logo PTS

600 DESPIDOS PARA EL 2011 EN PARANA METAL

LAS DOS ALAS DE LA CTA, LA UOM Y LA CGT LLEVARON A LA DERROTA

Paraná Metal | Los obreros quisieron, los dirigentes no

El acuerdo firmado por la directiva de la UOM Villa Constitución – CTA Micheli fue una verdadera entrega de la lucha de los trabajadores de PM. Cristóbal López se salió con la suya.

PTS

7 de octubre 2010

por PTS Villa Constitución

El acuerdo firmado por la directiva de la UOM Villa Constitución – CTA Micheli fue una verdadera entrega de la lucha de los trabajadores de PM. Cristóbal López se salió con la suya. El gobierno de Cristina y el del “socialista” Binner fueron cómplices de la maniobra empresaria. De los 900 compañeros sólo quedan trabajando 220 operarios, el resto suspendido. En 6 meses habrá 680 obreros para quienes “quedarán suspendidos los efectos del contrato de trabajo”, es decir que quedan despedidos. Aunque algunos dirigentes de la UOM Villa y la CTA se justifiquen diciendo que “fueron los trabajadores los que votaron el acuerdo en asamblea”, para justificar que no hubo una traición, esto es una maniobra cínica: luego de encabezar una gran lucha, con 30 días de corte de autopista y muchas otras acciones, y ante la pasividad de la Directiva que se negó a profundizar las medidas, y que generó expectativas en las negociaciones que se dilataban sin resultados positivos, los obreros se vieron obligados a aceptar un acuerdo desfavorable.

El acta dice que los obreros suspendidos cobrarán $ 2.001 ($1.900 lo pone el Estado, $ 101 la patronal) por un año. Los 220 que queden en planta (que se rotaran por mes) cobrarán según el convenio UOM rama 4-laudo 29, que es el actual, aunque sólo cobrarán el 70% de los adicionales de empresa que tenían. Para poder llegar a este sueldo el Estado deberá poner $1.200. Transcurrido el año, recibirán el salario de la rama 17, es decir $ 1.200 menos y ningún adicional hasta que la patronal “tenga ganancias”. Sólo tendrán aumento de salario si la patronal acepta, más allá de cualquier paritaria nacional que firme UOM. Y de los más de 20 delegados, entrarán a planta sólo 8 y con sus funciones totalmente limitadas. Frente a cualquier dificultad no pueden hacer nada, sólo avisar a la directiva y ésta a la patronal. La indemnización será calculada con el sueldo de julio de este año y se pagará hasta en 10 cuotas. Los trabajadores contratistas, mas de 170, quedan todos afuera, por los días caídos -más de dos meses de lock out patronal- recibirán $450 y los efectivos $650.

Es un acuerdo de fábrica ilegal, en el que se dejan de lado leyes laborales como así también convenios que favorecen a los trabajadores. Por eso exigen que cada trabajador lo firme personalmente.

La UOM Villa Constitución quiso hacer pasar esto como un triunfo gracias a que la fábrica se reabrió. Pero claramente, la bronca de los trabajadores a la salida de la última asamblea demostraba la derrota a la que fue llevando la directiva. Por segunda vez, se veían obligados por el hambre y la falta de opción (ya que su directiva se negaba a redoblar la lucha) a aceptar un acuerdo nefasto. Lo que se haya conseguido en esta lucha (como el pago de $2.000 por las suspensiones) fue por la voluntad de los trabajadores; lo que no se logró, fue por las agachadas de la dirección.

Posiciones

Las dos alas de la UOM Villa, la de Alberto Piccinini, apoyada por Pablo Micheli, y la de Victorio Paulón, avalada por Yasky y los K, fueron responsables de la derrota. Piccinini y la directiva se negaron a luchar por un paro nacional de la UOM, medida que fue votada en varias asambleas. Debilitaron y vaciaron el corte de la autopista, acapararon la información, no impulsaron el fondo de huelga y lograron que se extienda el hambre y la desmoralización. Paulón y la Comisión Interna de Acindar orientada por él evitaron que 3.000 obreros de esa fábrica entren en escena como batallón de apoyo, profundizando así la división entre los metalúrgicos de la región, cuando varias asambleas de sectores habían votado parar y unirse a la lucha solidaria con PM, y se habían juntado más de 300 firmas de obreros de ambas fábricas que reclamaron una asamblea conjunta para votar un paro efectivo. Lamentablemente los miembros de la Comisión Interna de PM no se diferenciaron de los dirigentes, incluido el vocero y negociador como Alberto Churichi. Todos ellos son responsables de cómo terminó este conflicto.

Ambas alas de la CTA usaron la lucha de PM como propaganda electoral, mientras llevaban a los trabajadores en lucha al desgaste, cuando estos contaban con una enorme popularidad y apoyo del pueblo, de estudiantes y de trabajadores hasta de otros gremios. Era una lucha que tenía todo para ganar, excepto su dirección. Micheli, que en un acto en la autopista había prometido un paro se negó a convocarlo y es corresponsable de una traición que llevó a cientos de despidos. Un debut vergonzoso para la lista 1, nueva dirección de la central.

La CCC-PCR, presente en el corte de autopista, es parte integrante de la lista 1 de Micheli – Piccinini, y su dirigente docente Darío Perillo fue electo secretario de organización nacional de la CTA. En el mismo periódico en el que acusa correctamente de traidora a la UOM y a la CGT, dice que “el triunfo de la lista 1, fortalece las luchas y contribuirá a que la clase obrera siga en el centro de la escena política”. Engañaron a los trabajadores llamando a que confíen en los dirigentes que luego entregaron la lucha de Paraná Metal. Y concretada la entrega nada dicen de la CTA de la cual la UOM Villa es parte. Luego critican el acuerdo para posar de combativos, pero sus dirigentes de Rosario comparten palcos y halagos con la conducción de la CTA, amiga de Piccinini. Una vergüenza.

La CGT y UOM Nacional apostaron desde el primer día a la derrota. El secretario general de la CGT Santa Fé, Cejas, afirmó que Paraná Metal era “inviable” con todos los obreros adentro, los mismos argumentos que Cristóbal López. Son los grandes traidores de esta lucha.

El Partido de los Trabajadores Socialistas (PTS), aportó desde el primer día a esta gran lucha metalúrgica, juntando plata en facultades y lugares de trabajo, bloqueando el casino de López junto a los trabajadores y otras organizaciones, yendo con una fuerte delegación en el acto del 15 de Septiembre, proponiendo a los estudiantes de Capital que la marcha de 20.000 de la Noche de los Lápices la encabecen los obreros de PM, luchando junto a delegados metalúrgicos para imponer el paro solidario de Acindar, ayudando a poner en pie la Comisión de Mujeres y la Comisión de Lucha. Estamos orgullosos de nuestra participación y creemos que esta experiencia de los compañeros de PM con su dirección sindical, con Piccinini y Paulón, como con los gobiernos de Cristina y Binner, son las bases para poner en pie una corriente clasista y antiburocrática, independiente de las burocracias y sus proyectos políticos.

Prensa

Virginia Rom 113103-4422

Elizabeth Lallana 113674-7357

Marcela Soler115470-9292

Paola Balma116693-2837

Temas relacionados: