logo PTS

Mundo Obrero

SANTA FE

Otra vez asesinados por accidentes evitables

Luis Villarreal de 53 años trabajaba para la contratista Cryotec de Acindar en Villa Constitución y murió después de estar internado 23 días. Un escape de gases afectó cerca de 20 operarios pero Villarreal no pudo recuperarse.

PTS

28 de agosto 2008

Luis Villarreal de 53 años trabajaba para la contratista Cryotec de Acindar en Villa Constitución y murió después de estar internado 23 días. Un escape de gases afectó cerca de 20 operarios pero Villarreal no pudo recuperarse.

Ya pasaron casi un mes y ni siquiera informaron qué pasó ni qué gases fueron los que intoxicaron. Tampoco se sabe nada de la salud del resto de los compañeros intoxicados. Al enterarse del fallecimiento hubo un paro en la planta de Acindar por 24 horas. Esta muerte se suma a las de Dianda y Correa de hace 6 meses en una explosión en la reparación de un horno, y a la de Carlos Santillán de Paraná Metal (ex Metcon), fábrica vecina de Acindar, hace pocas semanas. Todos verdaderos asesinatos. Todos están impunes.

Las patronales son las culpables. En estos últimos años duplicaron la producción pero sin invertir en tecnología, sino aumentando los ritmos de trabajo. Y los nuevos puestos creados son totalmente precarios. Los que ingresan son contratados y deben cubrir varios puestos. Y además no pueden negarse a realizar trabajos peligrosos.

En esta situación de pérdidas de conquistas, los Comités de Seguridad Mixtos, patronal y obreros, que están funcionando en Acindar y Paraná Metal no sirven. Fueron implementados según el proyecto de ley de Rodríguez, el ministro de trabajo de Binner, y en acuerdo con la UOM de Villa pero está demostrado que no paran las muertes.
La provincia de Santa Fe supera el promedio nacional de accidentes laborales. En el primer semestre ya son 63 muertos. ¡Uno cada 3 días!

En Rosario murió otro joven albañil, Leonardo Meza de 19 años. A menos de una semana de que otros dos cayeran de un décimo piso.

La situación de los trabajadores de la construcción es terrible. El trabajo en negro y las malas condiciones son moneda corriente. El paro de luto que declaró la UOCRA no sirve.

El aumento de la producción y de la actividad industrial, como también el boom de la construcción es en base a la superexplotación y esta es la causa de los accidentes mortales.
El gobierno de Binner y su ministro de trabajo Rodríguez son responsables. Mientras el gobernador “socialista” dedicó grandes esfuerzos para defender las ganancias de los sojeros, y la gran burguesía rural e industrial, poco le importó la vida del obrero.
Hay que parar estas muertes. La UOM Villa Constitución, tanto el sector liderado por Paulón como el de Piccinini sigue apoyando los Comités de Seguridad Mixto que no sirven.

Es necesario votar en asambleas de trabajadores contratados y efectivos un representante por sector, y que tengan el poder de veto, es decir, de poder parar los trabajos inseguros. Los trabajadores solo podemos confiar en nuestras propias fuerzas.
Hay que terminar con la precarización. Todos los trabajadores en negro y contratados tienen que pasar a planta permanente.
El PTS llama a las organizaciones obreras, de derechos humanos, centros de estudiantes, partidos de izquierda, a los jóvenes trabajadores, artistas, docentes, periodistas y todos aquellos que están indignados por esta situación a realizar una gran campaña de denuncia.

Temas relacionados: