logo PTS

MOVIMIENTO OBRERO

NEUQUÉN

En Molarsa sacamos a la policía de la fábrica

El 29 de mayo, los papeleros de Molarsa escribieron una página gloriosa de la lucha obrera en el Parque Industrial. Cortaron la Ruta 7 junto a los ceramistas, docentes, estatales, el Centro de Humanidades y la Juventud del PTS, entre otras organizaciones.

PTS Neuquén

30 de mayo 2013

El 29 de mayo, los papeleros de Molarsa escribieron una página gloriosa de la lucha obrera en el Parque Industrial. Desde la madrugada cortaron la Ruta 7 junto a los ceramistas de Zanon y la Neuquén, docentes de la Agrupación Negra, estatales de la Violeta Negra, el Centro de Humanidades y la Juventud del PTS, entre otras organizaciones. La acción para exigir el retiro de la policía de Sapag copó los titulares de los medios regionales. Luego participaron de la jornada convocada por la CTA, donde hicieron uso de la palabra. Volvieron a la fábrica acompañados por delegaciones obreras y estudiantiles, su abogada Natalia Hormazábal del CeProDH, el diputado obrero y socialista Raúl Godoy, quienes junto a la firmeza de los obreros papeleros conseguimos echar a la policía. Como dijo Alfredo Fuentes, delegado de la Comisión Interna: “entraron con el pecho hinchado y se fueron como ratas”. Al grito de “fuera milicos, fuera” los policías desfilaron su humillación por el ‘pasillito’ armado por los obreros. Raúl Godoy remarcó: “en el Parque Industrial mandan los obreros, no la policía”.
Los papeleros este mes enfrentaron todo tipo de ataques y maniobras de la patronal multinacional con el servicio del gobierno del MPN. El reclamo por la reincorporación de ‘Chango’ Acevedo, trabajador al que más de 20 años de fábrica arruinaron su salud, fue respondido con el despido de 15 contratados, aprietes con escribanos en las líneas de producción, amenazas de nuevos despidos, el intento negar el ingreso a los obreros y sus delegados, y finalmente con la militarización de la planta.
Ante esto los obreros respondieron con asambleas masivas, trabajo a reglamento, volanteadas, paros parciales por turno, y un contundente acto, hasta paralizar totalmente la planta y los cortes de ruta. Una verdadera “escuela de guerra”.
Como dijeron al final: “hoy más que nunca, redoblamos la lucha por la reincorporación de nuestro compañero ‘Chango’ Acevedo y la efectivización de los tercerizados”.

Temas relacionados: