logo PTS

Movimiento Obrero

ROSARIO: SE CAYO EL COMPRADOR QUE PROMETIO LA UOM Y EL GOBIERNO

Los trabajadores de Mahle vuelven a la toma y a las calles

Hace apenas dos semanas, los principales diarios de la ciudad y del país, haciéndose eco de las declaraciones de los ministerios de Trabajo de Binner y Cristina y de la burocracia de Caló (UOM), aseguraban que el conflicto en Mahle estaba solucionado, que un empresario compraría la firma, conservando todos los puestos de trabajo e incluso trayendo nueva maquinaria.

PTS

8 de julio 2009

Hace apenas dos semanas, los principales diarios de la ciudad y del país, haciéndose eco de las declaraciones de los ministerios de Trabajo de Binner y Cristina y de la burocracia de Caló (UOM), aseguraban que el conflicto en Mahle estaba solucionado, que un empresario compraría la firma, conservando todos los puestos de trabajo e incluso trayendo nueva maquinaria. Pero la verdad no tardó en mostrarse y necesitó de un solo hecho: que pasaran las elecciones. Al empresario propuesto por los K, el “carapintada” Ramiro Vasena, el Banco Nación no le quería dar el crédito por insolvente. Los gobiernos provincial y nacional sembraron esperanzas en un empresario “insolvente” para evitar cualquier “estallido social”, como dicen los propios trabajadores. La última “propuesta” que tiró Vasena fue que los trabajadores “participen” con el 20% de las acciones de la firma (crédito del Estado mediante). Toda una burla, que los trabajadores no tardaron en rechazar.

Luego de volver a convocarse en asamblea, los trabajadores definieron volver a la planta y las calles. El viernes 3 se movilizaron por el centro de Rosario junto a los trabajadores de Cotar, de la óptica Balbazoni, portuarios, y varias organizaciones sindicales y políticas; y este viernes 10 planean marchar a la cámara empresarial del sector metalúrgico. Exigen una resolución inmediata tras dos meses de promesas incumplidas y empiezan a plantear la posibilidad de expropiación. También exigen auditar las negociaciones para frenarle la mano a los dueños de Mahle, que sólo buscan embarrar la cancha para terminar vaciando la empresa, dejando a las 500 familias en la calle.

Millones para las multinacionales, chamuyo para los trabajadores

Cuando General Motors, que recibió subsidios de todos los gobiernos, decide despedir cientos de trabajadores, recibe como respuesta la “seguridad” de la policía provincial de Binner y más tarde un crédito de $ 260 millones del gobierno nacional, sacado de los fondos de la ANSES.

Cuando 500 trabajadores deciden enfrentar el cierre de su empresa luego de años de abuso patronal, despidos y avances sobre las conquistas más elementales (con silencio cómplice del Ministerio de Trabajo), lo único que reciben como respuesta son promesas vacías. Tanto el falso “socialismo” de Binner y los K son aliados de las grandes patronales, y ambos se vienen oponiendo a la medida que hay que tomar con estos empresarios negreros: Mahle, que quiere dejar en la calle a 500 familias, debe ser expropiada sin pago, estatizada y puesta a producir bajo control de los trabajadores.

Momentos decisivos

Es urgente organizar comités de solidaridad que junto a los trabajadores organicen recorridas por los barrios, fábricas y sindicatos en busca del apoyo popular y organizando marchas y festivales solidarios.

Las trabajadoras de Mahle y las compañeras de los obreros, podrían cumplir un rol fundamental para estas tareas, convenciendo uno a uno a los trabajadores y trabajadoras que se encuentran cansados de tanto manoseo del gobierno. La mejor herramienta para esto sería una comisión de mujeres en lucha, como hemos visto en numerosas luchas en todo el país.

Todos estos esfuerzos deben ir en el camino de unificar todas las luchas de los trabajadores de la región contra los despidos y los abusos patronales. Miles y miles de trabajadores.

La CTA Rosario tiene una gran responsabilidad en este sentido.
Lamentablemente, tras la movilización para “que la crisis no la paguen los trabajadores”, la CTA no ha vuelto a plantear ni una sola medida para que esta consigna se haga realidad.

Desde el PTS venimos insistiendo en la necesidad de un gran encuentro de trabajadores y delegados de toda la región en donde unificar todas las luchas y votar un plan de acción para que la crisis la paguen los capitalistas.

Prensa

Virginia Rom 113103-4422

Elizabeth Lallana 113674-7357

Marcela Soler115470-9292

Paola Balma116693-2837

Temas relacionados: