asumió que los expulsaban solo cuando les negaron los cargos, mientras nosotros planteamos la necesidad de otro reagrupamiento cuando los dirigentes de la Seccional violaron mandatos de asamblea, levantaron paros sin consulta e impusieron el plebiscito de Wasiejko. No obstante hemos logrado la formación de la Marrón donde agrupar a los clasistas, a los que no se fueron con Micheli y se mantienen independientes, lo que es un paso adelante. ¿PO pretende que retiremos esta lista para apoyar a los amigos de Micheli?
 
Para completar su confusa política, el PO sostiene “que la vuelta de la burocracia violeta sería un fuerte retroceso, que pondría decididamente en riesgo las conquistas y la organización clasista en Fate” (las negritas son nuestras).En base a esto, su propuesta es retirar la lista Marrón en Fate. Algo insensato o una invitación a capitular: no se puede enfrentar a Wasiejko desde la trinchera de Micheli ¿Acaso la Negra no va a aliada con los traidores abiertos de la Verde en Pirelli? Uno de sus integrantes de la Lista para la seccional Merlo acaba de “arreglar” con la patronal de Pirelli por $300.000 abandonando la “lucha” contra la Violeta, a pocos días de las elecciones.

La verdad es que hoy la lista Negra es también parte funcional, junto a la Violeta de Wasiejko, al objetivo de la patronal de Fate de querer barrer a la izquierda y a lo que aún queda de lo surgió como parte de esa gran lucha del 2007, para avanzar sobre las condiciones de explotación de los trabajadores. Más aun, para atacar a la “organización clasista” en Fate, la Negra ha sido más eficaz que el propio Wasiejko que fue impotente para este objetivo. Si ganara la Negra, ningún militante de izquierda o activista que levante una política de clase quedaría en la seccional San Fernando. Por eso que la única forma de salvar “la organización clasista” hoy es mantener una organización separada de los michelistas y rechazar el indigno “consejo” que nos da el PO que “retiren la lista”, lo que disolvería a la izquierda y negaría la necesaria clarificación política para forjar a una vanguardia clasista seria. 
 
Compañeros del PO: si van a tomar semejante decisión de dar apoyo político a la lista auspiciada por la burocracia de la CTA, al menos no deberían hacerlo tan livianamente. Mientras denuncian que la Negra-Verde ha transformado las elecciones del neumático en una interna de la burocracia de la CTA, quedan atrapados en la misma. No entendemos como un partido que dice luchar contra “el sindicalismo” y por llevar la lucha socialista al movimiento obrero, mediante la “agitación de las ideas de izquierda”, termina apoyando a una lista totalmente hostil la izquierda y con discurso directamente macartista. Es por ello que fraternal y sinceramente los invitamos a rever su posición y a apoyar a la Marrón en Fate.

Temas relacionados: