logo PTS

Internacional

VENEZUELA

Lucha y organización de los trabajadores de Sidor

El pasado 11 de abril el presidente venezolano anunció la nacionalización de la empresa, propiedad del grupo argentino Techint; fue un primer triunfo de los trabajadores venezolanos, y en particular de los obreros sidoristas que luego de más de 9 paros escalonados, lograron torcerle el brazo a la patronal y al propio gobierno venezolano.

PTS

17 de julio 2008

El pasado 11 de abril el presidente venezolano anunció la nacionalización de la empresa, propiedad del grupo argentino Techint; fue un primer triunfo de los trabajadores venezolanos, y en particular de los obreros sidoristas que luego de más de 9 paros escalonados, lograron torcerle el brazo a la patronal y al propio gobierno venezolano. Publicamos a continuación extractos del primer número de “Hoja Obrera”, una publicación impulsada por trabajadores de base de Sidor. En la fábrica se mantiene la organización y movilización de los trabajadores, que han realizado la primera reunión de Comité de Fábrica (en Venezuela no existen las comisiones internas) en una de las gerencias de la empresa, cuyas resoluciones publicamos en estas páginas.

Nace la “Hoja Obrera”

Los que escribimos Hoja Obrera somos trabajadores sidoristas. Después de la lucha que hemos librado por el convenio colectivo y la nacionalización de la empresa, consideramos que es importante que nos empecemos a organizar para hacer sentir, además de nuestra voz sindical, también nuestra voz política.
Luchamos por la unidad de las filas obreras, pero desde la base (...) Los que hacemos Hoja Obrera, creemos que solamente podemos confiar en nuestras propias fuerzas (...) Este triunfo fue producto de nuestra lucha y de nadie más. Nosotros fuimos los que forzamos a Chávez a que tomara esa decisión. Recordemos que todo lo que había hecho el ministro del Trabajo, el Gobernador, y lo que hizo la Guardia Nacional con su represión, todo eso fueron lineamientos de arriba, la orden venía del gobierno nacional.

La Hoja Obrera es para comenzar a discutir que no podemos confiar en políticos que nos hablan de que el capitalismo es malo, y de socialismo, pero terminan negociando y aliándose a los empresarios (...)

Otra de las cuestiones que queremos discutir con Hoja Obrera, es la necesidad de organizarnos por la base, organizar los consejos de fábrica, con un delegado por cuadrilla votado directamente y removido cuando los trabajadores lo consideremos necesario, que representen a todos los trabajadores seamos fijos o contratados, y constituir comités de gestión y control obrero por Gerencia y a nivel de toda la empresa. Esto le faltó a la combatividad obrera de nuestra lucha (...)

Desde Hoja Obrera consideramos que ahora que hemos alcanzado esta nacionalización, aunque chucuta (pues los representantes de Ternium seguirán en la empresa con un determinado porcentaje), es necesario emprender la lucha por el control de la producción en toda la empresa, luchar por la profundización de la nacionalización total de Sidor con control obrero.

Desde Hoja Obrera luchamos para que nuestra clase tome un curso estratégico de independencia. Para esto es necesario luchar por la independencia del movimiento obrero y por la formación en los sindicatos de firmes tendencias revolucionarias que, a la vez que defienden la unidad del movimiento obrero, sean capaces de luchar por una política de clase y una composición revolucionaria de los mismos. Luchar por una política de independencia de clase quiere decir ser independiente del Estado y de los patrones pues estos terminan siempre favoreciendo a los empresarios, y refuerzan la explotación y debilitan nuestras fuerzas. Es por eso que Hoja Obrera pretende ser un boletín obrero militante, por la unidad obrera, la auto-organización y la independencia obrera, antagónico a los poderes de la burguesía y el Estado.

Luchemos por Comités de Control y Gestión Obrera

(...) En la empresa, estos organismos democráticos están siendo formados en las diferentes secciones de algunas gerencias de la empresa, y los trabajadores la han denominado “Comités de control y gestión obrera”. Su estructura parte de la elección democrática de un delegado por cada cuadrilla de las diferentes áreas dirigidas por un supervisor (...) los candidatos proceden directo del seno del movimiento y son elegidos por voto directo, a mano alzada, y removible en cualquier momento. Estos Comités han comenzado a echar raíces. Ya se han elegido alrededor de 24 delegados, uno por cada cuadrilla en el departamento de Productos Planos y en el de Barra y Alambrón. Y comienzan a elegirse en otros sectores. En la elección no hay diferencia entre obreros fijos y tercerizados, sindicalizados o no, pues todos somos iguales.

En principio, estos organismos tendrán como función:
presentación y discusión de todos los reclamos hechos por los trabajadores, supervisión del cumplimiento de la legislación laboral y convenios colectivos, las normas de seguridad y el trato digno de los supervisores hacia los trabajadores, la obligación patronal de consultar al comité cualquier propuesta ya sea para la producción o administrativa, y presentar pruebas efectivas de la culpabilidad del trabajador cuando la empresa quiera imponerle alguna sanción a un trabajador. Impulsar la unidad de los fijos y contratados y la lucha por el pase de los tercerizados a la plantilla de la empresa. También tendrá entre sus funciones la lucha por el control de la producción.

Estas funciones que servirán de escuela de la organización de la clase obrera se irán ampliando de acuerdo con el desarrollo y la experiencia de los trabajadores organizados y los problemas que se vayan presentando. Los trabajadores debemos prepararnos para el control de la empresa, la ejecución de planes de inversión y producción, el control de la gestión financiera, preparación en caso de conflictos globales de la empresa.

Será al calor de la lucha y de la actividad con el máximo de claridad que estos comités irán transformándose en verdaderos órganos de lucha, de la democracia directa. De esta manera este tipo de organización son los embriones de verdaderos órganos revolucionarios que serán el instrumento necesario para cohesionar y fortalecer la lucha contra el despotismo del capital. La perspectiva es impulsar este tipo de organización obrera en todas las fábricas, industrias y empresas de toda la región de Guayana, importante bastión obrero del país.


Se realizó la primera Asamblea Extraordinaria de Delegados del Comité de Gestión y Control Obrero de la Gerencia Supplychaing de Sidor

Este 2 de julio se realizó la primera Asamblea Extraordinaria de Delegados del primer Comité de Gestión y Control Obrero en Sidor de los sectores de Barra y Alambrón, Productos Planos y otras áreas de la empresa que componen la Gerencia Supplychaing que concentran a más de 400 trabajadores. Como ya hemos explicado, en todo el mes anterior se procedió a la elección de los delegados, siendo electo uno por cada cuadrilla compuesta por aproximadamente 20 obreros y removibles en cualquier momento. Esta primera asamblea se constituyó con la presencia de 17 delegados, con la presentación de los delegados de las distintas cuadrillas, exposición de los tópicos de la Asamblea, el nombramiento de un coordinador por área y un coordinador general, dando paso luego a las discusiones y las tareas inmediatas. La asamblea demostró gran entusiasmo por la dinámica del proceso, y a manera de síntesis, que luego ampliaremos en otras ediciones de este boletín, relatamos algunos de los puntos tratados y que expresan los objetivos que se pretenden.

1 En función de avanzar hacia el control de los trabajadores en la empresa y en la producción, se debatió sobre la necesidad de la elección directa de los cargos de jefatura de la gerencia por los propios trabajadores, y no como ha sido hasta ahora, que son nombrados desde arriba por la Junta Directiva. Por eso el debate más inmediato fue elegir por votación uninominal todos los cargos de jefatura de la gerencia siendo que para los mismos se pueden postular todos aquellos trabajadores que quieran ejercer dicho cargo; la aprobación fue unánime, dentro de la asamblea (...)

2 Otro de los puntos importantes fue la discusión sobre la lucha por la incorporación de los compañeros tercerizados para pasar a trabajadores a la nómina de Sidor, ya que esta fue una de las demandas fundamentales cuando luchamos por el convenio colectivo hasta que logramos la nacionalización de la empresa (...) La aprobación fue unánime, dentro de la asamblea.

3 Como parte de las tareas inmediatas, y por mejores condiciones de trabajo, se discutió y resolvió, en el caso del beneficio contractual del pago de la media hora de comida por cada jornada laborada (...) La aprobación fue unánime, dentro de la asamblea.

4 También se tocó el tema del traslado de personal de un área a otra, con el fin de colocarlo provisionalmente durante el turno fuera de su habitual área sitio de trabajo. Llegándose a la conclusión por mayoría que no se debe trasladar por ningún concepto a un trabajador a otra área.

A manera de ejemplo de estos puntos tratados, con la constitución de los Comités de Gestión y Control Obrero en las otras gerencias de la empresa, luchamos por avanzar realmente a que seamos los propios trabajadores los que controlemos y gestionemos toda Sidor. Por eso les planteamos a los trabajadores de las otras gerencias de Sidor la constitución de estos Comités, para que podamos realizar una verdadera Asamblea General de Delegados de toda la empresa y dar pasos decisivos hacia el control de la misma por los propios obreros.

Temas relacionados: