logo PTS

LIBERTADES DEMOCRÁTICAS

BARILOCHE

La banca obrera del FIT y el Sindicato Ceramista por la libertad de los presos políticos

El miércoles 30/1 Raúl Godoy del PTS y diputado del Frente de Izquierda de Neuquén, junto a Elisa Cisternas del SOECN se hicieron presentes en Bariloche para exigir la libertad de los presos políticos y ponerse a disposición de los familiares de los compañeros y luchadores sociales.

PTS

7 de febrero 2013

La banca obrera del FIT y el Sindicato Ceramista por la libertad de los presos políticos

El miércoles 30/1 Raúl Godoy del PTS y diputado del Frente de Izquierda de Neuquén, junto a Elisa Cisternas del SOECN se hicieron presentes en Bariloche para exigir la libertad de los presos políticos y ponerse a disposición de los familiares de los compañeros y luchadores sociales.

Los saqueos del 19 de diciembre dispararon una brutal represión que dejó un tendal de heridos y detenidos que pusieron de relieve la grave crisis que se vive en los barrios pauperizados de la “suiza argentina”. El propio ministro de Desarrollo Social de Río Negro, Ernesto Paillalef, reconoció que más de un tercio de la población (aproximadamente unas 40.000 personas) está por debajo de la línea de la pobreza y sobrevive a duras penas de las “migajas” que dejan el comercio y el turismo.
Esta situación social se vio mezclada con la política clientelar, explotada en un feroz internismo entre la intendencia y otras camarillas kirchneristas involucrando a burócratas sindicales como Walter Cortéz del gremio de comercio y los demás partidos patronales.

El “desborde social” fue la excusa utilizada por los gobiernos nacional y provincial para militarizar los barrios y desatar junto a jueces, probadamente reaccionarios, un combo represivo sobre militantes sociales criminalizando no sólo la protesta sino también la pobreza. El peso de la acción punitiva recayó inicialmente sobre cinco miembros de la Cooperativa 1° de Mayo, dos hombres y tres mujeres, a los que luego se sumaron otros tres hombres y tres mujeres apresados por manifestarse solidariamente en la ruta 40 por sus compañeros. La detención de las mujeres se produjo en las más deplorables condiciones, encerradas en celdas llamadas “buzones” por su estrechez, aisladas del mundo, separadas de sus hijos y en medio de un ensañamiento judicial que prolongó el encierro más de una semana por cargos excarcelables, los mismos por los cuales las patronales del campo nunca fueron siquiera procesadas.

En medio de esta atmósfera, Raúl Godoy y Eli Cisternas acompañaron a la abogada Marina Schifrin de La Gremial de Abogados en una recorrida a las dependencias de la Gendarmería y la Policía Federal en la que se encontraban los detenidos para luego terminar en el juzgado penal con la liberación de cinco de ellos, en la que se demostró que la presencia y presión hasta el último minuto fue necesaria para lograr la excarcelación.
En la tarde, sentados en una de las plazas que rodean al Centro Cívico, más relajados por la sensación de haber dado un paso adelante, familiares y miembros de la cooperativa contaban a Raúl y Elisa cómo funciona la misma. Al promediar la tarde iban llegando algunos de los liberados. Fue emocionante ver a “La Tana”, primera en llegar, levantar los brazos, abrazar a Raúl y exclamar “¡Zanon! ¡Yo sabía que vendrían!”
El final de la jornada estuvo marcado por la participación de todos nosotros en la movilización contra la megaminería. Esta tuvo un tinte distinto a las de marchas anteriores. Hubo cánticos por la libertad a los presos por luchar, Raúl Godoy dirigió un mensaje a los presentes y hubo una profunda sensación de que, al menos una vez, se habían desplazado los prejuicios e idearios vulgares, funcionales a las patronales de las cámaras de comercio y turismo y sus representantes en el gobierno.
En la mañana del jueves Godoy y Cisternas participaron de la conferencia de prensa encabezada por Marina Schifrin y otros miembros de La Gremial de Abogados.

En las últimas horas el juez Lozada, que atiende momentáneamente la causa de los presos “por los saqueos”, otorgó la detención domiciliaria para las mujeres y el traslado desde Viedma a Bariloche para los hombres.
La lucha continúa por la liberación de todos ellos.

Corresponsal desde Bariloche

Temas relacionados: