logo PTS

Notas relacionadas

ROSARIO: Dreyfus, cuando el aceite quema las manos del patrón

PTS

16 de abril 2009

por Josefina Luzuriaga y Loreley Fojo

Se va a acabar... se va a acabar... la dictadura patronal”, este es el canto de los trabajadores aceiteros la madrugada del 9 de abril. Están de paro. Bloquean los ingresos a la planta Dreyfus. Quieren doblarle el brazo a un gigante.

“Se va a acabar... se va a acabar... la dictadura patronal...”

Es de noche en General Lagos, al sur de Rosario, frente a las puertas de la planta aceitera Dreyfus. Los trabajadores aceiteros están decididos a mantener el paro. Y no están solos. Los acompañan los trabajadores camioneros. Van a ganar.

El comienzo del conflicto

Los trabajadores aceiteros de Rosario y Gran Rosario, habían comenzado una paritaria con 3 gigantes de la oleaginosa como Cargill, Molinos Río de la Plata y Dreyfus, exigiendo aumento salarial y el pase a planta para todos los trabajadores contratistas.

Cuando el miércoles 8 de abril por la tarde, la empresa Dreyfus pretende cortarse de la negociación y se levanta de las paritarias, se inicia el conflicto.

Adrián Dávalos, secretario general de aceiteros Rosario, declaraba en ese momento que “El conflicto se suscita al no llegar a un acuerdo salarial con la patronal, que además exigía que haya dos planillas salariales, una para el contratista –que es aceitero, está dentro del convenio- y otra para el efectivo, que consideramos que es una maniobra totalmente discriminatoria y es por eso que se llega a este conflicto”.

Los trabajadores de Dreyfus, en asamblea, deciden iniciar el paro desde las 18 hs y el bloqueo de los ingresos de camiones a la planta. Esta fue una medida muy importante, porque paraliza a miles de camiones en las rutas de los alrededores de la planta, y unos 900 al interior de su estacionamiento.

Los camioneros cortan la ruta pidiendo que se solucione el conflicto, que les impone estar varados en las rutas sin saber por cuanto tiempo.
La patronal, como tantas veces, intenta utilizar a unos trabajadores contra otros, usar la bronca de los camioneros contra la justa lucha aceitera.

El ministerio de trabajo de Binner interviene, decretando la conciliación obligatoria, pero los aceiteros denuncian que esto es una jugada que solo beneficia a la patronal, y la desconocen.

Con el correr de las horas, la firmeza de los aceiteros logra sus frutos: los camioneros ven que fueron engañados por Dreyfus, el conflicto no se va a resolver si los aceiteros no logran sus reclamos. Y se produce algo nuevo: a la una de la madrugada se realiza una asamblea conjunta de aceiteros y camioneros. Todos deciden en común los pasos a seguir.

Asamblea y Piquete conjunto de aceiteros y camioneros

Camionero: “Mira los barcos como se los llevan y a nosotros nos quieren tratar de boludos, estamos cansados de estar acá, hace dos días estamos acá esperando, queremos descargar, no tenemos un baño digno, nos tratan como animales y nosotros somos seres humanos”.

Aceitero: “Recién dijeron que estábamos a punto de arreglar, nos ofrecieron 250 por única vez... Nosotros reclamamos 1000 y la igualdad de salarios para todos, acá hay dos salarios uno para los contratistas y otro para los de planta y nosotros no lo podemos permitir. (...) Vamos a darle lugar a los compañeros para que se expresen y tomamos una decisión entre todos...”

La asamblea conjunta decide darle 10 minutos a Dreyfus para solucionar el conflicto.

“Se va a acabar... se va a acabar, la dictadura patronal”
Dreyfus acepta el pedido de los aceiteros. Los delegados informan en la asamblea que se consiguió el aumento, y aclaran que si los camioneros quieren mantener el piquete, por sus propios reclamos, los aceiteros los apoyan.

“Unidad, de los trabajadores, y al que no le gusta se jode”

Al finalizar, Daniel Yofra, secretario adjunto de Aceiteros Rosario declaró:

Acá pasó lo que pasa en todo el cordón industrial con este tipo de empresas, quieren hacer dos sueldos, uno para el contratista y uno para el personal de fábrica (...) lo que nosotros hoy venimos a exigir no es solamente un aumento salarial, sino una igualdad entre trabajadores (...) vino el ministerio y queremos denunciar que el ministerio estuvo a favor de la patronal en vez de estar a favor de los compañeros. (...) Esta pelea no se termina acá, porque nosotros lo que venimos exigiendo a la empresa desde el año pasado es que todos los compañeros sean efectivos y de planta porque los primeros que pagan el pato en la crisis ya sea internacional o del país son los contratistas y nosotros no vamos a permitir que echen a ningún contratista. Sabemos que la situación es difícil y hoy por primera vez nosotros pudimos hacer una hermandad con los compañeros camioneros y por eso tenemos el triunfo. Sino fuera por ello nosotros hoy no estaríamos acá festejando.

Pablo, camionero dijo: hoy estábamos del otro lado, de allá, ahora estamos de acá. Esto sabes lo que significa? Que somos todos una misma cosa, ellos y nosotros y sabes que fue lo que me llevo a hacer esto? Es el instinto de una persona y el corazón porque yo digo pelea de pobres contra pobres, pero estamos todos mal. Entonces dijimos, basta de pelea de pobres contra pobres, entonces dijimos vamos a unirnos porque se dice el pueblo unido jamás será vencido...


DREYFUS EN NÚMEROS

Es uno de los procesadores y exportadores de soja más importantes del país, de origen francés.

Encabeza el ranking de las mas grandes en capacidad de molienda junto con Bunge, Molinos, AGD, Cargill y Vicentín

20.000 millones de dólares de ventas anuales (promedio)

77% aumentaron sus ganancias en 2008

1% es el porcentaje destinado a salarios en Dreyfus Argentina

Prensa

Virginia Rom 113103-4422

Elizabeth Lallana 113674-7357

Marcela Soler115470-9292

Paola Balma116693-2837

Temas relacionados: