logo PTS

Secundarios

MAS DE 7 DÍS DE TOMA CON PAROS Y ASAMBLEAS

Pellegrini: Apoyemos la lucha de [email protected] estudiantes, docentes y no docentes

Hace días que los docentes, estudiantes y no docentes del colegio Carlos Pellegrini están en lucha. El conflicto se inicia porque el rector Jorge Fornasari (Franja Morada) comenzó a poner a dedo a los docentes1. Una evidente maniobra que busca poner gente afín a su gestión y disciplinar al movimiento docente y estudiantil que viene peleando por la democratización.

PTS

7 de abril 2011

Pellegrini: Apoyemos la lucha de l@s estudiantes, docentes y no docentes

Hace días que los docentes, estudiantes y no docentes del colegio Carlos Pellegrini están en lucha. El conflicto se inicia porque el rector Jorge Fornasari (Franja Morada) comenzó a poner a dedo a los docentes1. Una evidente maniobra que busca poner gente afín a su gestión y disciplinar al movimiento docente y estudiantil que viene peleando por la democratización. El prontuario de este rector es nefasto por dónde se lo mire. En una reciente entrevista a TVPTS, Juan Klas, 1er vocal del Centro de Estudiantes del Pellegrini (CECaP), denuncia que Fornasari entró a dar clases en el 76’. Mientras los genocidas hacían desaparecer a 36 estudiantes del colegio, docentes como Fornasari hacían la vista gorda…
Pero Fornasari, su vicerrector y sus amigos no están solos. Los bancan el Consejo Superior de la UBA en un acuerdo entre kirchneristas y radicales que buscan mantener el poder de la universidad en manos de unos pocos, para continuar con las políticas privatizadoras y con el manejo del presupuesto. Todos recordamos cómo asumió el impresentable rector de la UBA, Rubén Hallú (que cobra $31.621 por mes cuando el salario promedio de un docente universitario es de $1.491): en forma totalmente antidemocrática reprimiendo con la policía federal -que mandó el gobierno de Kirchner- a los estudiantes que luchaban por la democratización, y llamándolos “delincuentes”.

Si así asumió Hallú, no debería extrañarnos que Fornasari y sus seguidores – con el apoyo de la burocracia de la UTE-CTERA- se dediquen a propinar amenazas al Centro de Estudiantes y a los jóvenes que participan de la toma, pasándoles faltas, permitiendo el ingreso de la policía en el colegio y hasta prohibiéndoles decir la palabra “asamblea”. El ministro de Educación Alberto Sileoni –el mismo que denunció penalmente a los estudiantes de Sociales que el año pasado ocuparon el ministerio en reclamo del edificio único- pretende lavarse la cara tratando de separarse de Fornasari, pero si éste sigue en pie es porque cuenta con el aval de kirchneristas como Barbieri, el decano de Económicas.

El martes pasado, más de 400 padres se reunieron en el colegio y terminaron repudiando masivamente al rector al grito de ¡Fuera Fornasari! Claro que se tiene que ir y hay que masificar y redoblar la pelea para ello, pero toda esta lucha de cientos de jóvenes que nacen a la vida política no puede terminar en un cambio cosmético, o lo que es lo mismo, con la designación de otro rector pero en versión “progre”. De una vez por todas hay que ir a fondo por una democratización real en el Pellegrini para que los estudiantes, docentes y no docentes tengan voz y voto. Hay que pelear por que se vaya el rector, en la perspectiva de una verdadera democratización que conforme un gobierno tripartito de estudiantes, docentes y no docentes.

La masificación de la lucha para que triunfe es una tarea fundamental. Un primer paso debería ser que la próxima reunión de la CUES –previo acuerdo con los estudiantes del colegio- sesione en el Pellegrini y resuelva la inmediata coordinación con otras escuelas, y preparar una importante movilización para el miércoles 13/04 al Rectorado de la UBA junto con la FUBA, los Centros de Estudiantes y los docentes y no docentes. Hay que redoblar la pelea no sólo para avanzar en una verdadera democratización en el Pellegrini sino como puntapié para iniciar un nuevo movimiento de lucha secundario contra las políticas antieducativas de Macri y el gobierno nacional, como ya lo están haciendo los estudiantes del Normal 7 que salieron a pelear tomando el ejemplo de los miles de jóvenes que participaron en la lucha estudiantil del año pasado por más presupuesto educativo y mejoras edilicias.

Por todo esto decimos:

Sí al acrecentamiento de horas de los docentes. No a la intervención de los departamentos. No al avasallamiento de los derechos laborales
Basta de persecucion a los estudiantes. No al pase de faltas y a las sanciones

Fuera fornasari, democratización ya. Por un gobierno tripartito de estudiantes, docentes y no docentes.

Agrupación No Pasaran, En Clave Roja y graduados del Pellegrini en la Juventud del PTS

Temas relacionados: