logo PTS

MOVIMIENTO OBRERO

PepsiCo ataca nuevamente a sus trabajadores

Los trabajadores de PepsiCo Snakcs (Planta Florida), junto con su comisión interna, nos venimos movilizando denunciando la pérdida de puestos de trabajo y la desactivación gradual de la planta

PepsiCo ataca nuevamente a sus trabajadores
6 de noviembre 2014

Los trabajadores de PepsiCo Snakcs (Planta Florida), junto con su comisión interna, nos venimos movilizando denunciando la pérdida de puestos de trabajo y la desactivación gradual de la planta. El viernes 31/10 marchamos al Ministerio de Trabajo, donde planteamos a los funcionarios que la empresa yanqui pretende llevar adelante el vaciamiento progresivo, con cierre de líneas, tercerización de la logística, una desinversión en los sectores para que no funcionen líneas enteras. Usan el argumento de que hay bajas ventas que no son tales. Están haciendo “arreglos” pagándoles el 200% a trabajadores para que se vayan, son puestos de trabajo que no se reponen y corremos el riesgo que avancen con despidos o quieran cerrar la fábrica.

Es un ataque a los trabajadores y a su comisión interna, que hace rato venimos organizándonos, que nos referenciamos en la izquierda y los sectores combativos, que coordinamos con los luchadores de la Alimentación y de la Zona Norte. Además del vaciamiento ofensivo, no quieren abonar el aumento del premio por productividad que se paga a fin de año y licenciar a todo el personal de producción durante todo enero. Quieren suprimir conquistas logradas en estos años. Es un ataque político creemos.

Ya habíamos rechazado en varias asambleas estas medidas de la patronal y votamos llevar medidas adelante contra este ataque.

El 4/11, ante nuevas provocaciones de la empresa, sacamos una declaración como Comisión Interna, donde dejamos en claro que rechazamos las suspensiones y el resto de los ataques.

El nuevo ataque es el intento de suspender a tres compañeros del turno A porque dicen que estaban insultando a los gritos a la salida del comedor. Una mentira grande como una casa. Tienen de testigo al Gerente de RRHH, Vallone, que dice que escuchó, pero no los vio.

Los compañeros no insultaron a nadie, ni gritaron. En cambio Vallone si los trató de forma despectiva. ¿Y no va a ser sancionado?

Además no quiso dejar entrar a planta a la delegada Catalina Balaguer y no le quiere pagar el día.

Estas actitudes de la empresa solo están originando un conflicto mayor en vez de tratar de dialogar.

Rechazamos este nuevo ataque, y vamos a doblegar las medidas para que se acaben los ataques.

Corresponsal Zona Norte

Temas relacionados: