logo PTS

Mundo Obrero

Proceso de asambleas en el Ministerio de Trabajo

Desde los primeros días de abril, cuando en las “paritarias” la burocracia de UPCN cerró un acuerdo de aumento salarial con el gobierno nacional por un 19,5%, en dos cuotas y a partir de junio, los trabajadores del Ministerio de Trabajo, Empleo y Seguridad Social comenzaron a autoorganizarse en masivas asambleas de base en todo el país

22 de mayo 2008

Desde los primeros días de abril, cuando en las “paritarias” la burocracia de UPCN cerró un acuerdo de aumento salarial con el gobierno nacional por un 19,5%, en dos cuotas y a partir de junio, los trabajadores del Ministerio de Trabajo, Empleo y Seguridad Social comenzaron a autoorganizarse en masivas asambleas de base en todo el país, reclamando aumentos salariales de emergencia que se adecuen a los valores de la canasta familiar y el pase a planta permanente para el 80% del personal contratado, vale decir precarizado.

Sobre un total de 35 Delegaciones Regionales distribuidas en el país, en por lo menos 20 hubo procesos asamblearios, democráticos y antiburocráticos, con paros parciales, totales, por sector, con reducción de las inspecciones, etc.

Paradójicamente el Estado empleador mantiene en el “orgulloso” Ministerio de Trabajo a su personal con sueldos que se encuentran por debajo de la línea de la pobreza (el sueldo básico, por ejemplo, de un inspector precarizado es de $460, completándose con adicionales no remunerativos y cifras en negro un promedio de $1500 mensuales), no garantiza el derecho constitucional a la estabilidad laboral ni cumple con las normativas internacionales en materia de inspección (el Ministerio forma parte de la OIT, organización que estipula la estabilidad laboral de los inspectores nacionales). Todo esto, sin olvidar que, desde 2003, las autoridades con Carlos Tomada a la cabeza, no lograron que descienda el escandaloso 45% de trabajo no registrado: uno de cada dos argentinos trabaja en negro, contrastando con toda la propaganda oficial de “Trabajo Registrado”.

Los procesos de lucha de los trabajadores del Ministerio continúan profundizándose y, no se descarta la agudización del conflicto, dadas las condiciones indignas de trabajo, dentro de una Administración Pública Nacional que no se cansa de reivindicar sus récords de recaudación impositiva y de divisas en el Banco Central.

Corresponsal

Temas relacionados: