logo PTS

Actualidad

ENTREVISTA A ALEJANDRO, DELEGADO DE ATE SENASA

“Los dos bandos están de acuerdo con mantener la ley videlista de trabajo rural”

En un conflicto con altísimos intereses económicos, donde están descartados los intereses del pueblo y los trabajadores; y reflejan también un desprecio hacia los sectores populares, los trabajadores rurales, siempre postergados, donde la mayoría trabaja en negro.

PTS

15 de mayo 2008

¿Cuál es tu opinión sobre el conflicto entre el gobierno y el campo?

En un conflicto con altísimos intereses económicos, donde están descartados los intereses del pueblo y los trabajadores; y reflejan también un desprecio hacia los sectores populares, los trabajadores rurales, siempre postergados, donde la mayoría trabaja en negro. Es una guerra de poderes que puede llegar a confundir al sentido común por eso hay que leer entre líneas: excluyen los intereses populares porque la intención no es favorecer a estos sectores. Por ejemplo nadie habla de la vigencia perversa de la ley videlista sobre el trabajo rural. Eso quiere decir que los dos bandos están de acuerdo en mantenerla. Y a la vez, si el gobierno esconde 3 millones de pobres con la intervención al INDEC, es imposible creerle que vaya a “distribuir la riqueza”. ¿Entre quienes la quiere “distribuir”? Como viene demostrando el gobierno en la realidad, las retenciones van a subsidios para los grandes empresarios y para el pago de la deuda al Club de París.

El gobierno y el campo son “socios enfrentados”, pero ante conflictos sociales se unen. Por ejemplo, en la lucha de los trabajadores del Casino, Clarín y el gobierno acordaron silenciar y armaron un cerco mediático.

En ATE y la CTA hubo amenazas de ruptura frente a este conflicto...

Sí, hay dos sectores que responden a intereses políticos. Unos están con el campo apoyando a la Federación Agraria que es parte de la CTA. Otros están con el gobierno, como los D’Elía y Depetris que fueron funcionarios del gobierno. Yo no estoy con ninguno de los dos. Hay que despegarse de estas dos posiciones y bucear en las genuinas demandas de los trabajadores. Por eso hay que discutir en asambleas y plenarios las posiciones propias de los trabajadores de base, para no aceptar bajadas de línea de ninguno de los dos bandos y exigir que se lleve a cabo lo votado. Hay que reorganizarnos democráticamente para llegar a un programa que contenga nuestras demandas, tanto en el campo como en la ciudad.

La Federación Agraria, bajo el manto de defender a los “pequeños y medianos productores” no plantea nada distinto de la Sociedad Rural. Vale preguntarse, ¿de qué lado se pondría la FAA si planteamos que la CTA levante una campaña nacional para derogar la ley esclavista del trabajo rural?

Este conflicto hace que la cobertura de las noticias se concentre sólo en el gobierno y las 4 entidades del campo, cuando hoy los ataques y persecuciones a los trabajadores del campo y la ciudad continúan como las graves imputación hacia compañeros de Casino, Mafissa, Subte, INDEC, Bauen, o el caso de un compañero de MOCASE detenido hace 20 días.

Temas relacionados: